Contactar

 

Itaca. Crítica. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jerónimo López Mozo.   
Sábado, 27 de Marzo de 2010 11:23

ÍTACA
La Odisea y otros retornos

[2007-01-04]

En la impresionante primera escena de Ítaca, un tren avanza en medio de la noche desde el fondo del escenario hasta detenerse en él, convertido en estación de ferrocarril.


ÍTACA
La Odisea y otros retornos

Título: Ítaca.
Versión a partir de la Odisea de Homero: Félix Grande.
Dramaturgia: Francisco Suárez.
Música original: Juan de Pura.
Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda.
Ayudante de escenografía: Emilio Valenzuela
Figurines: Alejandro Andujar.
Ayudante de vestuario: Carmen Mancebo
Iluminación: Ramón Loredo.
Coreografía: Alegría Suárez
Lucha escénica: Iñaki Arana
Voz solista: Aurora Losada “Aurora”.
Coro de Cantaores: Samara Losada, Vanesa Losada, Jacob Quirós, Rubén Quirós. 
Músicos:
Juan A. Suárez “Cano” (Guitarra), Pablo Suárez (piano y teclados), Daniel Suárez “Sena” (Percusión), Nacho Arimany (Percusión), José Luis López (Violonchelo), Konstantin Chakarov (Violín), Pedro Martín (Contrabajo) y Raúl Marqués (Trompeta)
Arreglos musicales: Cachapines
Ayudante de Dirección: Pilar Ruíz
Producción: Teatro Español
Intérpretes: Esperanza Roy (Deportada doce/Circe), Iñaki Arana (Sargento), Gorka Zubeldia (Militar 1), Damiá Plensa (Militar 2), Paco Gallego (Militar 3), Pablo Menasanch (Militar 4), Antonio Medina (Deportado Uno/Euemo), Alicia Agut (Jefe de Estación/Homero), Alejandro Albarracín (Deportado dos/Telémaco), Vicky Lagos (Deportada tres/Madre de Ulises), Alegría Suárez (Deportada cuatro/ La Aurora de rosados dedos), Raquel Gribler (Deportada cinco/Calipso), Zulima Memba (Deportada seis/Atenea), Macarena Vargas (Deportada siete/Nausica), Miguel Molina Deportado ocho/Ulises) , Tomás Pozzi (Deportado nueve/Polifemo), María Isasi (Deportada diezx/Penélope), Guillermo Montesinos (Deportado once/Hermes) y Juan de Pura Aedo/Cantaor).
Coro de cantaores: Samara Losada, Vanesa Losada, Jacob Quirós y Rubén Quirós.
Dirección musical: Juan de Pura.
Dirección: Francisco Suárez.
Estreno en Madrid: Teatro Español, 9 – XI - 2006.

MARÍA ISASI/ MOGUEL MOLINA
ALEJANDRO ALBARRACÍN

ESPERANZA ROY/ G. MONTESINOS

ANTONIO MEDINA
FOTOS: CHICHO

En la impresionante primera escena de Ítaca, un tren avanza en medio de la noche desde el fondo del escenario hasta detenerse en él, convertido en estación de ferrocarril. De los vagones desciende un nutrido grupo de gitanos deportados que son recibidos en el andén por agentes nazis. Allí, en aquel lugar desangelado, bajo una gigantesca marquesina metálica, han de aguardar la llegada de otro tren que les llevará a algún campo de exterminio. Será cuando amanezca. Para entretener la larga espera, el jefe de estación les lee fragmentos de La Odisea, un libro para ellos desconocido, pero en el que bien pronto se reconocen. A partir de ese momento, hacen suya la aventura de Ulises y asumen los papeles de los personajes del poema homérico. Así, los deportados interpretan al héroe, a su madre y a su hijo Telémaco, a Calipso, a Atenea, a Nausica, a Polifemo, a Hermes… Reproducen las etapas del largo camino que devuelve a Ulises a Ítaca y participan de su felicidad. Recibido por la Aurora de Rosados Dedos, unido de nuevo a los suyos y a su fiel criado Eumeo y abatidos quiénes, en su ausencia, turbaron la paz de su casa, los gitanos vuelven a ser ellos mismos, protagonistas de otra historia con final muy distinto. Ellos no verán el final de su destierro. No retornarán a la región india de Punjab, cuna de sus antepasados, sino que continuarán su fatídico viaje hacia la muerte.
 


MARÍA ISASI
VICKY LAGOS
FOTO:CHICHO
El espectáculo concebido por Francisco Suárez tiene la belleza y la enorme fuerza que emana del flamenco, arte capaz de hurgar en las entrañas de los hombres e incendiar cuanto les rodea. La tentación de dignificarle proporcionando a lo que se cuenta un soporte literario de peso es loable, pero a veces juega malas pasadas, rebajando la grandeza de lo que se muestra. No se llega a tales extremos en Ítaca, pero, en ocasiones, el riesgo acecha peligrosamente. Sucede en la primera parte, la que describe el viaje de Ulises. El mosaico de aventuras que se muestra no alcanza la homogeneidad deseable, ni todas están resueltas con igual acierto. Tampoco la lectura de fragmentos de La Odisea, a veces demasiado extensos, ayuda a unir las piezas. Al contrario, abre fisuras que rompen un ritmo que pide a gritos que nada le interrumpa. Hay, con todo, momentos brillantes, fogonazos de creatividad que mantienen viva la esperanza de que se produzca el milagro. Llama la atención la inclusión de algunas escenas de humor que nada tienen que ver con la estética del espectáculo, que, sin embargo, no desentonan y son bien acogidas por el público. En una, Polifemo, interpretado por Tomás Pozzi, se presenta como un ridículo monstruo a mitad de camino entre Hitler y Mussolini. En otra, la morada de Circe se convierte en un muy norteamericano escenario circense, en el que la diosa, interpretada por Esperanza Roy, se convierte en una deslumbrante Marilyn Monroe.

Si algo cupiera reprochar a la inclusión de esta parodia del mundo de la revista en un espectáculo de la naturaleza de Ítaca, todo queda compensado por el placer de volver a ver a tan estupenda actriz en una faceta profesional en la que fue maestra.

El esperado milagro se produce, al fin, en la segunda parte. La acción transcurre en el hogar de Ulises. Allí es recibido por La Aurora de Rosados Dedos (Alegría Suárez), que le bendice con su baile; por Atenea (Zulima Memba), su protectora; por su criado (Antonio Medina); por su hijo Telémaco (Alejandro Albarracín); y por Penélope, su esposa (María Isasi). Miguel Molina alcanza los momentos de mayor intensidad en el papel de Ulises. Todas las piezas encajan perfectamente. Música, baile, cante flamenco y teatro se funden y funcionan como un reloj.


ALEGRÍA SUÁREZ
FOTO: CHICHO

Lo que habían sido destellos, alcanzan cimas de perfección. Nadie sobra. Nadie queda en un segundo plano. Allí están, en primera fila, los cantaores Juan de Pura y Aurora LosadaAurora”, el coro, los músicos del foso…  Es el momento en que ninguno de los intérpretes destaca sobre los demás. Es el momento, en fin, en el que a uno le gustaría que la explosión de arte gitano no cesara.


ESPERANZA ROY, BOYS  Y , MIGUEL MOLINA

FOTO: CHICHO


JERÓNIMO LÓPEZ MOZO
Copyright©lópezmozo


Teatro Español
Aforo: 760
Director: Mario Gas
C/ Príncipe, 25
28012- Madrid
Concejalía de las Artes
Ayuntamiento de Madrid.
Tf. 91 3601484
Metro: Sevilla y Sol
Parking: Pz. Santa Ana,
Pz. Jacinto Benavente y Sevilla.
http://www.munimadrid.es
Entradas: Sucursales de la Caixa de Cataluña
y Tel-entrada (24 horas) 902 10 12 12

 

Última actualización el Sábado, 01 de Mayo de 2010 09:57
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium