Contactar

 

El grito en el cielo. Entrevista PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande   
Lunes, 11 de Enero de 2016 13:11

EL GRITO EN EL CIELO

"Con esta obra, Juan, aventamos tus cenizas, con la esperanza de que
germinen en el corazón de quien contemple.
In Memoriam Juan de La Zaranda, 1954-2013"

grito cielo COLLAGE copia 

FOTO BASE: JUAN CARLOS GARCÍA Y VÍCTOR IGLESIAS
TRATAMIENTO DIGITAL: www.madridteatro.net 

La Zaranda, Premio Nacional en 2010,  comenzó en esto del teatro hace cuatro décadas en 1978. Desde entonces sus constantes teatrales han sido según sus creadores:

  • el compromiso existencial y el partir de sus raíces tradicionales para revelar una simbología universal. Como recursos dramáticos: la búsqueda de una poética trascendente sin perder la cotidianidad, el uso simbólico de los objetos, la expresividad visual, la encarnación de textos en situaciones puramente teatrales y la plasmación de personajes vivos; y como método de trabajo, un riguroso proceso de creación en comunidad. Desarrolla una poética teatral que lejos de fórmulas estereotipadas o efímeras, se ha consolidado en un lenguaje propio, que siempre intenta evocar a la memoria e invitar a la reflexión.

Esta trayectoria les ha valido un gran prestigio internacional y los premios de la crítica parten de  Madrid, Barcelona, Montevideo, Buenos Aires o Nueva York, entre otras ciudades. Son incontables los festivales recorridos en más de treinta países en tres continentes.

Su residencia artística ha recorrido el Theatre Sorano de Tolouse y la Biennale di Venezia. Han impartido cursos en en la State University de California, Villanova University de Philadelphia, el Institut del Teatre de Cataluña, CCBB internacional de Sao Paulo, etc…

  Sin 6 b
  FOTO: JUAN CARLOS GARCÍA Y VÍCTOR IGLESIAS

Estas son las credenciales de un grupo ya mítico al que se dirige Juan Carlos Pérez de la Fuente, director artístico del Teatro Español, y presenta como

  • la compañía española más internacional. Para eso estamos aquí, para que, aunque tengan que pasar otros cuarenta años, sea también la compañía española más importante a nivel nacional. Cuando pasen cuarenta años se dirá la verdad sobre La Zaranda. Se dirá , si quien los ve se siente la sensibilidad de los que es lo español, que engancha. Uno se pregunta "¿Qué sois"? ¿Sois lo grotesco, lo trágico? Sois lo español, por esencia. Pasan los siglos  y vemos que más  da que sea Vinagre de Jerez o Cuando la vida eterna se acabe...o El grito en el cielo. Cuando se hable en este "jodío" país hay que pasar por La Zaranda. Están desapareciendo tantas cosas dentro de las compañías, vosotros tenéis que seguir ahí. Os lo he dicho y quiero decirlo ahora públicamente, con la satisfacción de ser el primer director de teatro público que os he traído a Madrid en aquella maravillosa Sala Olimpia- Centro Dramático Nacional junto al Teatro María Guerrero - con Cuando la vida eterna se acabe. Como director de teatro público "jode" que la Bienal de Venecia cuente con vosotros y que, aquí, no se tienda la mano. Y me dicen tan serios: "Estamos en Matadero".  Quiero expresar de una forma más rotunda que los teatros públicos y, en este caso, el Teatro Español sepáis que está ahí y que la aventura próxima teatral estemos también ahí metidos con todo. Bienvenidos al Teatro Español, Es un honor que estéis con nosotros para hablar de lo que habéis hablado siempre: la deshumanización y la trascendencia, casi nada.

PACO DE LA ZARANDA:
NACÍ PARA EL TEATRO Y
EL TEATRO ME LO HA DADO TODO

Paco de la Zaranda, director de la obra y miembro eterno desde la fundación del grupo manifiesta que

  • me sentí pequeñín y emocionado la primera vez que llegué a este teatro. Como ésta era la quinta vez no me llegué a emocionar, pero entrar en este espacio me conecta con el misterio, algo que yo no me puedo explicar. Al ver todos los nombres de autores - sala Benito Pérez Galdós del Teatro Español - siento que detrás de ellos hay una pasión, y yo siento que el teatro es una pasión y un poco más. La verdad es que no sé qué soy, no sé qué hago. Lo que sí es  que, cada vez, siento una responsabilidad más grande, porque, cada vez, hay más gente que se emociona y comulga con lo que hacemos, que, al fin y al cabo, somos obedientes a la conciencia que nos marca el teatro. 
grito 1 b  
PACO DE LA ZARANDA
FOTO: www.madridteatro.net
 

En los años setenta cuando La Zaranda comenzó a hacer teatro pensaban el teatro les permitía

  • expresar lo que somos y sentíamos. Después el teatro ha ido haciendo nuestras vidas y hemos vivido gracias a él, hasta tal punto de  que  "yo soy" gracias al teatro.  Sin el teatro no es que mi vida no tuviera sentido, sino que nací para el teatro y el teatro me lo ha dado todo. Hoy ya no digo que quiero expresarme a través del teatro, Hoy digo que quiero que el teatro se exprese a través de nosotros, y que el teatro es mucho  más importante que el teatro de La Zaranda. Nosotros hacemos teatro para que el teatro siga vivo y. de alguna manera, la semilla que nosotros dejemos renazca en la cantidad de gente joven que hay luchando por expresarse o por, quizás como nosotros, expresarse a través del teatro, y que llegará un momento en que se den cuenta que es el teatro el que hace que se exprese.

EUSEBIO CALONGE:
UN ESPACIO COMO EL ESPAÑOL,
TRANSMITE QUE UNO REGRESA A SU CASA

Eusebio Calonge es el eterno creador de textos en La Zaranda, y compara el teatro a un templo.

  • En ese patio de butacas, cuando está vacío, uno encuentra ese silencio grande, esa bóveda grande donde uno espera aparezca la musa, pero además de esta sacralidad que siempre transmite, un espacio como el Español, también transmite que uno regresa a su casa. Regresa a una familia con nombres que ya son nombres propios, de tanta gente grande que hemos conocido. Gente humilde, gente sencilla y que tanto nos han enseñado. Para nosotros el Teatro Español siempre ha sido un aprendizaje y un modo muy visceral. No todo es trayectoria, no todo es "curriculum", ni tiene por qué serlo. Hay algo muy anterior a todo eso como es el trato humano, la fraternidad de compartir conversaciones, vinos y risas. Todo eso lo hemos sentido aquí. El Teatro Español siendo un templo y una estructura de tanto escenarios, no ha perdido eso de hogar, que para La Zaranda, fuera del refugio de ensayos siempre se siente desvalido. Por eso es muy importante. De ahí mi gratitud y alegría de estar, como siempre,  con esta gente.   

VIAJE HACIA LA LIBERTAD PERDIDA

El grito en el cielo está conectado con los geriátricos en donde los que

acaban el peregrinar de sus vidas, fueron depositados como órganos deteriorados en este geriátrico aséptico, sin más esperanza que la sedación paliativa que los desintegre en la nada. Los tratamientos, las sesiones de rehabilitación y terapias (entre ellas las artes como ejercitación corporal o entretenimiento) ocupan rutinariamente el ocaso de sus días.

Para La Zaranda esas vidas reducidas a mecanismos orgánicos

  • no han podido abolir totalmente la contraindicación de soñar, y algunos deciden desertar de la defunción medicamente certificada, intentando una escapada más allá del horizonte material que clausura su tiempo, emprendiendo un arriesgado viaje hacia la libertad perdida, que les hace recuperar la fe como dimensión humana. Vivir en la intemperie del alma.
  grito 5 b
  EUSEBIO CALONGE
FOTO: www.madridteatro.net

El origen de este texto Eusebio Calonge lo contesta aludiendo a la figura de

  • San Juan de la Cruz, mi amigo de siempre. El origen no lo sé, pero en la poética, y la nuestra es poética teatral, término que me gusta más que el de dramaturgia o cualquier otro, siempre se puede hablar de tres cosas: la vida, el amor y la muerte, las cuales no tienen en sí una respuestas, por mucho que el ser humano siempre se lo pregunte. Ese preguntarse sin respuesta siempre es el motor del Arte y lo que nos permite seguir haciendo y el ir  tanteando, en la oscuridad, algo que no sabemos. Yo nunca parto de una idea: "Vamos a montar sobre eso". Espero que algo se escriba en mí, que haya algo anterior y que comunique ya en nosotros.

¿EL MUNDO COMO GERIÁTRICO?

Ante la obra se ha hablado del mundo como geriátrico, y Eusebio precisa que

  • es hablar de adónde nos va a llevar la vida. Hacia la muerte. La pregunta es si la hacemos desde este lado o del otro del horizonte. Es así de sencillo. ¿Nos quedamos en la crítica o vamos hacia la trascendencia? Eso lo establece cada espectador. Hay espectadores que verán que la eutanasia es la que ha triunfado, y otros que ven la liberación del alama que es lo que quería el concepto platónico, en cuanto que el alma se ha liberado del cuerpo. El espectador, en su conciencia y en su inspiración formula la pregunta e intuye una respuesta. Creo que ese vagar a cualquier pregunta es lo que nos puede interesar. No tengo otra respuesta.  

Un grito en el cielojunto a la obra anteriorEl Régimen del Pienso

  • es una ácida crítica a un mundo deshumanizado y sin trascendencia. Donde los historiales clínicos suplantan toda biografía y el arte, mutilado de su sentido espiritual, es un engranaje más de esa maquinaria de aniquilamiento.

Como anécdota al tema Paco recuerda la opinión de un espectador en Barcelona, que iba con un taca-taca,  tras la representación

  • me habéis adelantado un día el ingreso en el geriátrico, pues al día siguiente se iba al geriátrico. Lo bonito de este trabajo es que hay un público de 80 años que vienen a verte, y un público de 17 años que vienen y aunque les toca de otra manera, entran en ese misterio. Por lo tanto no hay edad ni más geriátricos que el que nosotros queramos.

TANHAÜSER MARIDADO CON EL MAMBO

Sin título 3 b  
FOTO: JUAN CARLOS GARCÍA Y VÍCTOR IGLESIAS  

La música a la que se recurre es el Tanhaüser  de Richard Wagner y el mambo cubano de Pérez Prado. Una mezcolanza que intriga, y que Eusebio Calonge aclara al recordar que en La Zaranda siempre se ha jugado con los polos opuestos.

  • En este caso hay un polo sacro y otro popular. Lo de Pérez Prado es sencillo, porque en las fiestas de los geriátricos hemos visto cómo lo bailaban. Lo de Tanhaüser nos parecía muy atinada la metáfora del peregrino. Es un mundo que va más allá del mero encuentro humano. Hacia lo divino, siempre. Son cosas que se corresponden, y debido a la memoria, al final, todo confluye. Venimos con una idea preconcebida, pero después con los ensayos vemos si eso es realmente lo que demanda lo que estamos haciendo o queda fuera. 

CREAR EN MEDIO DEL RUIDO

En el proceso de creación de esta obra hay como una anomalía, en cuanto que se gesto con ensayos abiertos al público en la Bienal de Venecia. Paco confiesa que cuando se les invito a la Bienal con la condición de ensayos abiertos

  • creo que fue cuando puse el grito en el cielo. Siempre he dicho que hacemos teatro de clausura. Tenemos un local en Jerez donde estamos muy encerrados. Hay muy poca gente que pueda ver nuestro proceso de creación, y si han entrado es muy al final. Cuando nos dicen ensayos abiertos al público, pensamos pero ¿cómo se puede trabajar con la gente? La creación, tal como yo la entiendo, y cuando me encierro con gente a trabajar es como la integridad de la familia. ¿A quién le pueda interesar lo que allí ocurra? Luego hay que parirlo. En este caso era tan loca la historia que me fascinó y decidimos vivir esa experiencia. En Venecia en el Arsenal que es un espacio lleno de modernidad...¿Aquí? Estabas ensayando y la gente iba y venía, hacían fotos...Descansábamos y nos tumbábamos y la gente hacía fotos. Creían que estábamos haciendo un performance. Eso como anécdota.

Tal experiencia reconoce Paco ahora lo más importante de esa experiencia es que

  • después de tanto trabajar en nuestro silencio, hemos conseguido tener ese silencio en medio de la multitud y gente viene y va. Estás por encima de todo eso. El poder de concentración es más fuerte de lo que pueda haber alrededor. Eso fue lo fascinante de esa experiencia. Allí nació el embrión de este trabajo. Luego se dio al público y éste abarrotó el aforo. El resultado no lo esperábamos. Tras el estreno fue creciendo y creciendo, y llega al Español un poco más mayorcito. Antes me gustaba decir que los trabajos son criaturas vivas con un nacimiento, infancia, adolescencia, pubertad y muerte. Aquí llega en un momento bastante bueno. De hecho aquí se estrenarán algunas cosas que aún no las hemos ensayado, pues después de una función seguimos planteando el trabajo. Eso hace que esté vivo y cuando el trabajo no nos dice nada, ya estamos con otra historia.

EL SILENCIO HAY QUE ENCONTRARLO DENTRO DEL RUIDO

  Sin título 5
  FOTO: JUAN CARLOS GARCÍA Y VÍCTOR IGLESIAS

En Venecia también impartieron un taller con grandes actores, y tuvieron el privilegio de elegir 20 actores  entre más de cien.

  • Mandaron videos y pudimos elegir. Fue fascinante por poder trabajar con gente de distintos países y abrirnos. entonces las puertas de La Zaranda se abrieron definitivamente, y el silencio hay que encontrarlo dentro del ruido. Hay que saber separarlo. Ahí estamos. Desde entonces no hemos parado de dar talleres y abrirnos a la gente, porque es necesario que una compañía que ha estado tanto tiempo encerrada en su trabajo, ahora tenemos la obligación transmitir nuestra manera de hacer y entender el teatro.  

IN MEMORIAM A JUAN DE LA ZARANDA

El grito en el cielo termina por ser In memoriam a Juan de la Zaranda, alma del grupo, fallecido en 2013. Este fallecimiento, según Eusebio tiene conexión con Juan

  • que después de irse al otro lado del horizonte, queríamos que siguiera con nosotros. No me gusta la palabra homenaje, pues suena muy a difunto.  Queríamos celebrar esa presencia de Juan entre nosotros. Lorca era un poeta que a Juan le gustaba mucho, mucho más que incluso a mí, y por eso he contado con los versos de Lorca en El Manantial: Luchando bajo el peso de la sombra,/ un manantial cantaba./ Yo me acerqué para escuchar su canto,/ pero mi corazón no entiende nada. Esos versos me gustaron mucho. Ha sido un vínculo, pues yo estaba muy apartado de Lorca y gracias a este trabajo y a Juan me he podio acercar más a su poética. Esos versos hablan de la fuente, y para mí el teatro y la historia del teatro y lo eterno es un construir constante. La tradición no es lo antiguo, sino que es lo que siempre están haciendo. No hay nada más presente que lo eterno. Con Lorca en estos versos era escuchar esa fuente en otro lado. La fuente oscura como podía llamar, también, San Juan de la Cruz y me gustaba unir todos esos términos poéticos. Esa fuente es la que iban buscando esos internos en la oscuridad del geriátrico. Ellos ponían fuera del horno, fuera  de la cremación, como nos dijo un paisano en Jerez:"Er tune' der quemaero os ha quedao formidable" , pues este "tune' der quemaero" que es la vida, entreveíamos una salida que es la de la poética, la de la belleza. Cada uno que la llame como quiera, pero  sí queríamos ver una salida y no quedarnos en la oscuridad ,en el fin material o biológico que propone todo lo médico. Que de alguna manera la belleza redimiera y que por el mero hecho de crearla y de propagarla,  la vida ya tuviera ese sentido, ese gran horizonte. 

DE LA CRISIS ECONÓMICASE SALE CON DINERO,
DE LA CRISIS ESPIRITUAL ES MÁS DIFÍCIL SALIR

Son años de crisis que al mundo del teatro y los actores les ha afectado de modo especial. Aunque es un tema recurrente y la queja se multiplica por esos lares teatrales, Paco accede a dar su visión y califica este año 2015 de

  • terrible. Es una tesitura muy desagradable, pero La Zaranda es una gente que ama tanto, tanto el teatro y está tan loca por lo que hace que no hay crisis que le aparte de la obligación de lo que tenemos que hacer. Vamos más allá de todo. Si hay que hacer teatro sin cobrar, da igual. Entonces hemos podido superar ese túnel del quemaero, que en este caso no es tan metafísico, sino feo y profano. Si algo me ha enseñado el teatro es  a tener paciencia, y , sobre todo, que el teatro es una cuestión de fe, y la fe  es algo que no se puede explicar y te lleva cada día a considerar que hay cosas gratis y que no tienen precio. Lo que sí te duele lo económico de la crisis. Cuando comenzaba la crisis, a un periodista, yo preguntaba ¿se habla de crisis económica o de crisis espiritual? Desgraciadamente la crisis económica nos afectó muchísimo y con dinero se sale de ella. De la crisis espiritual es más difícil salir. Ahí no es cuestión de dinero. Estamos ante otros valores y es más complicado.    
Sin título 4 copia 
FOTO: JUAN CARLOS GARCÍA Y VÍCTOR IGLESIAS

EL RETRASO EN LLEGAR A MADRID
NO ES NI MUCHO NI POCO

La obra se estrenó en el 2014, y aunque parece que se ha dejado esperar para venir a Madrid  Paco piensa que ese retraso

  • no es ni mucho ni poco. Ahora mismo donde más se nos está esperando es en Buenos Aires, y lo sé por el Facebook en el que continuamente está la pregunta "¿Cuándo vais a venir?" Teníamos que ir el 2015, pero no pudimos e iremos en el 2016. Tampoco hace tanto tiempo que estrenamos. Lo importante es que estuviéramos en Madrid y no tanto la fecha. Sabía que con Juan Carlos íbamos a estar, pues lo estuvimos cuando él fue director del CDN (Centro Dramático Nacional). Hemos estado en otros lugares importantes, también. Estuvimos en el Teatro Romea, en Barcelona, que para nosotros el Romea es una plaza bastante importante, así como el teatro que es maravilloso. Nada que ver pues ya hemos dicho el Teatro Español es como un hogar y tiene un silencio especial que sólo lo he podido ver en la Cartuja de Jerez
 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

Última actualización el Domingo, 31 de Enero de 2016 20:08
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium