Contactar

 

El Jurado. Luis F. Blasco. Entrevista PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande   
Domingo, 10 de Abril de 2016 16:11

EL JURADO
INARMONÍA SOCIAL

P1830182 H 
JOSEAN BENGOETXEA / EDUARDO VELASCO / USUH YOON / CUCAESCRIBANO / VÍCTOR CLAVIJO / ANDRÉS LIMA / CANCO RODRÍGUEZ / LUZ VALDENEBRO / ISBAEL ORDAZ / PEPÓN NIETO
FOTO:  www.madridteatro.net 

Doce hombre sin piedad de Reginald Rose marcó época en esto de los dramáticos televisivos. Nació como guión de televisión y cumplían con todos los requisitos del lenguaje televisivo de entonces: plató y posibilidad del directo a través de Multicámara. Hoy la televisión, gracias a la nueva técnica, está lejos  de encerrarse en unas cuantas leyes narrativas. También marcó época en lo referente al contenido, por que trataba un tema crucial, sobre todo en Estados Unidos: la pena de muerte de un joven, cuya decisión dependí de un Jurado popular. Después subió al escenario  y posteriormente fue película, protagonizada por Henry Fonda. España recogería ese fenómeno a finales de los 1960 y Estudio Uno (TV) emitió el guión televisivo.

  jurado h 11 B
  EDUARDO VELASCO
FOTO: www.madridteatro.net

El texto de Luis Felipe Blasco Vilches nace de una idea original es de Eduardo Velasco a partir de esos Doce hombres en cuanto a la estructura dramática, y plantea una toma decisión por un Jurado Popular a partir de un caso de corrupción política. ¿Culpable o inocente?

Eduardo Velasco además asume la producción e incide en el aspecto de

  • hacer un retrato de la sociedad española actual y de su posicionamiento, no solo sobre la situación política sino judicial. Nos atrajo la estructura teatral como era Doce hombre sin Piedad, que tuvo impacto también en España en el Estudio Uno. Cuando se estrenó coincidía con dos juicios: el proceso de Burgos y el caso de Salvador Puig Antich. Una época muy convulsa donde la pena de muerte existía en España y ese tema judicial era muy interesante en España. Lo interesante ahora es el caso de la corrupción. El espectáculo no pretende personalizar hacia ninguna tendencia o partido político o ideología, porque la corrupción está en todos los estamentos de poder de España. Retratar la sociedad española es la mejor forma de hacer de espejo para que el público se cuestiona esas preguntas que proponemos: ¿Es justa la justicia? ¿Qué habría hecho yo si me tocas ser jurado popular? ¿Soy yo también un corrupto?, porque si la corrupción existe no es sólo porque la permitimos, sino que está en la médula del sistema y del propio país. Como productor de Avanti Teatro es generar un teatro que genere preguntas, donde cada uno de nosotros tiene su posicionamiento ideológico o filosófico, y es igualmente respetable hacia un lado o hacia el otro. El hecho teatral es hacer preguntas para generar esa reflexión y cada uno saque sus propias conclusiones. En ese sentido hemos compuesto un retrato maravilloso con estos nueve personajes que conforman el Jurado, par que cada persona del público se sienta identificado con alguno de ellos, y de ahí provocar la reflexión, una vez que salga.

Andrés Lima dirige el proyecto que producen Eduardo Velasco y Cuca Escribano, fundadores de la Compañía Avanti Teatro,  supervisados por Concha Busto y en coproducción  con 16Escalones.

LA CORRUPCIÓN POLÍTICA
EN TELA DE JUICIO

jurado h 1 b  
ANDRÉS LIMA
FOTO: www.madridteatro.net
 

Andrés Lima subraya que

  • la reencarnación que hemos hecho de Doce hombres sin piedad, se aleja mucho del original, para reflejar el momento socio político actual de la España del 2016. En aquel momento el alegato era la pena de muerte, en este momento es la corrupción política y se pone en tela de juicio a través de un Jurado.

Para Andrés Lima este cuestionamiento de preguntas es lo que más le interesa, en general, del teatro.

  • Una pregunta recurrente que es un juego de palabras y que no dice nada y lo dice todo a la vez: "¿Es justa la justicia?" que plantea una paradoja. El autor ha querido hacer un cruce entre los político y lo sociológico. El grupo representa la variedad de la sociedad española como las posturas políticas: de la más conservadora a la más radical. Este fresco forma un grupo compacto que es un Jurado Popular. Discute durante un tiempo y dicta sentencia sobre un caso de corrupción política.

TEATRO A PIE DE CALLE

Andrés califica este teatro como Teatro a pie de calle.

  • El espectador reconocerá muchas de las tramas que todos los días ve en el periódico, de las que se ha nutrido el autor. Más allá de eso que nos resulta entretenido y nos hace reflexionar sobre el momento que estamos viviendo, si se puede plantear el hecho de que "si es justa la justicia", importa el reflejo de que una sociedad que todavía no es justa, ver si es posible que haya justicia. En las democracias occidentales hay, todavía, muchísimas carencias, y sobre todo el mayor problema es la gran desigualdad, como puede verse ahora con el tema de los refugiados, en comparación con nosotros que somos unos privilegiados, hace que sea muy difícil impartir justicia en el mundo. También hasta qué punto somos responsables nosotros como ciudadanos de que esto sea mejor y de que la sociedad pueda mejorar. La propuesta no es una fórmula. Como siempre son preguntas que lanzamos al espectador. Si algo podemos ofrecer es que este Jurado a nivel artístico y teatral, sean un grupo de personas  en armonía que representan la obra con una aspiración de entretener con la mayor belleza que sea posible. Hay una armonía que releja una "inarmonía" social y una preocupación latente de la España que vivimos hoy. Ahí es donde entra la propuesta teatral.   

Aunque el texto se basa en la realidad Andrés Lima precisa que

  • yo no quería hacer un realismo social. Quería hacer una propuesta en donde el eco de Doce hombres sin piedad, los "thriller" judiciales del cine de los años cincuenta - sesenta estuviera presente. Creo que es un formato maravilloso para poder plantear algo, por lo que al salir del teatro se te quedará en la cabeza y será motivo de reflexión. Sin embargo durante una hora y media he estado ante un juguete teatral que te tiene totalmente pendiente de cómo se está dando este caso de corrupción y si hay un topo o no dentro del Jurado. De cómo se va cambiando el voto; de cómo se defienden las diferentes posturas, y hay un grado de crescendo en la función, que es lo que hace que la obra  responda a los cánones de Doce hombres sin piedad, Anatomía de un asesinato etc…   

EL TEMA DE LA PENA DE MUERTE NOS LLEVA A LA TRAGEDIA
EL TEMA DE LA CORRUPCIÓN A LA TRAGICOMEDIA

La diferencia más grande entre Doce hombres sin piedad y El Jurado, Andrés la ve

  • en el tema que no nos lleva la tragedia sino a la tragicomedia. No se puede hablar de las chaquetas de Camps- alusión al expresidente de la Generalitat Vaslenciana Francisco Camps desde 2005 a 2008, con motivo de la dudosa procedencia de tres trajes y tres americanas en la tienda Milano y siete trajes, dos pares de zapatos y una americana de Forever Young (13.121 €, en total), de lo cual salió absuelto por cinco votos a favor y cuatro en contra de un jurado popular -     ponerse a llorar, pero nos puede hacer reflexionar sobre nuestra postura al ponernos en el lugar  del otro. Un Jurado es teatral porque lo que hace es ponerse en el lugar del otro, normalmente de los que imparten justicia. Es una reflexión para todos y más en la sociedad que vivimos.

Aunque en Doce hombres sin piedad se jugaba con la pena de muerte y aquí con la corrupción, lo que importa, según Andrés es

  • como nos retratamos ante el veredicto, pero lo mismo que era importante el ser un alegato contra la pena de muerte, aquí es importante el ser un alegato contra la corrupción. Lo que pasa es que nadie está en una posición superior como para decir que está libre de toda responsabilidad. La postura es en base a la reflexión y, sobre todo, en base a la confrontación entre cada uno de  ellos y no tanto el decir "hay que hacer esto o lo otro", pero sí hay que pararse a reflexionar 

UN CORO GRIEGO AFINADO

  jurado h 9 b copia
  PEPÓN NIETO
FOTO: www.madridteatro.net
  jurado h 10 b copia
  ISABEL ORDAZ
FOTO: www.madridteatro.net
  jurado h 13 b
  CUCA ESCRIBANO
FOTO: www.madridteatro.net
   jurado h 14 b
  CANCO RODRÍGUEZ
FOTO: www.madridteatro.net 
  jurado h 16 b 
   VÍCTOR CLAVIJO
FOTO: wwww.madridteatro.net
   jurado h 17 b
   JOSEAN BENGOETXEA
FOTO: www.madridteatro.net
  jurado h 6 b copia copia 
   USUH YOON
FOTO: www.madridteatro.net
  jurado h b 
  LUZ VALDENEBRO
FOTO: www.madridteatro.net 

 El modo de entregar este juguete se necesitaba un grupo muy compacto de actores y se ha generado un Coro que Andrés compara al

  • de los antiguos griego y que ahora está afinado. Es un maravilla verles hablar y cómo se reflejan todos los conflictos de la función. Han encarnado una serie de personajes, que, ahora, me cuesta verles cómo son realmente. Parecen los miembros del  Jurado que representan. Es un ejercicio de malabarismo actoral, como es el manejar, al mismo tiempo, la verdad escénica  e interpretación realista al máximo, con el jugar con el tiempo y el espacio. Les hago ir a cámara lenta y hacen un montón de cosas que nada tienen que ver con el realismo. Son nueve actores que continuamente están dándose el pie y entrelazan sus conflictos, uss iras, sus ternuras, sus temores y sus violencias. 

Esta producción es un desafío, ya que cuenta con un reparto amplio de 9 actores. Un lujazo en los tiempos que corren.

EDUARDO VELASCO:
UN HOMBRE HECHO A SÍ MISMO

Eduardo Velasco además de asumir la producción interpreta al Jurado#1, un hombre hecho a sí mismo, luchador y cabal. El papel del Jurado#1 es el de arbitrar el debate en ese jurado y no siempre resulta fácil.

  • Hay un efecto que se ha provocado gracias al trabajo de Andrés- destaca Eduardo - que es maravilloso. Va desde el trabajo de suspense de la función en sí, el "thriller" judicial, a la carga potente de que "si es justa la justicia o no". Con esos personajes de la calle, que representan a los 47.000.000 de habitantes de España, hay una verdad absoluta en el escenario. Es un Coro perfectamente orquestado. A veces no hace falta el texto, porque desde la mirada ya estás calando a cada uno de los personajes. Creo que teneos el mejor reparto posible para este espectáculo.

PEPÓN NIETO:
MAESTRO DE PROFESIÓN Y SOCRÁTICO

Pepón Nieto interpreta al Jurado #5, un maestro de profesión y socrático de vocación y define el proceso de ensayos como

  • muy gratificante. Me he puesto en manos de Andrés y he hecho todo lo que me ha dicho. Hemos hecho un par de funciones en Fuenlabrada, y hemos comprobado que, por momentos, la función hace más gracia de lo que a nosotros nos hacía ensayándola y te genera sorpresas.  

Pepón hace hincapié en un tema que surge

  • La responsabilidad que tenemos como ciudadanos de no mirar hacia otro lado y no ser permisivos. De no pensar: este roba, pero vienen robando todos. Son culpables ellos porque roban, también nosotros porque los votamos después y  no decimos nada. Ensayando esta función con un caso de corrupción bastante claro y reconocible en casos que hemos visto, de pronto ha saltado todo lo de Valencia y lo nuestro se queda en paños menores, porque es mucho más gordo todo lo que  hay, y todos miramos para otro lado. Salen encuestas y siguen ganando los que más protagonizan casos de corrupción.  Tan culpable es el que roba como el que le abre la puerta para que robe. Esto también está en la función.

Este personaje es el único que no tiene claro de que el acusado sea culpable, así como que no lo sea. Duda y con sus razones obliga a que el resto recapacite.

ISABEL ORDAZ:
LIMPIADORA CON TRAGEDIA FAMILIAR

Isabel Ordaz es el Jurado #2, una limpiadora por horas.  

  • No me gusta hablar del personaje, porque el personaje es acción y el movimiento se demuestra andando. Como personajes no tenemos nombre, siguiendo la tradición de este género de películas de Jurados, es otra más, y soy una limpiadora, una mujer del pueblo. El estrato un poquito más humilde y que soporta el esfuerzo más grande en las crisis y conflictos sociales. Tiene una drama personal como cada uno de mis compañeros, pues una de las maravillas de la obra hay como individualidades y rostros, aunque no haya nombres, y dramas personales. Eso es lo que conecta a nivel sentimental con la audiencia. Tiene un hijo en paro e larga duración, y además gordo porque come mucho. Es un personaje maternal, sentimental, y, también, lleno de rabia por tener que ser los más desfavorecidos los que aguanten siempre el plazo más grande de la tragedia. De la apuesta de Andrés, rescato una cosa muy hermosa, el ser un "triller" político que se sigue con interés - lo hemos visto en Fuenlabrada - en las votaciones como si fuera un partido de fútbol y por otro lado esa tragicomedia, un fresco de la realidad más actual que nos está tocando vivir. Es un texto que me parece excelente.

Isabel destaca que no se trata de buscar una justicia absoluta sino

  • de una justicia posible, plausible, en la que el Sistema pueda tener los mecanismo para detener o parar esta especie de despropósito o desbordamiento en el que nos encontramos. Es decir, si robo una manzana o un coche, no tengo la misma responsabilidad  moral, ética, civil y social que alguien que tiene una tarjeta negra. No es una cuestión de que el sistema esté corrupto, de que la instituciones estén corruptas, la justicia esté corrupta, sino que nosotros también. La condición humana tiene un principio de corrupción. Esa corrupción es una cuestión de gradación y se tiene que juzgar en función de la importancia y del volumen.

Andrés Lima añade que lo que hay que afrontar es la desigualdad.

  • La desigualdad genera la supervivencia de diferentes maneras. En los más desfavorecidos es supervivencia, aunque no esté bien. Cuando detentas u poco más de poder que otro es donde entra la codicia, y sobre todo cuando tienes el poder en tus manos. Es interesante ver cómo se puede desarrollar ese germen dentro de un grupo  humano.

CUCA ESCRIBANO:
RESPONABLE DOCTORA EN QUÍMICA ORGÁNICA

Cuca Escribano interpreta al Jurado#8, una doctora en química orgánica que trabaja en Alemania hasta hace poco.

  • Es a la que peor le venía ese día estar en el Jurado. Es responsable y cree que debe estar. Lo hace lo mejor que puede. Hay una parte que piensa que debe estar, pero hay circunstancias que estar te mata. Un amigo que nos vio en Fuenlabrada, me dijo que sentía muy identificado con esa tensión que se genera, y le recordaba la tensión con sus vecinos cuando tuvo que ser Presidente de la Comunidad. A mí, durante los ensayos, me recordaba cuando he tenido que ser Jurado de Cine: Cómo cuesta ponerse de acuerdo, cómo cada uno somos de nuestro padre y nuestra madre; cómo nos defendemos, argumentamos y nos autoengañamos e intentamos engañar al otro. Hay mucha tensión y, a la vez, desde el trabajo orquestado por Andrés y tan divertido, hay una armonía entre los actores para generar la desarmonía entre los personajes y generar la crisis, reflejo de la crisis y tensión social que vivimos.

CANCO RODRÍGUEZ:
LA GENERACIÓN DESENCANTADA

Canco Rodríguez es el Jurado#3, escandaloso y provocador.

  • Yo pertenezco a una generación desencantada de la política, donde venimos con la herencia de nuestro abuelo diciéndote " no te creas a uno ni a otro y créete solamente a ti ay a tu familia", y, n este caso, yo tengo más problema de esta en este juego que el Jurado#8 (Cuca). A la misma hora se juega España-Argentina y ceo que es mucho más importante que el problema que pueda tener el personaje de Cuca.          

VÍCTOR CLAVIJO:
JOVEN EMPRESARIO EMPRENDEDOR

Víctor Clavijo es el Jurado#7, un  joven empresario de una mediana empresa de servicio técnico.

  • Representa a los jóvenes empresarios o gente emprendedora, y cree que le ha costado mucho llegar a donde está,  que ha significado mucho  y  que cuesta mucho ser empresario y emprendedor en España. Eso, de algún modo, le da cierto derecho a expresar su opinión e imponerla, a veces. Cree ser representante de lo que es ético, pero en cuanto se rasca un poco se ve que aquí nadie está libre de pecado. Lo que más me gusta de la función es que se pone sobre el tapete un caso de corrupción política, pero, personalmente, me plantea muchas preguntas. Ahora con los Papeles de Panamá, me plantea el que la corrupción es un tema de posibilidades. Defrauda el que puede hacerlo. Eso lo plantea un poco la función. Hay un Jurado popular que cree que está libre de pecado y aquí pocas personas lo están. En este sentido la función es un poco pesimista, pero, también, hay una puerta abierta a la esperanza       

JOSEAN BENGOETXEA:
PREJUBILADO FORZOSO

Josean Bengoetxea es el Jurado#9, un prejubilado, tranquilo y resignado.

  • Su empresa se fue a tomar por saco, por ahí. Está avalando la casa de su hijo, que ha tenido un desahucio. Es un hombre que no representa a ningún grupo, porque se ha hecho a sí mismo. En estos momentos de el Jurado se plantea muchísimas cosas que ha hecho a lo largo de su vida y entra en contradicciones con el camino que ha recorrido. Se cuestiona si ha valido la pena. Como actor he disfrutado enormemente en el proceso de trabajo. Como anécdota, el otro día vinieron a verlo dos amigos íntimos, gente de la profesión. Al volver en el coche, venía detrás y yo conducía. Entre ellos se generó el debate sobre si verdaderamente este hombre era corrupto o no.     

USUM YOON:
SUS PALABRAS SON BOMBAS

Usun Yoon es el Jurado#6, una inmigrante con las cosas mucho más claras de lo que parece. Su despreocupación por los demás  le permite decir en voz alta lo que muchos piensan pero no se atreven. A veces sus palabras caerán como bombas.  Representa a un mujer que todo el mundo le apodan la "china", la "nieta de Fumanchú"  que hace reír al público

  • Eso es algo vergonzoso - advierte Andrés - , y forma parte de nuestra propia corrupción personal. Además es coreana y no china. Nadie lo sabe, pero mientras no nos afecte,  les da igual. Entonces lo que se exhorta en esta función es a un compromiso social
  • Tengo nacionalidad española, pero ésta puede ser su tierra o tierra extraña - declara Usuh -, porque, todavía, en España la integración con inmigración no es como en Estados Unidos. Siente cierta ambigüedad con su identidad. Puede ser directa o bruta, sociable o insociable. Es muy hábil en elegir lo que le conviene. A lo largo del juicio juega con ese carácter que proviene de su identidad. Esta función me ha hecho pensar en la naturaleza de los animales. Los leones tiene que comer los conejos. Para los conejos ¿esto es injusto? Si aplicamos a la humanidad los que tienen poder y los que no tienen poder, entonces la justicia es subjetiva. Quiero añadir que haber trabajado con Andrés Limas ha sido un curso gratis. Así que estoy muy contenta. 

Desde el principio este personaje inmigrante ya estaba. En Doce hombres sin piedad era un portorriqueño, pero al hacer la traslación de ese personaje, declara Cuca

  • Eduardoyo pensamos que fuera una latinoamericana, ya que conocemos más actrices latinoamericanas en España y lo tenemos más cercanos e integrados. Después vimos más interesante lo de que fuera oriental por el desconocimiento, el rechazo. Pensamos en una subsahariana porque también hay muchas. De estas tres posibilidades fue Luis Felipe el que defendió que fuera una china. Adelantándonos a un año vista pensamos "nos va a costar más, porque hay menos actrices". Gracias a LuisFelipe por haberse empeñado por que da mucho juego, por el desconocimiento que tenemos y somos más racistas. No es lo mismo un cubano que un ecuatoriano…Es así de duro. Encontrarnos con Usuh ha sido un placer porque  nos lo hemos pasado maravillosamente y es una gran actriz.    

LUZ VALDENEBRO:
TRABAJADORA SOCIAL RADICAL

Luz Valdenebro es el Jurado#4, una trabajadora social al frente de una ONG.

  • Representa un sector político muy reconocible en la que se sitúa todo el mundo de la izquierda como es el de Podemos, Izquierda unida, un poquito más radical. Defiende toda esta política social de una manera más vehemente. Todo lo que le huele a corrupción política lo tiene claro. Haciendo esta función Andrés nos comentó algo que me hizo pensar mucho  en la postura de mi personaje. En Doce hombres sin piedad se trata de condenar a muerte o no a un chico. Como en España no existe la pena de muerte, muchas veces, el mandar a la cárcel  o no, nos lo tomamos con demasiada ligereza, porque no es irreparable como la muerte. Entonces hay que pararse mucho más a pensar si realmente estamos siendo justos  o nos dejamos llevar por un sentimiento que priva en ese momento en la sociedad. Con esa clave estudiamos los personajes desde otra perspectiva. Si tuviéramos que condenarlo a muerte o no, ¿nos tomaríamos el mismo tiempo para tomar esa decisión? Aparte de eso el proceso ha sido maravilloso, y estoy agradecida de levantarme todos los días  y venir a jugar con esta panda de amigos de antes.

¿EXISTE LA VOTACIÓN LIBRE?

  jurado h b
  ISABEL ORDAZ / CANCO RODRÍGUEZ / VÍCTOR  CLAVIJO / EDUARDO VELASCO /USUH YOON /JOSEAN BENTOETXEA / LUZ VALDENEBRO/ PEPÓN NIETO / CUCA ESCRIBANO
FOTO: www.madridteatro.net

Un tema que Eduardo destaca es la intervención de la presión mediática sobre el Jurado.

  • Hay una de los personajes dice:" Me cuesta verlo tan claro, cuando todas las televisiones lo juzgan culpable". Hay una gran presión mediática, en muchos casos, hoy en día. La cuestión es que todos acusamos con el dedo y decimos: "¡Culpable!" Saquemos nuestra propia conclusión. Eso es lo que proponemos.
  • En ese aspecto se plantea el que tu votas lo que quieres - añade  Luz Valdenebro - o votas porque nos han convencido de eso o te has convencido tú, porque no te viene bien.  De ahí viene el problema y por eso es importante saber lo que estás votando: si es a pena de muerte o a cárcel.  

EL JURADO, A PARTIR DE CONSULTAS Y TALLERES

El desarrollo de trabajo ha ido naciendo en los talleres, no solamente a nivel conceptual, sino de forma. Se han tenido entrevistas con jueces, de las que se obtuvo el funcionamiento de un jurado  y al plasmarlo en la función fue avalado por ellos. A este respecto Andrés valora la

  • función de un jurado popular, pues el pueblo puede tomar perfectamente esa decisión sobre el conflicto. En lo referente al proceso de trabajo fue una idea que tuvieron Eduardo y Cuca con LuisFelipe. Me presentaron una especie de boceto, donde no estaba escrita la obra entera. Me gustó mucho y a partir de ahí termina el texto teatral provisional, pues una obra de teatro no lo es hasta que no se representa, como obra de teatro. Como texto literario cada uno publica después lo que quiere. Luis Felipe dejó que se cambiar el texto con respecto a la puesta en escena que se estaba diseñando, y asistió a los talleres y ensayos que hicimos tres meses antes que consistió en una semana de trabajo, luego tres días de debate. Después del estreno hemos cambiado cosas y Luis Felipe asistió. De este modo el texto ha seguido vivo e imagino que seguirá vivo hasta el final. Este tipo de obras tan a pie de calle lo exige. La corrupción, por supuesto, existe desde hace muchísimo tiempo, pero el reconocimiento en nuestra sociedad hace que el texto tenga que estar vivo. 
 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

Última actualización el Domingo, 10 de Abril de 2016 19:23
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium