Contactar

 

Tristana. Galdós- Entrevista PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande   
Lunes, 16 de Enero de 2017 15:43

TRISTANA
DEJADME SER

P1980340 C copia 
 CARTEL DE LA EXPOSICIÓN
FOTO: www.madridteatro.net

Tristana de Benito Pérez Galdós llega al Teatro Fernán Gómez en el 40 aniversario del mencionado teatro, a la que Eduardo Gálán, autor de la versión teatral junto a Sandra García, define como

  • lucha por la independencia de la mujer. Lucha por el deseo de aprender, de ser libre, de emanciparse.

Tal interpretación queda bastante explícita en la novela de Benito Pérez Galdós, en palabras de la propia Tristana:

"Ya sé que es difícil eso de ser libre… y honrada. ¿Y de qué vive una mujer no poseyendo rentas? Si nos hiciéramos médicas, abogadas, siquiera boticarias o escribanas, ya que no ministras y senadoras, vamos, podríamos… Yo quiero vivir, ver mundo y enterarme de qué y para qué nos han traído a esta tierra en que estamos. Yo quiero vivir y ser libre (…) Quiero ser algo en el mundo, cultivar un arte, vivir de mí misma… Quiero tener una profesión.”

UN CHEJOV A LA ESPAÑOLA

  tristana 2 b
  ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: www.madridteatro.net

Tristana, Don Lope, Horacio y Saturna son los cuatro personajes que maneja (dirige) por Alberto Castrillo-Ferrer, el cual es consciente de que no es fácil dirigir una obra de teatro cuando procede de la novela, ya que

  • son dos códigos diferentes la narrativa y la dramaturgia. En esta ocasión me encontré, ya, con una obra teatral, porque hay sólo cuatro personajes, lo cual supone una tarea de reducción y de simplificación, pero no en intensidad. La labor de Eduardo ha sido admirable. Hay cuatro personajes impresionantes. Está Tristana, que es la joven que quiere ser libre, quiere aprender…, como queremos chicos y chicas, hoy en día.  Lo que pasa que a finales del s. XIX era muy difícil para una mujer. "Imposible" como dice Saturna. Don Lope está lleno de contradicciones que, como a un pequeño delfín, le quiere llevar por sus ideas progresistas y le tiran las pasiones. La atracción. Si Tristana hubiera sido un chico, no habría ningún problema. Habría sido un chico lleno de nueva energía, de buenas ideas y muy bien educado por Don Lope. Lo que ocurre es que al ser una chica, ocurre lo que todos sabemos y lo que no sepamos, lo intuimos. Aparece Horacio, que, aparentemente, es bohemio. Un pintor. De repente se encuentra con todas estas ideas dentro de esa mujer. De nuevo la contradicción: "¿Qué hago?¿Me quedo?¿Me voy?" …En este caldo tenemos la voz de la sociedad, del pueblo, de la sensatez, de la experiencia que es Saturna, pero que, también, está llena de contradicciones, porque sabe lo que ocurre en esa casa y no puede decirlo. Está sufriendo.

Alberto hace hincapié en que

  • es una obra eminentemente teatral, y sobre eso hemos trabajado. Las relaciones entre seres humanos. Lo que nos ocurre. Hemos intentado el trabajar la esencia teatral. Quien venga, va a ver una obra de teatro y no una novela adaptada como muchas veces ocurre y suele tener sus problemas. Tenemos algo muy potente. Puede ser un Chejov a la española

OLIVIA MOLINA ES TRISTANA.
UNA HEROÍNA ENRENTADA A LA SOCIEDAD

tristana 3 b  
OLIVIA MOLINA
FOTO: www.madridteatro.net
 

Quienes no habían leído la novela, tuvieron conocimiento de Tristana a través de la película de Luis Buñuel (1970), interpretada por Catherine Deneuve. La películas fue candidata al Óscar de Hollyvood. En esta versión teatral Tristana es Olivia Molina, la cual es consciente de

  • tanta responsabilidad. Está siendo un viaje delicioso e intenso. Tristana, para mí, es una heroína, no porque haga grandes cosas que cambien la sociedad, sino porque es una mujer de carne y hueso que es capaz, desde su libertad y desde su inocencia, su pureza, de escucharse lo que está necesitando y de enfrentarse a lo que la sociedad espera de ella, incluso a un destino fatídico que la arrastra. Es una mujer con la vitalidad de su juventud, que se deja llevar por su necesidad de conocer, de vivir el  amor libre que encuentra con Horacio (Alejandro Arestegui), de no ponerle etiquetas, de permitirse soñar con una manera nueva de familia y de ser independiente. Todo esto que era tabú en el momento en que ella vivía. Para mí, como actriz, encontrarme con este material tan extenso, tan profundo que nos regala Galdós, está siendo un reto sobrecogedor. Estoy entregada a este proceso tan íntimo que hemos creados entre todos  y estoy feliz  de poder compartirlo. Está siendo un momento muy intenso.

 


PERE PONCE ES DON LOPE.
ENTRE UN QUIJOTE Y UN DON JUAN

Pere Ponce encarna a Don Lope, Fernando Rey en la película. Pere equipara a Don Lope a Pigmalión.

  •   tristana 9 b
       PERE PONCE
    FOTO: www.madridteatro.net
    Es el tutor de Tristana, y, de alguna manera, se convierte en un Pigmalión. Al ser un seductor otoñal intenta aleccionarla en un cierto libertinaje, el amor libre, la falta de compromiso, un amor que a él le funciona. De alguna manera crea un pequeño monstruo en Tristana. Cuando Eduardo me ofreció el texto, vi que era un personaje complejo. Aparta de ser un tirano en cuanto que puede esclavizar, pues la tiene bajo su yugo, no deja de ser un personaje contradictorio. Es un Don Quijote y por otro lado es un Don Juan. Tiene un cuerpo de honor muy calderoniano, pero a la vez es liberal. Es el seductor, que es seducido. La persona que él crea, hace que vaya cayendo en las redes de Tristana. Es un viaje fascinante, porque es un personaje que me ha atrapado bastante. No ha sido fácil hacerlo, he tenido que alambicarme, pero ha sido un gustazo tener el reparto que tenemos. Un gustazo contar con la pasión y el temperamento de Olivia, pues, creo, que en los melodramas hace falta mucha carnalidad, mucha pasión y mucha sinceridad, para que Tristana pueda estar viva y pueda llegar al público del 2017, como llegó en su época, en 1892. Eso es lo que aportamos como actores y lo que intentamos hacer.

Como anécdota se cuenta que a Fernando Rey le costó mucho desembarazarse del personaje Don Lope. En el caso de Pere Ponce

  • No lo sé. Yo creo que Fernando ya lo traía puesto de casa. Lo que sí hay una parte muy atractiva del personaje. Es un hidalgo venido a menos. Un seductor otoñal. Una persona que ha sido y, tal vez, conserva un cierto perfume y unas ganas de ser todavía ese hombre. Hay una parte caballeresca muy agradable de interpretar, pero luego hay una cosa muy inquietante: la relación incestuosa que tiene con Tristana. Se establece un mundo entre el padre amante. Cuando sale este tema que es peliagudo, la pregunta es hasta qué punto el amor o la seducción se produce entre gente muy cercana o entre familiares muy estrechos. Ahí hay una parte de sombra en el personaje de Don Lope. No deja de ser un gran amante. Hay resonancias del escritor Georges Simenon, que era un gran seductor y tiene una relación con su única hija, que le lleva a ella al suicidio. Esta la parte de sombra del personaje, pero a la vez ama por primera vez. No es el cazador sino que es el cazado.

Con cierto humor, Pere Ponce, retomando la referencia a la huella que Don Lope puede dejar, responde

  • Cuando vuelvo a casa mi mujer me ve un poco extraño.    

ALEJANDRO ARESTEGUI ES HORACIO
EN CONSTANTE CONTRADICCIÓN

tristana 8 b  
ALEJANDRO ARESTEGUI  
tristana 6 b  
MARÍA PUJALTE
FOTOS: www.madridteatro.net
 

Un tercer personaje en discordia es el joven e imaginativo  pintor Horacio, en principio más adecuado para Tristana, que el otoñal Don Lope. Lo interpreta Alejandro Arestegui.

  • Hay algo que acercan todos los personajes al público: la contradicción que tienen. Ello hace que no sean personajes estereotipados. Eso ayuda a la empatía con el público. Son personajes que están en constante contradicción. Cuando Tristana sale a buscar esa libertad, encuentra a Horacio, y hay estudios que hablan de que son como dos almas gemelas. "No tenemos padres, somos jóvenes…" y surge el amor a primera vista. Cuando se van conociendo empieza, sobre todo en mi personaje, a surgir esas contradicciones: Tristana es maravillosa, estamos locamente enamorados…y ahí empieza mis problemas. Para mí ha sido un honor trabajar con estos pedazos de actores y con este pedazo de personaje.

MARÍA PUJALTE ES SATURNA.
LA REPRESENTACIÓN SOCIAL

A Saturna la interpreta María Pujalte. Es la criada de Don Lope.

  • Dentro de la casa de Don Lope es como un apoyo para Tristana. Es el reducto de intimidad y la única ocasión femenina que tiene para compartir los sueños y las inquietudes. Es poder tener esa confianza. Saturna cumple ese papel, pero, por otro lado, es el testigo delo que pasa. La presencia de quien está viendo todo lo que ocurre entre Tristana, Don Lope y Horacio. Dentro de la historia de Galdós es como una representación de lo social. Me hace especial ilusión, porque cuando lo leo, veo que Galdós tiene una mirada muy compasiva, también. Siempre describía los personajes del pueblo con mucho amor, mucha compasión y con mucha complicidad, por la practicidad que le imprime, porque es una mujer que está en la verdad de la vida, en la practicidad de las cosas, en el solucionar, en el ir "pa'lante", echarse a la espalda todo. Todo esto me gusta tener que defenderlo en el escenario.

DEJAD QUE LAS NIÑAS APRENDAN        

Tristana hoy en el siglo XXI, viene precedida de toda una corriente feminista que se ha desarrollado a lo largo del s. XX., pero en 1892 Tristana, según Olivia Molina, no actúa por una mentalización de tales corrientes que no existen. Para ella

  • lo bonito del personaje es que tales deseos responden a un pálpito natural, algo que todo ser humano, hombre o mujer, necesita, como es cultivarse, tener una educación que le permita ser libre y acceder a un oficio que, después, pueda desarrollarse como individuo y no tener que depender del hombre en esa sociedad patriarcal del diecinueve. Hay textos en que Tristana dice "si mi madre me hubiera enseñado hoy podría tener un trabajo que me permitiese ser honradamente libre". Expone ideas sin saberlo y muy modernas para aquella época. Le dice a Horacio "quiero vivir sola, cultivar mi arte, quiero que estemos juntos a ratos y no me voy a casar contigo, Horacio". Es absolutamente transgresor y hasta extravagante  par el momento. Tristana propone a Horacio que su hijo llevara sólo su apellido y viviera solo con ella, porque vivirían separados. Cosa que a Horacio le horroriza. Son ideas absolutamente poderosas para el momento y como he dicho "extravagantes". Es una mujer extraña para esas mujeres del momento.     

Alberto Castrillo añade con respecto a la actualidad de la obra narrando la anécdota que

  • en este verano me encuentro con una portada de varios periódicos en que aparece Michele Obama cuyo lema era: "Dejad que las niñas aprendan". Esto es Tristana. A lo mejor, nosotros, tenemos la suerte de haber tenido una educación bastante parecida, probablemente, a los chicos que a las chicas, pero hay lugares, en nuestra sociedad, y no hablo de países menos desarrollados, en la que vecinos y vecinas nuestra están viviendo lo que vivió Tristana. Me parece, desgraciadamente, de total actualidad.   
FOTO 4 PEDRO GATO B
OLIVIA MOLINA / ALEJANDRO ARESTEGUI
FOTO: PEDRO GATO

Sin lugar a dudas la Tristana de 1892 es una evolución en la mujer de la época, como lo fueron Ana Ozores en La Regenta o Nora en Casas de muñecas. Emilia Pardo Bazán, con la que mantuvo prolongadas relaciones amorosas más o menos carnales, sobre todo a partir de la muerte del marido de Emilia, inspiró junto a otras amantes el personaje de Tristana, en cuanto a las ideas sobre la mujer:

"El papel que desempeña la mujer en el matrimonio es fundamental para doña Emilia Pardo Bazán, que cree que una de las causas del fracaso de la Institución del matrimonio en España es la diferencia abismal que existe en la educación del hombre y la mujer. Opina también que el sexo es muy importante en el matrimonio y es ley natural de la vida (...) Galdós sigue en parte las ideas de la escritora gallega y pone en boca de Tristana las frustraciones que tenía la mujer sensible del siglo XIX” (Isabel González y Gabriel Sevilla en la introducción de Tristana, editorial Cátedra)

Una semblanza de Emilia y de sus ideas las  pudimos recordar en la acertada adaptación teatral de Pedro Víllora de Insolación (CLIKEAR), estrenada en el Teatro María Guerrero de Madrid en  diciembre  de 2015, e interpretado por María Adánez.

¿LA MUJER DE HOY HA SUPERADO A TRISTANA?L

   FOTO 6 PEDRO GATO b
   ALEJANDRO ARESTEGUI / OLIVINA MOLINA
FOTO: PEDRO GATO

Las ideas de esas mujeres fueron rompedoras en su época y el germen de lo que se ha ido consiguiendo. El interrogante es si la mujer actual se siente identificada con ellas, en cuanto que pueden decir: "Eso ya lo hemos superado nosotras". María Pujalte se aviene a contestar en clave gallega:

  • Depende, como buena gallega que soy. Creo como Alberto que hay mucho por hacer. La mayor revolución del siglo XX es todo lo que ha caminado la mujer, más que nada de lo que ha pasado en el siglo XX. Esa es la verdadera revolución que ya no tiene freno, pero, a partir de ahí, vivimos en un mundo muy grande, muy diverso y con muchos resquicios, muchas rendijas y mucha cosa heredada que, incluso, las que hemos tenido la suerte de tener una educación de muchísima libertad como en mi caso…, y me refiero a mis padres. Lo que yo mamé en mi casa era el ser totalmente libre. Nadie me comunicó, ni subrepticiamente, que me tuviera que casar, ni hijos, ni nada de eso, pero eso estaba en mi ambiente y está en muchas de mis amigas. Hay muchos ambientes en que si no está lo de la boda, lo del hijo…, aunque hayas estudiado ingeniería industrial, en ese tipo de cosas hay un montón.  Me llamó mucho la atención el programa de Jordi Évole sobre la educación de la mujer. Hicieron un repaso de todas las deportistas que en este año ganaron medallas, y todos los titulares eran totalmente machistas:"Su entrenador consigue las medallas a pesar de sus rabietas", "Madre no sé cuanto, campeona"… Cuando empiezas a fijarte, ves que hay muchísimo andado, pero todavía hay muchísimo de poso del pasado. Muchísimo, muchísimo. Por lo tanto pienso que sí que es totalmente actual. A mí el elemento distanciador, como el "erase una vez una muchacha" me ayuda mucho a empaparme de las historias. Eso es más eficaz que tenerlo muy pegado a nosotros.

Eduardo Galán añade que Tristana

  • no es sólo la independencia de la mujer, sino que es un triángulo amoroso donde los hombres son los dominadores de la mujer. Son posesivos, o celosos o desprecian, o solo consideran la belleza. El personaje de Horacio, bohemio y joven, y aparentemente liberal es como son muchos hoy. Ahí lo dejo como reflexión. Hay mucho mar de fondo. Soy profesor de Instituto. Imparto clases con alumnos de 17 ó 18 años. Propuse llevar esta obra a escena porque un compañero me dijo "vamos a tratar Tristana", y las alumnas no solo se entusiasmaron con la novela sino que detectaron: "son los problemas que tenemos hoy". Lo dicen unas 100 alumnas de 18 años, del instituto Beatriz Galindo. Por lo tanto no hable de una barriada muy pobre de Madrid, ni de un pueblo perdido en Extremadura.
FOTO 5 PEDRO GATO b copia  
OLIVIA  MOLINA / PERE PONCE
FOTO: PEDRO GATO
 

Alejandro Arestegui (Horacio) abunda en el tema

  • Tristana le dice a Horacio "si tengo un hijo tuyo, llevará mi apellido". A día de hoy si nos planteamos tener un hijo y que lleva el apellido de ella, ¿los varones actualmente responderían "No hay problema"? Mi personaje es superactual y muy humano. Es muy diferente al de la película
  • Por otro lado es un problema universal - añade Pere Ponce. Es el despertar de la conciencia de un ser humano, hombre o mujer, deseando soñar ser algo y cómo la sociedad le permite ser algo o no. Es la lucha constante: yo quiero ser como los demás, dejadme ser. Aunque refleja a la mujer  también refleja el comportamiento de los hombres de hoy. Basta abrir los periódicos  y se ve que sigue vigente esa figura del hombre prepotente, esclavizando a la mujer, tutelándola. Es muy fácil reproducir los roles, y si hay algo que es bonito en esta historia, es cómo a través del amor, a través de la mujer puede el hombre cambiar. Dejar los roles fijados por la sociedad y entrar en otro universo. 

PUESTA EN ESCENA
CON RITMO CINEMATOGRÁFICO

La puesta en escena, en el vestuario mantiene la época de 1892. Referente a los espacios que exige la narración, Alberto especifica que

  • se ha conseguido algo de lo que estamos muy contentos. Tanto Mónica Boromello, la escenógrafa, como nosotros. Es un multiespacio, pues hay bastantes lugares, aunque es obra de interiores. Es un espacio muy femenino con curva, y al final se convierte, y así lo hemos llevado desde la puesta en escena, en ella. Al principio son los lugares, y luego te das cuenta que casi el sentimiento y corazón de ella. Ella rompe los espacios porque es lo que ella siente. Hay un punto cinematográfico en la puesta en escena, porque así lo requería la obra tal cual la escribió Eduardo Galán. Hemos intentado que las transiciones sean rápidas, que haya una ligereza y que pasemos de pasión, a pasión, a pasión…  

LENGUAJE FIEL A LOS DIÁLOGOS
DE LA NOVELA, PERO
NO SUENA A ANTIGUO

  tristana 7 b
  EDUARDO GALÁN
FOTO: www.madridteatro.net

La novela decimonónica tiene, como es lógico, un modo de expresarse a través del lenguaje que oscila entre el lenguaje literario y el modo de hablar de la época con ciertos modismos y vocabulario. En la película, al trasladarla a la época franquista, todo ese aire decimonónico desaparece. En esta versión Eduardo Galán declara que

  • en primer lugar, nos asombraríamos al leer a Galdós la actualidad de sus diálogos. Es verdad que en la parte narrativa y descriptica es decimonónico, pero en sus diálogos es muy actual. Hemos respetado muchos de sus diálogos. Cuando el público lo oiga, no va a sonar a los modismo de hoy, pero les va resultar el lenguaje de siempre. Se entiende perfectamente. No suena a antiguo y tiene un pequeño sabor de principios de siglo, que gusta. Lo que está reflejado es la pasión, y, entre todos, hemos conseguido que la versión de teatro no tenga un lengua narrativo, propio de la novela, sino dramático. La obra se desarrolla entre enfrentamientos de personajes. El lenguaje no suena antiguo, pero no es de hoy. Creo que va a ser un éxito porque va arozar la piel de los espectdores.      

LA PELÍCULA DE LUIS BUÑUEL
¿ENTRE BASTIDORES?

La película no ha sido un punto de partida, aunque está presente en todo el equipo. Olivia Molina declara que

  • para ella, al haberla interpretado Catherine Deneuve, es un regalo. La he disfrutado, pero la Tristana que hemos hecho es nuestra.
  • A mí - desvela Eduardo - sí me ha influido la película en la escena de la seducción. Porque en eso Buñuel era un maestro. Es una escena muy difícil y ahí si hay influencia.

Más información     
     Tristana. Galdós- E. Galán
    Galdós. Exposición. Tristana

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Martes, 17 de Enero de 2017 15:40
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium