Contactar

 

Marat-Sade. Entrevista. PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande.   
Viernes, 19 de Marzo de 2010 06:57

 

MARAT-SADE.
Marat-Sade, para España, fue un título emblemático. Eran tiempos – 1968 -  en que el gobierno comenzaba a ser aguijoneado desde varios frentes. La obra de Peter Weiss (1916 – 1982) venía rodeada de muy elogiosos comentarios foráneos.


MARAT-SADE

JEAN PAUL MARAT

MARQUÉS DE SADE

MARAT- SADE

C. GORDAY

FOTOS BASE: ROS RIBAS

Marat-Sade, para España, fue un título emblemático. Eran tiempos – 1968 -  en que el gobierno comenzaba a ser aguijoneado desde varios frentes. La obra de Peter Weiss (1916 – 1982) venía rodeada de muy elogiosos comentarios foráneos. Adolfo Marsillach (Barcelona, 1928 – Madrid, 2002), en versión de Alfonso Sastre (Madrid, 1926), decidió montarla y contó con la oposición del régimen. Se estrenó el 4 de octubre de 1968 en el Teatro Español de Madrid y se exilió al Teatro Poliorama de Barcelona. En total unas seis representaciones. Por aquel entonces se declaró Estado de Excepción en el País Vasco y el propio Peter Weiss intentó que se prohibiera su representación. Todas estas circunstancias hicieron que Marat-Sade y Marsillach fueran unidos en la memoria.

De este conflictivo Marat Sade  de 1968 el propio Marsillach ha declarado en sus últimos años:

  • Como director, es el mejor espectáculo que he hecho en mi vida.

Actores de aquel montaje fueron el propio Adolfo Marsillach como Sade y José María Prada como Marat. También un jovencísimo Josep María Pou – en la actualidad con la obra La Cabra o ¿Quién es Sylvia? en el Teatro Bellas Artes de Madrid - que entonces era alumno de la Escuela de Arte Dramático de Madrid.

El montaje de Marsillach recibía a los espectadores con unas campanadas. Una pasarela atravesaba el patio de butacas, sobre la que había jaulas y dentro furiosos locos del Sanatorio. Avanzada la obra Marsillach lanzaba octavillas incitando a la revolución. Todo quedaba en lo histórico. En el segundo día – sonaban los ecos del mayo francés y comenzaban las primeros estertores del régimen franquista -  las octavillas históricas se mezclaron con otras con consignas contra la dictadura franquista. Al tercer día el teatro fue tomado por la policía. El cuarto día no llegó porque Manuel Fraga se encargó de bajar el telón definitivamente.
ADOLFO MARSILLACH
FOTO: J.R. DÍAZ SANDE


MARAT- SADE (1994)
Posteriormente Miguel Narros, en 1994 y en el Teatro María Guerrero, volvió a retomarla. Eran otros tiempos y muchos más espectadores pudieron asistir a la denuncia de Weiss acerca de la estructuras del poder.

EL TREATRO MARÍA GUERRERO
OMVOTA A UNA COMPAÑÍA TEATRAL
DE UN PSIQUIÁTRICO

Ahora vuelve al Teatro María Guerrero de la mano del grupo Animalario. El nombre de la Compañía lo toma de su primer texto – Animalario, Bonitas historias de entretenimiento sobre la humillación cotidiana de existir, de Alberto San Juan -, en aquel 1996 cuando se forma como compañía. El grupo, divulgativamente, saltó a la palestra con el montaje sobre el testo de Juan Mayorga y Juan Cavestany: Alejandro y Ana: todo lo que España no pudo ver del banquete de boda de la hija del presidente (2003), en gira por toda España durante dos temporadas con un total de 350 representaciones. Este título obtuvo el Premio Max 2004 como mejor espectáculo y mejor empresa productora, así como la nominación al mejor texto teatral. 
ALBERTO SAN JUAN
PEDRO CASABLANC
NATHALIE POZA
FOTO: ROS RIBAS

Marat-Sade animalario es una coproducción entre el Centro Dramático Nacional y la Compañía Animalario. La preparación de esta versión comenzó en el 2005

  • El Centro Dramático Nacional me propuso Persecución y asesinato de Marat en la versión de Alfonso Sastre – aclara Andrés Lima, director de este montaje -, y yo puse una condición: desarrollar un taller de investigación previo.

El taller comenzó por visitas continuadas una vez al mes, durante un año, al Sanatorio Esquerdo y a un Centro penitenciario de mujeres.


FOTO: ROS RIBAS
  • Tales visitas querían – añade Andrés Lima -, desarrollar tanto con los pacientes como con las presidiarias, junto con nuestros actores, un taller de teatro en el que se investigara sobre teatro y revolución. En el centro penitenciario tuvimos una gran ayuda de la compañía de teatro Yeses en la cárcel de Alcalá II, la experiencia ha sido y sigue siendo apasionante. No sé hasta qué punto, tendrá influencia este taller sobre el montaje. Pero sí sé que, tanto al equipo de actores como al resto del equipo que participamos en Persecución y asesinato de Marat, nos ha obligado a abrir los ojos sobre nosotros y el mundo que nos rodea. La experiencia es tan placentera como dolorosa. Y aunque no se hiciera el montaje nos llevamos a casa una lección que no olvidaremos.

Esta experiencia vivida en el taller se continuó con una serie de ensayos en diciembre de 2006 a un local de ensayo en el barrio de Usera, al sur de Madrid. Posteriormente se ha materializado sobre el escenario del María Guerrero y nos encontramos con la silueta de un París tras las revueltas de finales del XVIII. Delante montañas de cadáveres representados por montañas de ropa vieja.

  • Al fin y al cabo, las prendas usadas son como las de un muerto - aclara Lima.

ANIMALARIO TRATA
UN WEISS DENTRO DE SU LÍNEA DIVULGATIVA

El equipo artístico, en su núcleo, está formado por Animalario, al que se han añadido otros actores. En total 16 actores.

  • Como grupo Animalario – precisa Andrés podemos aportar nuestro trabajo como compañía. La idea general es seguir haciendo un teatro popular que no esté reñido con profundizar en los temas que trata. Marat-Sade tiene unos diálogos jugosísimos de altura intelectual que a veces no es accesible. Nuestro desafío ha sido compaginar los contenidos, sin rebajarlos,  con un lenguaje que entienda todo el mundo.
El montaje crea una fiesta alegre y terrorífica al mismo tiempo.
  • Con este tratamiento pretendemos que el público sala entretenido pero pensando. Es una descarga de lucidez en un marco de locura.

Según Andrés locura y teatro son conceptos que van unidos


FOTO: ROS RIBAS
  • En Marat-Sade el mundo está representado por un manicomio. Los locos reflexionan sobre la vida, la revolución, sus problemas y su necesidad. Todo es teatro. El único problema es: ¿son de fiar estos locos? ¿No se les irá de las manos? Se dice que los niños y los locos dicen la verdad. Confiemos en ello, pues se la dicen al pueblo, es decir, al público que también está loco.

Lola Casamayor interpreta a la directora del Sanatorio de Charenton  y recuerda:


FOTO: ROS RIBAS
  • Según un estudio de la revista European Neuripsicopharmacology, al 51% de los europeos nos falta, o nos faltará en algún momento de nuestra vida, una vuelta de tuerca. Ello nos debería hacer reflexionar sobre la magnitud de un problema de dimensiones bien evaluadas.
  • O lo que es lo mismo – añade Andrés Lima -: es más probable que cada uno de nosotros tenga una enfermedad mental a lo largo de su vida que no la tenga. ¿La mitad más uno de cada cien europeos estamos locos? En términos políticos esto querría decir una mayoría absoluta. La revolución: ¿Es una locura? ¿Una utopía? ¿La utopía es una locura? ¿Pedir lo imposible es de locos? ¿Es de locos la libertad, la fraternidad, la igualdad?

LA PREHISTORIA DE MARAT-SADE


MUERTE DE MARAT (DAVID)
La prehistoria del texto de Weiss se remonta al hecho histórico de la muerte de Jean Paul Marat. El 14 de julio de 1789 se toma la Bastilla y comienza la Revolución Francesa. La libertad, igualdad y fraternidad que propalaba iba a cambiar el mundo. Los ánimos estaban exaltados y se culpaba al texto de Marat: Las cadenas de la esclavitud. Se une la derrota de la bina Marat-Robespierre contra los girondinos. Se desencadena una violencia extrema de la que será víctima el propio Marat, cuando Carlota Gorday, una reaccionaria, le mata en su habitación. La imagen de Marat asesinado quedará inmortalizado por el pincel de David.

Peter Weiss se inspiraba en un hecho real: las representaciones que el Marqués de Sade montaba en el Sanatorio de Charenton. En aquel sanatorio estaban recluidos los enfermos mentales de París, después de la Revolución Francesa.

En 1803, siendo el abate François Simonet Coulmier director del Sanatorio de Charenton, el Marqués de Sade intimó con él y decidieron organizar comedias con los enfermos. El público que asistiría a esas funciones sería la aristocracia parisina. Ser público de tales funciones era lo más “in”. A partir de este hecho Weiss construye su obra: los últimos días de Marat y su asesinato en la bañera a manos de Carlota Corday. El espectáculo lo dirige el marqués  de Sade que se autointerpreta.

  • Peter Weis con Persecución y asesinato de Marat lanzó una piedra desde 1789 que llegaba a los años sesenta - precisa Andrés. Nosotros pretendemos que esa piedra rebote y alcanza el siglo XXI. La contradicción es la base estratégica de la obra de Peter Weiss. La dialéctica crea la contradicción, el conflicto que genera espectáculo en escena y reflexión en el espectador. ¿Qué significa hoy en día la palabra “revolución”? ¿Qué tiene que ver la Revolución Francesa con España en el 2007? ¿Y el terror?

Animalario ha continuado el esquema de Weiss: En el 2007 una compañía teatral de un psiquiátrico es invitada por el Teatro María Guerrero, en la que la improvisación es una de las bases fuertes.


FOTO: ROS RIBAS

Lo que de actualidad pueda tener la obra para el 2007 es que

  • El terror y sus consecuencias – añade Andrés siguen siendo actuales. El lema de la Revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad no está reflejado en nuestros días. Es una utopía que hoy, en la práctica, está desprestigiada. Vale la pena luchar por ese lema tan hermoso.

ALFONSO SASTRE EN LA VERSIÓN:

MARAT-SADE ACTUAL EN 1968 Y EN 2007

La versión es la que utilizó Adolfo Marsillach en sus turbulentas representaciones, la de Alfonso Sastre. No obstante su nombre no aparecía, sino el de Salvador Moreno Zarza. Tal apelativo no era sino el pseudónimo del propio Alfonso Sastre. La razón de esta anomalía la expone el crítico Víctor Aúz en la revista Reseña, 1968, num.25 pp.364, al anotar que Sastre había discrepado públicamente de los juicios de los críticos con respecto a sus espectáculos.


ALBERTO SAN JUAN
FOTO: ROS RIBAS
  • Recuerdo – afirma Víctor Aúz que esto provocó curiosas reacciones por parte de los críticos criticados. Ninguno de ellos, que yo sepa, contestó a los objetivos alegatos del autor. Se limitaron a esperar sus próximos estrenos. Cuando le llegó la hora a En la red, todos arremetieron contra Sastre, dándose l caso insólito de que muchos comentaron sus escritos con la misma frase. ¡Tremenda casualidad! Tremenda casualidad que debió fraguarse en uno de esos corrillos que los críticos organizan entre ellos al terminar los estrenos, a veces en el propio  vestíbulo del teatro. Recuerdo también que alguno de los trabajos de Sastre como guionista cinematográfico, estrenado por aquellos años, fue severa y desusadamente criticado, como muestra de solidaridad profesional de los comentaristas cinematográficos con sus colegas teatrales. 

Según Vícto Aúz, Alfonso Sastre

  • …ha sido víctima del oscurantismo, de la abulia, de la cortedad de miras, de la guerra de camarillas que oprimen la expresión artística en España.

Desde aquel 1968 han pasado muchas cosas en España. Entre ellas permitir pensar y opinar. Con motivo del estreno de Marat-Sade por Animalario, Alfoso Sastre ha recordado la explosión que supuso ese estreno en su momento:

  • Este drama, en los escenarios europeos, a finales de los años sesenta del siglo pasado, produjo como una gran turbulencia. Evidentemente era un texto escrito en estado de gracia por su autor, con el cual ofrecía a las gentes del teatro la gran posibilidad de que se produjera una gran fiesta en aquellos escenarios; y las gentes del Teatro dieron entonces la bienvenida más afectuosa y admirativa a un autor que venía de la vanguardia poética y artística y del pensamiento político revolucionario. ¡Horas de oro vivió el Teatro en torno a esta luminosa aparición!

FOTO: ROS RIBAS

Con respecto a esta representación de Animalario,  Alfonso Sastre piensa que.

  • Aquel gran acontecimiento teatral no va a ser hoy objeto de un recuerdo ni de una conmemoración de una antigua e ilustre batalla teatral y política, sino una presencia viva de la actualidad más acuciante. El drama de Peter Weiss parte del momento histórico de la Esperanza y del Terror en la Revolución Francesa, y también fue un acontecimiento «actual» en 1968; así mismo lo es hoy – una obra de actualidad – cuando tanta violencia estalla en el mundo, tanto dolor habita en él, y las sociedades humanas están siendo fábricas de locura.

EL DRAMA DE WISS UNA DESCARGA
DE LUCIDEZ EN UN MARCO DE LOCURA

Marat, en el María Guerrero, volverá a morir, una y otra vez cada noche, bajo el cuchillo de Carlota Gorday.


FOTO: ROS RIBAS
  • Pero – advierte Sastre - su espíritu no ha de morir nunca y ha de ser, paradójicamente, la revolución por él preconizada en su discurso radical (el cambio que hoy decimos socialista) hacia otro mundo. Un mundo que, efectivamente, nosotros creemos posible, el único y verdadero puñal que acabará con su mensaje ayuno de toda piedad incluso para sí mismo, y cerrará definitivamente, al fin, en un futuro utópico, las puertas de la guillotina. Así terminará, para siempre, el Reinado del Terror en todas sus formas. Porque la Justicia es de algún modo, como José Bergamín nos recordaba, el Infierno. Mientras tanto, este drama sigue siendo hoy mismo y una vez más una descarga de lucidez en un marco de locura.

Alberto San Juan y Pedro Casablanc son respectivamente el marqués de Sade y Marat.

Para Alberto San Juan la controvertida figura del marqués de Sade le ha enseñado a saberse poner en la piel del otro.

  • Si tratáramos de comprender al otro - revela Alberto -, buena parte de la violencia física y psicológica desaparecen. También me ha enseñado que el placer nos hace mejores personas que la violencia. He intentado tomar conciencia de su condición de agresor, de su violencia. Dos cualidades muy propias suyas, pero también su tendencia a la bondad.

ALBERTO SAN JUAN
FOTO: ROS RIBAS

El Marat de Weiss le ha llevado a Pedro Casablanc a descubrir que…


PEDRO CASABLANC
FOTO: ROS RIBAS
  • …todos tenemos ideas de justicia y de revolución. Marat me aporta la necesidad de acción ante la injusticia. Marat ha aparecido, en la historia, como un enfermo preocupado por su curación. Mi Marat es muy activo, un escritor compulsivo e igual de violento que el real.

Un amplio reparto da vida al variopinto mundo de esa compañía teatral. Personajes centrales son Nathalie Poza como Carlota Gorday, Lola Casamayor como directora del sanatorio, Fernando Tejero como Cucurucú, Miguel Rellán como Ko-kol, Javier Gil Valle (Javivi) como Jacobo Rux y Luis Bermejo como Duperret.

En 1964 Konrad Swinarski estrenaba en Berlín Persecución y asesinato de marat representado por el grupo teatral de la casa de salud de Charenton bajo la dirección del señor de Sade. Este título tan largo se  resumió en Marat-Sade.  Con todo, la obra adquirió renombre con la versión de Peter Brook.

En 1967 se estrenaba la película Marat- Sade, dirigida por Peter Brook. Los principales intérpretes eran : Patrick Maquee como Marqués de Sade,  Ian Richardson como Marat y Glenda Jackson como Carlota Corday. En realidad se trataba no tanto de una adaptación cinematográfica, sino de la realización cinematográfica del montaje  teatral de Peter Brook.
CARTEL DE LA PELÍCULA

UN NUEVO SUBTÍTULO
PARALA VERSIÓN DE 2007

El Marat Sade de Peter Weiss se subtitulaba:

PERSECUCIÓN Y ASESINATO DE MARAT
REPRESENTADO POR EL GRUPO TEATRAL
DE LA CASA DE SALUD DE CHARENTON
BAJO LA DIRECCIÓN DEL SEÑOR DE SADE

Este Marat Sade de 2007 lo subtitulan:

Experiencia terapéutica libre a cargo
del equipo médico del Sanatorio Psiquiátrico
"Doctor Nervión" y con la colaboración
de la compañía teatral Animalario


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

Última actualización el Sábado, 01 de Mayo de 2010 08:20
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium