Una noche de Zarzuela. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Viernes, 18 de Noviembre de 2016 17:27

UNA NOCHE DE ZARZUELA
NOCHE PARA DISFRUTAR

unanoche movil b 
 FOTO: www.madridteatro.net

En el ciclo de Conciertos el Teatro de la Zarzuela ofrece bajo el título Una noche de Zarzuela obras de Barbieri, Chapí, Chueca y Valverde, Bretón, Giménez, Serrano, Soutullo y Vert, Luna, Sorozábal, Vives, Guridi y Moreno Torroba.

Daniel Bianco, director artístico del Teatro de la Zarzuela, califica esta velada como un Concierto de Grandes Estrellas. Destaca al director musical Jesús López Cobos

  • al que le tengo un especial cariño, por haber trabajado muchos años al lado suyo en el Teatro Real. Cuando me nombraron director del Teatro de la Zarzuela es a la primera persona que llamé, sabiendo que no tenía fechas, pero sabía que tenía que estar a mi lado. Su respuesta fue: "Bueno, al menos un concierto". Al llamar, luego, a todas estas estrellas dijeron que "Sí". Es un concierto muy especial y tenemos la colaboración de Loterías y Apuestas del Estado, que ha hecho un convenio especial con la directora del INAEM, para poder hacer este Concierto. Estoy seguro que este viernes 18 será un día que quedará en las páginas de la historia del Teatro.

JESÚS LÓPEZ COBOS:
ENTRE LA ZARZUELA Y
LA MÚSICA ALEMANA

 P1940947 B copia copia copia  
 JESÚS LÓPEZ COBOS
FOTO: www.madridteatro.net
 

Jesús López Cobos se siente obligado a confesar que este Concierto para él

  • es muy emocional por varias razones. En primer lugar, y tal vez la menos interesante. Me quedó en el recuerdo el año 1964, que es cuando se hizo la primera temporada de ópera en el Teatro de la Zarzuela, instigada por Lola Rodríguez Aragón. En esos momentos era un estudiante en la Universidad, estudiando filosofía, música. Hacía mis pinitos dirigiendo el coro Santo Tomás de Aquino, un coro de cámara que hice en el Conservatorio, y Lola me llamó un día y me dijo: "Necesito que prepares un coro".  Yo no tenía ni idea del repertorio que se hacía, porque en Madrid no había Ópera, y yo no había visto ópera, prácticamente, nunca hasta el año sesenta y cuatro. Dije  "vamos a hacer un Coro", lógicamente de aficionados. Fue mi primera intervención y la primea vez que yo entré en este Teatro como profesional, aunque había entrado como espectador para ver Zarzuela. Siempre me quedará en el recuerdo esa primera temporada de Ópera y fue totalmente una aventura, porque el Coro, lógicamente, no tenía ninguna experiencia.

Como anécdota curiosa de aquel momento Jesús gusta recurrir a contarla.

  • Se trataba del segundo acto de La Bohème, que es difícil para cualquier coro, pero mucho más para un coro aficionado. Me tuve que ponerme un sombrero de copa, un manto y meterme en el escenario para ir dando las entradas a todos los grupos del coro, porque si no todos íbamos perdidos. Siempre me quedó ese gran recuerdo.

La otra razón fundamental por la que se siente emocionado al hacer este concierto es

  • porque aunque mis derroteros han sido totalmente diferentes, y nadie imaginó que yo podía hacer zarzuela, desde que nací hasta, por lo menos, diez años y entré en un seminario, esos 10 años los pasé escuchando a mi madre cantar zarzuela. Mi madre nació en el barrio de La Latina, al lado de la plaza de La Cebada. Tenía un taller de modistillas con sus dos hermanos y le encantaba la zarzuela. Continuamente estaba alegre como las castañuelas de Lucero (Tena), y se pasó siempre cantando. en aquella época no teníamos ni play-stación, ni ipad, ni teléfono móvil…no había nada. Ni teléfono teníamos en casa. Entonces estabas obligado a escuchar lo que oías. Por otro lado mi padre era de un barrio totalmente diferente: el Barrio de Salamanca. Era muy aficionado a la música alemana, porque su abuelo era médico, y era el momento en que había afición a la música alemana  o a la italiana, pero no a las dos. Me pasé esos 10 años escuchando zarzuela por un lado y, al mismo tiempo, Bach, Mozart, Beethoven, Brhams…que fue mi derrotero posterior, pero para mí la Zarzuela ha sido algo muy íntimo y muy ligado a mi niñez. La he procurado hacer cuando he podido.  En mi estancia en el Real sólo hice Luisa Fernanda y El Dúo de La Africana . Fuera de ello sólo hice recitales fuera de España con Plácido Domingo, Teresa Berganza, Pilar Lorengar. He tenido pocas ocasionas, pero como he podido mostrar en los ensayos todavía me acuerdo. Para mí es una emoción hacer este concierto. Siempre pensé que "antes de irme me gustaría hacer un Concierto de Zarzuela en el Teatro de la Zarzuela".  En el Palacio de la Zarzuela que tango ha supuesto en la historia de la zarzuela.    

Subraya que es un gran placer compartir el Concierto con estos grandes cantantes y con Lucero con la que ha tocado en diversas ocasiones, incluso en Cincinati, con Las bodas de Luis Alonso y otras.

LUCERO TENA:
SOLISTA DE CASTAÑUELAS
BAILARINA DE DANZA ESPAÑOLA
BAILAORA DE FLAMENCO

  noche de 3 B
  LUCERO TENA
  noche de 3 B copia
  AINHOA ARTETA
  noche de B
  JOSÉ BROS
  noche de 10 B 
  ANA IBARRA
  noche de 11 B 
  CARLOS CHAUSSON
FOTO: www.madridteatro.net

La presencia de Lucero Tena (México, 1938) en este concierto, tiene un plus que desvela Daniel Bianco. Los avisos de levantar el telón, desde que él es el director, vienen anunciados por el fandango de Doña Francisquita, cuyas castañuelas repican en las manos de Lucero Tena. Por parte de Lucero agradece la invitación por parte de Daniel Bianco, pero siente un especial agradecimiento por Jesús López Cobos, a quien quiere,

  • quiero como mi maestro, por haberme llamado para estar en este Concierto. Significa mucho porque, para mí, este teatro es inolvidable. Hice mi presentación aquí en 1964/65 con la Orquesta de Cámara de la Orquesta Nacional. En aquella época era bailarina profesional. Mis tres facetas eran: solista de castañuelas; la danza en general, la escuela bolera, y las danzas clásicas de nuestros compositores, Albéniz, Turina, Falla, Granados, y como bailaora de flamenco. Tuve la suerte y el honor de que la gran Carmen Amaya me enseñase y estuve tres años en su Compañía. Entonces en el ensayo estuve muy nerviosa por la emoción, porque bailando en este teatro la Jota de Joaquín la Regla, en el palco pegado al escenario estaba la viuda del maestro Joaquín la Regla. Son recuerdos muy gratos.

En la historia de la música, si no la única, Lucero Tena es de las pocas solistas que han llevado las castañuelas a nivel de concierto. Lo que le ha llevado a considerar la castañuela como instrumento protagonista le viene desde niña.

  • Mis padres me han cultivado en la música. Iba a conciertos, opera, era pequeñita y me dormía. Al oír esa música y tener esos dos trocitos de madera en mis manos, a los que he querido siempre,  quise que estuvieran dentro de lo que el compositor escribía, independientemente de la función que tienen para la bailarina. Yo he sido bailarina profesional, pero es completamente distinto. No tiene que ver con la danza. La música que he escuchado vino a mis oídos y por qué no introducir las castañuelas. La primera sonata que estudié fue la 395 de Domenico Scarlatti. Decía mi madre "¿Vas a tocar Scarlatti?" "Sí". Tuve la suerte de que el gran poeta León Felipe amigo de mis padres de un grupo, me escuchó. "Tú puedes tocar sola" Hicieron un grupo de personalidades y anunció: "Esta niña va a tocar Scarlatti con castañuelas. Para mí significó el seguir lo que el compositor había escrito. Para mí es todo lo que puedo decir, y continúo, sobre todo, con la ayuda de los grandes maestros como mi querido maestro López Cobos. Es algo que no se ha hecho. Este Concierto es un gran regalo que Dios me ha dado en mi segunda juventud.  

Cuando comenzó no tenía ningún referente, a lo más Antonia Mercé, la Argentinita en discos.

  • Me acuerdo de unas seguidillas de Philipe, pero ella  bailaba, y esas castañuelas tan preciosas, tan claras. Son tantas cosas que escuchaba, principalmente de Antonia Mercé, es lo que hizo que siguiera buscando obras adecuadas

Para Lucero Tena, Leonardo Balada compuso Concertino para castañuelas y Orquestaque la interpretó junto a López Cobos en Cincinati.

Es curioso porque Leonardo hace música contemporánea y eso hace mucho más difícil para la castañuela, porque no hay esa cuadratura que hay en un fandango o en unas seguidillas. Es todo mucho más libre.

Lucero Tena subraya y agradece el esfuerzo de Daniel Bianco por propagar la zarzuela y acercarla a los jóvenes ya que

  • es un tradición tan hermosa. Es, también, un placer poder hacer este Concierto con estos compañeros y esperamos que sea un buen concierto.

AINHOA ARTETA:
ES UN PLACER ESTAR RODEADA
DE ESTOS MARAVILLOSOS COLEGAS

Ainhoa Arteta (Tolosa, Guipuzcoa, 1964) recuerda la anécdota de López Cobos y su madre como modistilla que cantaba zarzuela en su casa, con lo cual era un Concierto muy especial.

  • Me sumo a ese sentimiento y es un placer estar rodeada de estos maravillosos colegas, y grandísimos seres humanos que conozco desde hace mucho tiempo. Ya en el ensayo disfruté muchísimo y el día del estreno va a ser una Noche en la memoria, por lo menos en la mía, para siempre. Me conmueve el compartirlo con la señora Lucero Tena y me emociona el que nos haya llamado compañeros. Esta señora tocaba en el ensayo La boda de Luis Alonso y yo tenía que salir a cantar después.  Me decía "después de esta señora quién se atreve a cantar?" Es una joya de concierto. Yo tenía muchas ganas de trabajar con el maestro  Jesús López Cobos, no había trabajado nunca, pues no tuve oportunidad. Tengo que decir que en el ensayo me sentí agustísimo. A mí esto del "género chico" no me parece justo, porque cuando se escucha como la dirige el maestro, de "chico" no es nada. Quiero seguir pasándolo muy bien en los ensayas y el día del estreno quesea una noche espléndida. Recuerda mi debut en la Zarzuela - La Canción del Olvido - en el que mi madre estaba conmigo, y, en el ensayo, ha habido momentos en que me he emocionado mucho.

JOSÉ BROS:
PARTICIPAR EN UNA GALA
DE ESTAS CARACTERÍSTICAS,
ES UN REGALO.

El tenor José Bross (Barcelona, 1965) manifiesta su alegría por estar en

  • esta casa que me ha dado tanto, y a la cual cada noche he entregado toda mi alma. Participar en una gala de estas características, es un regalo. A parte de un privilegio, que lo es, el salir cada noche al escenario, el estar rodeado de estos artistas es un regalo por que más allá de cantantes son amigos, y nos conocemos desde hace muchos años. Se está creando una magia especial, que es salir al escenario a disfrutar. Hacer disfrutar al público, y que durante dos horas que hacemos buena música, se puedan olvidar de sus problemas e inquietudes y hacer un paréntesis en la vida y poder gozar de nuestra música, de nuestra zarzuela, con un programa exquisitamente preparado para la ocasión. No podía ser un mejor título: Una noche de zarzuela. Gracias a todos por poder estar en esta casa que tantas emociones me transmite. Gracias al maestro López Cobos por su inquietud y cariño, que nos une desde hace muchos años y es un placer, siempre, hacer música juntos. A Carlos(Chausson) que ya son 30 años de relación, yo estudiaba y "tú cantabas".
  • Más que un matrimonio - apunta Ainhoa
  • Sí. Más de media vida escuchando a Carlos es mucho, y el hombre sigue cantando. Estar  con Lucero  es un privilegio. En el ensayo estaba en platea escuchándola. Justo después venía el dúo de El Caserío. Estaba tan pancho oyendo a Lucero y vino la regidora "¡que ya os toca"!, cuando todavía estaba aplaudiendo y "¡Brava, Brava, Brava!"

El pasado 31 de octubre José Bros celebraba en el Auditorio Nacional, mediante un concierto con Orquesta

  • todo lo que es para mí como persona, el levantarme cada día y hacer lo que me gusta, que es cantar. compartir con el público, especialmente de Madrid porque me apoyado desde los inicios de mi carrera, me ha seguido y me ha visto crecer como artista. Me ha apoyado no sólo el público sino también la crítica. He querido ofrecer algo nuevo y transmitir todas esas emociones que, al fin y al cabo, tiene un artista en lo más profundo de su ser.  Eran melodías que unas me acompañaban por primera vez. Otras me han acompañado a lo largo de mi carrera y de mi vida, que había cantado, incluso, con mi padre, y esto fue lo que llegó al público que nos acompañó  aquella noche. Fue muy emotivo y solamente tengo palabras de agradecimiento  por el apoyo que siempre he sentido en Madrid.      

ANA IBARRA:
ESTE CONCIERTO ES
ABSOLUTAMENTE INCREÍBLE

A la mezzosoprano Ana Ibarra la hemos podido oírla cantar en el montaje precedente del Teatro de la Zarzuela: Las Golondrinas (CLIKEAR). Por participar en este Concierto se siente emocionada y desvela que

  • es la primera vez que no consigo ver la segunda parte del ensayo porque me encerré en mi camerino ya que si sigo oyendo a esas fieras ¿cómo salgo yo a cantar? Con Lucero con lágrimas en los ojos, con aquellos dos  - Ainhona y José - en el dúo y con éste - Carlos Chausson -…, bueno, ya lo verán…Me encerré en el camerino y busqué un poco de concentración. Este Concierto es absolutamente increíble, no quiero ni qué pensar lo que puede ser el Concierto del estreno.
P1940947 B copia copia copia copia
JOSÉ BROS / AINHOA ARTETA / CAIDEL BIANCO / JESÚS LÓPEZ COBOS / LUCERO TENA / CARLOS CHAUSSON / ANA IBARRA
FOTO: www.madridteatro.net

CARLOS CHAUSSON:
CUANDO ESTA MÚSICA
CAE EN LAS MANOS ADECUADAS
SUBE DE NIVEL

Carlos Chausson no se prodiga mucho en España. Se define como el intruso.

  • ¿Qué hace Carlos Chausson cantando zarzuela que no ha cantado en su vida? Sólo hice Gloria y peluca (1983) (CLIKEAR) hace 33 años, una partitura operística de mucha calidad,  y La Verbena de la Paloma cuando tenía 23 años, en la Escuela Superior de Canto. Hacía de don Hilarión. Me siento como un intruso, pero agradezco al maestro porque creo que fue una iniciativa suya y lo agradezco profundamente, porque siempre ha sido una música en la que he intentado  buscar papeles que me vinieran bien, pero por la características de mi voz no hay demasiados papeles en la zarzuela, por lo menos los que yo he encontrado. Hemos encontrado unas cuantas cosas que yo sí puedo cantar y  con lo cual estoy muy agradecido por darme la oportunidad de poder participar en este concierto. Estoy completamente de acuerdo con Ainhoa que cuando esta música cae en las manos adecuadas sube de nivel. Es impresionante la cantidad de detalles y sutilezas que el maestro es capaz de ver en esta partitura, que a lo mejor, como rutina, se pasan por encima. Aquí no se ha pasado nada por encima. Se ha ido al detalle, a trabajar muy  a fondo cada partitura, cada detalle. Esto convierte a la música no en un "género chico", sino en un género importante, y en un género grande. Es una vuelta a mis inicios, porque cuando estaba en la Escuela superior de Canto tenía bastante contacto con el Teatro de la Zarzuela, pues se veían espectáculos de la Escuela en este teatro. Me recuerdo de unos Cuentos de Hoffman que se hicieron cuando yo era estudiante y luego hice La Voz de Diana. En este teatro fue donde empezó alanzarse un poco mi carrera profesional, por lo cual volver a este teatro es muy emocionante. Mañana va a ser una explosión de júbilo y de alegría y descubrir una música que todavía está por descubrir.

Agradece a Lucero porque es

  • impactante. Gracias por esa precisión. ¡Qué maravilla y sutilezas! que puede sacar de las castañuelas, su expresión…¡Es impresionante! Tiene un conocimiento de la partitura más que el que tenemos nosotros como cantantes. Tiene que combinar esos colores de las castañuelas con todos los instrumentos de la orquesta y con el ritmo. Estamos a un nivel que va más allá que el simple de tocar las castañuelas.

LO QUE ME DA PENA ES QUE EL
TOCAR LA CASTAÑUELAS COMO SOLISTA
SEA UNA ESPECIE A EXTINGUIR

Jesús López Cobos a raíz de tales alabanzas hacia Lucero Tena, recuerda la primera vez que vino la London Philarmonica a Madrid con él en 1981.

  • Era la primera "tourné" que hacía y le dije a toda la orquesta: "Os voy a invitar a una cosa muy especial. Vamos a ir al Corral de la Morería", donde trabajaba Lucero todas las noches. Me acuerdo de que todo el grupo de percusión me decían "!Imposibel!" El grupo pidió que le hiciera una "masters class", para ver cómo se tocan las castañuelas. Lo que me da pena es que el tocar la castañuelas como solista sea una especie a extinguir. ¡Qué pena que ese arte de tocar las castañuelas pase así, y que una persona que la ha tocado maravillosamente toda la vida, que no cree una escuela. Es una pena que una cosa tan nuestra y un instrumento tan interesante. Recuerdo los conciertos que hacía de música barroca con varias castañuelas, y cada una de ellas daba un color diferente.

YO ESTOY CONTENTO
DE LO QUE HA SALIDO.
ES UNA COMBINACIÓN
DONDE HAY MUCHO CONTRASTE

La elección de los diverso números musicales se debe a Jesús López Cobos, el cual reconoce que es muy complicado elaborarlo, hasta el punto que  hizo hasta cinco programas,

  • cuando tienes cuatro cantantes y cada uno de ellos está en un sitio diferente. He hecho este programa desde América, Japón, Alemania a través de emails. Lo primero que haces es qué le gustaría cantar a cada cantante. Luego hay que combinarlo de modo que cante por igual todos. Que haya arias y dúos. Que haya un cuarteto. Al final es una lotería lo que se sale. Yo estoy contento de lo que ha salido. Es una combinación donde hay mucho contraste y no sólo por incluir las castañuelas, sino que en los cantables se pasa de lo más cómico a lo más dramático en dos minutos, la pausa que hay entre los dos. Ello hace que el concierto resulte brevísimo. A mí se me pasa volando.     

Más información
     Una noche de Zarzuela. Concierto TZ

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

Última actualización el Martes, 26 de Febrero de 2019 17:32