Münchhausen. Lucía Vilanova. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Lunes, 14 de Noviembre de 2011 17:02
 

MÜNCHHAUSEN, LLEGAR HASTA EL CRIMEN 


MÜNCHHAUSEN

LLEGAR HASTA EL CRIMEN

 

 

 

Antecedentes a este título: Münchhause,  está otro : El barón de Münchhausen.  Películas y obras de teatro se han ocupado del original Barón. No es casual que uno titulo reenvíe al otro. Lucía Vilanova, la autora de este Münchhausen se ha inspirado, en cierta medida, en ese personaje, sólo que se llama Nik y es un niño:

DAVID CASTILLO
FOTO: DAVID RUANO

·         Nik, como el Barón de Münchhausen, ha sido precavido: a medida que juega y vaga por su casa, a medida que se va acercando a lo que sospecha y a lo que teme, ha sabido, como el Barón, dejarse crecer una coleta. Para izarse a sí mismo en un admirable salto cuando las cosas se ponen realmente feas. Una coleta de la que tirar para suspenderse, para elevarse, para emular la proeza del Barón que asiéndose de su coleta se salvó de caer en la ciénaga.

 

Nik es un niño que pertenece a una familia que oculta una serie de secretos. Nik, un niño enfermo, tratará de descubrirlos en un espacio de tiempo que va desde sus tres años  hasta los siete años. Le diferencia del Barón en que no recorre el universo, no es intrépido ni vuela en su caballo. Es miedoso y pasa sus años "prisionero de los peligros que acechan por el largo pasillo y las estancias de su casa".

 

¡DIOS MÍO, DE DÓNDE HA SALIDO ESTE TEXTO!

 

Salva Bolta dirige este texto que reconoce que no dejó de tener sus incertidumbres:

 

·         Todo empezó cuando Isabel Navarro (Piru) me puso sobre la mesa el texto de Lucía Vilanova. Al leerlo exclamé: "¡Dios mío esto de dónde ha salido!" Tanto Isabel como Gerardo Vera me propusieron dirigirlo. De Lucía sólo conocía el Torvaldo furioso, que se estrenó en el Teatro de la Abadía. Tras una reflexión pues pienso que sólo debes contar una historia si crees en ella y la entiendes en el subconsciente, creí que sí que podría dirigirla. Es una historia complicada y muy compleja. Es una historia de amor propia de la literatura dramática durante siglos

 

CARMEN CONESA /DAVID CASTILLO / TERESA LOZANO /
ADOLGO FERNÁNDEZ / ILEANA WILSON / SAMUEL VIYUELA
FOTO: DAVID RUANO

Según Lucía su historia está en la línea de lo que Tolstoi escribe en el comienzo de su Ana Karenina:

 

·         "Las familias felices son todas iguales; y las que no lo son, tienen su propia manera de infelicidad". Desde La Orestiada, en la historia de la literatura dramática, no existe, creo, ninguna obra protagonizada por una familia feliz. No sé si porque todas las historias serían iguales, como dice Tolstoi, o porque, sencillamente, las familias felices no existen. Münchhausen es el retrato de una familia profundamente infeliz. Una familia en que las mujeres, representantes de tres generaciones distintas – abuela, madre e hija– víctimas y, a la vez, verdugos, manifiestan que no cabe compasión entre ellas. Retrato de un matrimonio enfermo que, lejos de cortar su relación enferma, la perpetua a base de constantes adaptaciones dolorosas. Retrato de un sistema patológico de relación –inquietantemente usual y perceptible en nuestra sociedad– que supone la prisión en un círculo vicioso y perpetuo. Un siniestro juego sin fin, porque en los sistemas patológicos se juega a un juego que no dispone de ninguna regla para la modificación de sus patógenas reglas.  

 

 

 
TERESA LOZANO
 
CARMEN CONESA
MACARENA SANZA
FOTOS: DAVID RUANO
Según Salva en esta ocasión las consecuencias para Nik son

 

·         La falta de amor en un niño y una familia y en el entorno familiar donde se desarrolla la historia. Se oculta más de lo que se muestra. Lo complicado es asomar al público a las emociones y sentimientos de los personajes que los esconden. En realidad no es sino el retrato de la familia moderna burguesa.

 



TRES MUJERES BAJO LA MALDICIÓN DE UNA PATOLOGÍA

 

En el argumento el motivo central es

 

·         una enfermedad social conocida con el nombre de  Síndrome Münchhausen. que consiste en generar e inducir enfermedades inexistentes en otras personas. La Madre induce síntomas en su propio hijo Nik. Es la enfermedad social  de este tiempo moderno. La gente vive encerrada en una educación y comportamientos que les impiden manifestar sus emociones y sentimientos. Son una olla a presión que llega un momento en que estalla. La Madre es infeliz y reproduce la historia de su madre, la abuela. Como ella no ha podido desarrollar su parte afectiva con su padre y marido, y todo lo centra en su hijo. Mezcla el amor con el dolor haciéndole daño.

 

La tercera mujer, que en principio, sería la continuación del maleficio educacional es Sofía, la hija. Macarena Sanz interpreta a Sofía, y es la primera vez que actúa en el Centro Dramático Nacional.

 

·         Es una suerte - declara Macarena -. Es un personaje muy bonito y con mucha luz y falta de amor, que se enfrenta a las dificultades de la casa, lo cual hace que se vaya casi apagando. Se intenta defender de toda la realidad, pues es muy imaginativa. Es un proceso muy bonito y sobre todo el poder trabajar con un equipo de actores de muchísima categoría. Al ser la primera vez estoy nerviosa.

 

Macarena Sanz, tras cursos de interpretación en la Escuelas Municipal de Arte Dramático (EMAD). Participa en el espectáculo Lorca, Lorca de la Joven Compañía de la Fundación Shakespeare, dirigida por Manuel Ángel Conejero. Posteriormente se matricula en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), donde actualmente curso tercero.

 

UNA PADRE AUSENTE DE LOS PROBLEMAS

 

 
 ADOLFO FERNÁNDEZ
FOTO: DAVID RUANO

El veterano Adolfo Fernández, el Padre de la familia, comenta:

 

·         Macarena tiene una formación que ya la quisiéramos nosotros. En cuanto a la obra Lucía se ha inventado un registro dramático nuevo y lo hemos ido aprendiendo. Como referencia yo tenía a Dalí o aquel Teatro Polaco en el que en una casa hay una frontera real que separa a los dos personajes -     -El padre es un tránsfuga del amor y ha decidido que con la familia no s encuentra. Es posible que tenga una amante. Lo que mantiene es una apariencia, como hacen los políticos y los altos ejecutivos. Al final hay una catarsis colectiva. Cada uno saca el animal que lleva dentro y explota. Lo que no se sabe es cuántos personajes hablan con su verdad o lenguaje de los suyos. Es un personaje que se aparta así de lo convencional y resulta atractivo. El cómo se relacionan las dos familias es muy curioso e indefinible. Se rompen las barreras incondicionales.

 

LLEGAR HASTA EL CRIMEN

 

·         Lo más interesante  - afirma Salva Bolta - no es la historia sino el entorno en el que se pueden producir crímenes, y en el entorno familiar. En realidad es una tragedia moderna del mundo en que vivimos: una sociedad de personas que no saben cómo amar o en todo caso cómo odiar. Verdugos que también son víctimas, incapaces de comunicarse con el otro. Se trata de personajes con una lucha interior tremenda, a los que no siempre su pensamiento y sus sentimientos les ayudan a elegir aquello que consiga hacerlos más felices. Hacen lo que pueden. Puede parecernos mentira, pero es muy fácil confundir dar amor con producir dolor. Es un texto que me alegra, pues nos muestra que en la familia anida mucho dolor y felicidad.

 

MACARENA SANZ / ADOLFO FERNÁNDEZ / DAVID CASTILLO / CARMEN CONESA  / ILEANA WILSON
FOTO: DAVID RUANO

 

Esta tremenda reflexión acerca del mundo familiar se puede digerir al sentido del humor

 

·         que la aligera y humaniza, cáustico y despiadado en algunos personajes e ingenuo y entrañable en otros. Todo para desembocar en un final inesperado, que remata la pieza a la altura del interés que despierta a medida que se va desarrollando. Hemos pretendido exponer la historia como gente de teatro, es decir contar la historia y no romar partido. no somos jueces, ni abogados. Es algo delicado, pero no queremos culpar a nadie. El público es el espacio último para acabar de completar la historia con su mirada.

 

En su carrera como director de escena, Salva Bolta, considera que este montaje

 

·         es el mayor riesgo qye he corrido. No es tanto como en mis anteriores montajes, que también es un riesgo pues eran autores conocidos. Aquí no se conocen autora, ni texto y ello le añade un plus, además de ser una función más compleja.

 

CARMEN CONESA, LA ABSORBENTE MADRE

TERESA LOZANO, LA ABUELA, INICIADORA DE LA PATOLOGÍA

 

CARMEN CONESA / DAVID CASTILLO
FOTO: DAVID RUANO

·         Soy la Madre - confirma Carmen Conesa -, la Sofía madre, ya que las tres generaciones tienen el mismo nombre. Creo que el que repita el mismo nombre  en las tres generaciones, la autora quiere fundir en ese nombre todo el mundo femenino. Soy una enferma, cuya patología es la falta de amor, que hace que se produzcan actitudes extrañas. Hay un cierto suspense, lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿Es un thriller? Es casi, pero es mejor no decir quién es el asesino. Cualquiera podría serlo por sus vidas tortuosas.

 

Ese mundo oculta hace, según Carmen, que

 

·         inflingimos dolor. Somos crueles. Con todo hay humor en Sofía abuela - Teresa Lozano - y en el texto. En todos. A mí no me han dado humor, pero la vida es así. El arco de mi personaje es muy bonito. Quizá es de los mejores personajes que he abordado. Es un personaje difícil de comprender, pero gracias a la imaginación de la autora, se puede intuir. Ahí está la magia del teatro, que puede hacer pensar al espectador.

 

·         Es una tragedia - abunda Salva - porque es una tragedia. El Niño Nik sucumbe a su destino, pero se lleva muy bien con él.

 

Esta madre patológica a nuestros ojos, no lo es desde su punto de vista.

 

·         Ella no es consciente de la maldad - precisa Carmen Conesa -, pero la mostrar esa misma patología intenta llamar la atención para se la destruyan. Hay ciertas señales: a los que le van a visitar informa de cosas así como "Si no me ayudáis voy a matar a mi hijo". No esconde el veneno. Es como el anuncio de un suicidio. En el fondo es un personaje espiritual como una alma invisible muy sensible que se consigue  a través de la excelente música de Luis Miguel Cobo. A través de ella habla mi alma. Me emociono y emociono al público, por eso la música es un elemento importante.

 

MACARENA SANZA / ADOLFO FERNÁNDEZ / CARMEN CONESA
FOTO DAVID RUANO

 

La Madre, en realidad, es una enferma, pero el padre es el medio ejecutor, pues no la detiene.

 

·         Es muy complejo - añade Salva Bolta - , pues en el fondo es una esquizoide. Una madre sobreprotectora, fruto del cariño hacia el niño. Es un personaje, difícil  de entrada.

   

 Teresa Lozano es Sofía, la abuela

 

·         Yo soy la iniciadora de esa patología. Es una función de tema muy especial y por lo tanto difícil de clasificar. Es una tragedia con humor negro. Es un universo especial. Un universo patológico con ingredientes especiales. Utiliza un lenguaje especial, nada naturalista, sino más bien surrealista en el que no faltan una serie de muletillas. Mi marido viene definido como un "Padre de huesos secos", y ahí empieza la frustración de la familia que después se aumentará en la vejez. Todo esto hace que sea mala.

 

DOS NIK PARA RECORRER UN AMENAZANTE PASILLO

 

Nik se desdobla en dos personajes: Nik I y Nik II, al cual interpreta Samuel Viyuela (Madrid, 1968). A sus cualidades de actor, se le une su adiestramiento como clown, malabares y trapecio. Ha protagonizado el largometraje Pájaros muertos de Jorge y Guillermo Sempere, y dos cortos. En televisión ha participado en Hospital Central, El Comisario y Águila Roja. Su última interpretación en teatro ha sido El chico de la última fila de Juan Mayorga y dirigida por Víctor Velasco. Es la primera vez que actúa en el Centro Dramático Nacional, lo mismo que su alter Nik I, David del  Castillo.

DAVID CASTILLO / SAMUEL VIYUELA
FOTO: DAVID RUANO

 

 

·         Nik II es un personaje más allá de la realidad - precisa Samuel -, pues se trata de un hermano gemelo muerto en parto y surge por la imaginación de Nik I, el cual está encerrado en su propia familia y acaba buscándose a sí mismo en su hermano gemelo Nik II y éste le ayuda a escapar.

 

CARMEN CONESA / DAVID CASTILLO
ADOLFO FERNÁNDEZ
FOTO: DAVID RUANO

Nik II habita en un lugar especial. Paco Azorín, el escenógrafo ha creado ese lugar que Salva Bolta califica de

 

·                    un trabajo muy bonito toda la escenografía. El lugar de Nik es un lugar especial, con otra dimensión familiar. Es un espacio específico que viene a ser la línea que separa su reflejo especular. La casa va enseñándonos poco a poco espacios interiores especiales y psicológicos. Al final vemos cómo es en realidad el espacio. Supone una complejidad técnica y con una lectura interesante. La casa es un reflejo de la misma habla.

 

El Nik I lo interpreta David Castillo. Ha trabajado en cine y televisión, pero esta es su primera experiencia teatral y su primera actuación en el Centro Dramático Nacional.

 

·         Nik es un personaje inocente. El único. Los otros son débiles y crean línea de tensión. Un niño enfermo en pijamita. Siempre está en casa, pues cuando ha ido al colegio a los tres días ha tenido que volver. Busca el amor y el ser amado. En el texto se habla de niños, pero Lucía apunta que podrían ser sustituidos por marionetas  o cualquier otra dimensión técnica como los hologramas. Era difícil que un niño de tres años, ya que el recorrido de la historia va de 3 a 7 años, pudiera interpretar un texto. Después estaban los derechos del niño con respecto a los horarios. Por lo tanto hemos optado por actores de más edad que interpretan a los niños.

 

¿SUEÑOS DE TODOS LOS PERSONAJES?

 

DAVID CASTILLO / SAMUEL VIYUELA
FOTO: DAVID RUANO

La obra puede interpretarse como los sueños  de cada personaje puesto que según Salva:

 

·         los sueños están en el universo de los niños. En los adultos están rotos y sólo son recuerdos sombríos. A cada uno le llevan a un lugar. A los niños le llevan fuera: jugar a quien no son. Los de Nikt son tremendos y freudianas. Freud y Jung están ahí. Con mucho de Jung, Lucía ha creado sus personajes. Es una historia que está más cerca de la realidad de lo que pensamos. la realidad de la vida es muy pobre para contarla, pero basta echar una mirada a la celebración de la Nochevieja en familia y todo lo que, a veces, sucede de tensiones, para darse cuenta que Münchhausen está más próxima de lo que parece. Aquí hay un crimen, pero no se aprta de lo que nos ofrecen las noticias día  a día:"Madre mata a sus dos hijos"... Es la punta del iceberg de todo lo que vive en la familia. En el teatro esto hay que contarlo dándole un significado y con una dimensión artística, pero es el mundo real. Es un texto indicadísimo para los padres, pues los niños escuchan muchas cosas en su casa que no son adecuadas y a través de ellas se va formando su educación.   

 

El síndrome Münchhausen, estudiado desde 1977, es perpetuo en las madres ante una entrega total. La noticia se la trajo de Londres a Lucía una hermana suya.

 

  • Hay que pensar - añade Salva - que la educación de los hijos está en manos de las madres y más en este estado burgués de familia conservadora y de nivel alto que se prolonga en los colegios.
 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

Última actualización el Viernes, 31 de Agosto de 2012 18:50