Haz clic aquí. José Padilla Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Miércoles, 22 de Octubre de 2014 08:02

 HAZ CILC AQUÍ
REPASO A LA SOCIEDAD DEL CLICK

  haz clic 2 b
  GUSTAVO GALINDO / ANA VAYÓN / INMMA CUEVAS / PABLO BÉJAR / NEREA MORENO
 FOTO: ANDRÉS DE GABRIEL

Haz clic aquí, es algo, ya, connatural en el mundo de los seres humanos. La informática es la que nos ha metido en esta práctica para bien y para mal. En el texto de José Padilla es más bien para mal, debido al acoso que sufre una adolescente, Ruth (Ana Vayón), acusada de haber dado  la puntilla con su tacón de aguja, metálico, a un joven, amigo suyo, Javier (Pablo Béjar) con derecho a roce, agredido por otros "colegas". Tal agresión la ha grabado con un teléfono móvil, Diego Artero (Gustavo Galindo), un abogado laboralista mediante un "clic", que engendrará múltiples "clics". Toda una sintonía informática interpretada por los miles de usuarios en las redes sociales. La grabación que podría ser reveladora, no lo es del todo, debido a la imprecisión de la imagen, aunque se podría identificar con Ruth, la adolescente. Ante la negativa del propio agredido de que denuncie el hecho, mostrando el video a la policía, Diego decide colgarlo en la red, la cual se inunda de opiniones, insultos y amenazas hacia la adolescente.

La historia parte de un hecho real acaecido en Granada. A partir de él, José Padilla, el autor, ha escrito un texto cuyo proceso creativo entró en el apartado del Centro Dramático Nacional: Escritos en la escena. Inteligentemente la obra no trata, únicamente, de transcribir la anécdota. Ésta da pie a la aparición de un amplio universo humano y una reflexión acerca de nuestra sociedad, a la que le supera las redes sociales, y sus  consecuencias.

En la obra hay varios niveles. La más plana es la narración del hecho, y crear el interés sobre si Ruth es la autora de la puntilla con el tacón o no, con lo cual nos encontramos ante una historia policíaca, el llamado "thriller", y ahí lo dejo para no destripar le final. Esta historia ya provoca el interés. Pero hay más.

Con motivo de esta anécdota una serie de personajes se ven involucrados entre los que se entablan obligadas relaciones humanas y laborales. Diego Artero, el autor de la grabación, está casado   con Teresa (Inma Cuevas), una aguerrida periodista, de las que creen en la ética de la noticia, y que corrige lo de "casada" por "mi pareja". Relación en la que se delimitan bien los terrenos particulares de cada uno. Debido a esa creencia de la ética en la profesión, entrará en conflicto con su jefe, proclive al amarillismo o al no meterse inútilmente en líos.

La adolescente vapuleada verbalmente por la red - un paralelo de la adúltera evangélica a punto de ser apedreada -, tiene una madre, Olga (Nerea Moreno), diseñadora de adornos (joyas) que entra en contacto con un generoso comprador de apacible talante, y cuya filosofía de la vida es la paz, el sosiego y la libertad. Su leve acento extranjero le reviste de un aire exótico y atrayente.

Javier (Pablo Béjar), el agredido, bascula entre la amenaza de la denuncia y el no urgar en el incidente. Cierran el panorama humano, las amigas de Ruth.

Esta galería de personajes provocan diversas temáticas: la ética profesional; los juicios paralelos; el conflicto del mundo adolescente y su enfrentamiento con el mundo de los adultos; la proliferación de mensajes que crean opinión pública sin  más fundamento que un video, olvidando los procedimientos judiciales  y eliminando el término "presunto". En contrapunto a ese mundo agresivo físicamente - la paliza dada al joven - y anímicamente - el ensañamiento a través de las redes sociales -, aparece la posibilidad de liberación: la creación artística y el habitar en una isla, fuera del ajetreo informático y de opinión. La virtud de José Padilla como autor es saber concatenar toda esa amplia temática, proporcionándoles un fluir natural.

Una temática que sobresale es, indudablemente, lo que supone hacer "clic" ,tanto el grabación del video, causante del conflicto, como por los múltiples "clics", lejos de la inocencia y creadores de opiniones y acusaciones con endebles fundamentos. Tales "clics" han venido a sustituir al la lapidación verbal y real de brujas, ajusticiados o aquellos que llevan la etiqueta de enemigo público número uno. Nos hemos acostumbrado a asistir a juicios paralelos mediante lo facebook's, los twiter's, los mensajes de los teléfonos móviles..., y se les ha dado valor como si fueran testimonios y jueces, de lo más probado.

Haz clic aquí aparece, pues como una reflexión de un mundo informatizado donde desaparecen las relaciones humanas en pro de una agresividad. Ante él surge el mundo de la no estandarización. Un mundo en el que el valor de la persona es fundamental. El comprador de adornos, le compra todos, a pesar de que Olga advierte que al ser artesanales no son iguales todas: "Le compro todo lo que sea capaz de hacer en un mes".

La puesta en escena de José Padilla, es un gran acierto. Nueve los personajes y la estructura dramática con una habilidad increíble, y con gran economía  de medios. No hay un momento de decaimiento, tanto por parte del texto como por la dirección y la solución del tránsito de unas escenas a otras en las que hay saltos en el tiempo y en el espacio. En este acierto, tiene mucho que ver la dramaturgia de Aitana Galán, así como el espacio escénico de Mónica Boromello y la iluminación de David Hortelano.  

Mónica Boromello crea un espacio escénico con bastante de simbólico: un suelo de tablas de madera que se levantan en los límites del espacio, y un fondal de tela acuchillado en líneas horizontales, al estilo de los lienzos que acuchillaba el pintor Lucio Fontana. Todo ello parece hablarnos de ruptura, grieta, resquebrajamiento. Tales grietas se iluminan por momentos, potenciando, en un primer momento, la grieta, y en un segundo momento - al menos así me ha parecido - las rendijas desde donde todo se puede espiar, y tras las cuales existen ávidos ojos.

La iluminación de David Hortelano es altamente expresiva, que resuelve con eficacia los diversos lugares, así como los convierte en altamente evocadores.

El otro elemento escenográfico son los sillones y "puf's". Todos en color azul. Cumplen bien su función y desplazamientos. Según información de José Padilla, él mismo sugirió a Mónica ese color azul. Quería evocar los logos de la redes sociales que son, curiosamente, en color azul. De no disponer de esa información, no se me hubiera ocurrido tal reflexión.

Hay que destacar el valor interpretativo de los actores y sus respectivos desdoblamientos. Unos desdoblamientos resultan más sencillos como son las chicas y el director del periódico, y otro más complejo como el de Diego, y el comprador extranjero, interpretados por Gustavo Galindo, quien usa los dos registros con naturalidad y fluidez. A nivel de vestuario le basta una bufanda-chal para el cambio, pero la nueva personalidad la da perfectamente mediante la interpretación. Inma Cuevas a la que hemos podido ver últimamente en True West (CLIKEAR) como madre de los dos hermanos, una muy feliz interpretación, aquí interpreta a la periodista de modo convincente, en cuanto a la construcción que se ha hecho del personaje. Otra cosa es si existen ese tipo de periodistas, pues el tratamiento del personaje está un tanto mitificado. Nerea Moreno, la madre (Olga), aborda bien los dos perfiles que le exige el personaje: la preocupación de una madre en conflicto con su hija y la mujer esperanzadora (¿enamorada?) de quien la trata como persona. Ana Vayón es Ruth, la adolescente acosada por las redes. Es un personaje agresivo, en cuanto pretende defenderse de una acusación que no le gusta aceptar.  Tal desazón, Ana sabe matizarla con ecuanimidad y sin estridencias. Por fin, el maltratado Javier lo interpreta Pablo Béjar. Da bien el personaje del adolescente, pillado entre dos aguas: la agresión sufrida y el intentar echar tierra sobre el asunto. Interpreta también al director del periódico, un personaje sólo abocetado para introducir el tema de la ética profesional, pero cuya función es menor.

  haz clic B
  NEREA MORENO / GUSTAVO GALINCO (comprador)
FOTO: ANDRÉS DE GABRIEL

Título: Haz click aquí
Texto: José Padilla
Ayudante de dirección: Fran Guinot
Asesora de dramaturgia: Aitana Galán
Escenografía: Mónica Boromello
Vestuario: Almudena Rodríguez Huertas
Iluminación: David Hortelano
Fotos: Andrés de Gabriel
Diseño de cartel: Isidro Ferrer
Escenografía: Mambo Decorados Sfumato
Producción: Centro Dramático Nacional
Intérpretes: Pablo Béjar (Javier), Inma Cuevas (Teresa), Gustavo Galindo (Diego), Nerea Moreno (Olga), Ana Vayón (Ruth)
Dirección: José Padilla
Duración de espectáculo: 70 min. aprox. (sin intermedio)
Estreno en Madrid: Teatro María Guerrero, Sala Princesa (CDN), 15- X- 2014

ENCUENTRO CON EL PÚBLICO
Con la presencia del equipo artístico de la obra
Teatro María Guerrero-Sala de la Princesa,

Jueves 30 de octubre, al finalizar la representación.
Entrada libre, hasta completar aforo. 

 

 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande



Centro Dramático Nacional
Teatro María Guerrero
Sala princesa
Director: Ernesto Caballero
C/ Tamayo y Baus, 4
28004 – Madrid
Metro: Colón, Banco de España, Chueca.
Bus: 5,14,27,37,45,52,150
RENFE: Recoletos
Parking: Marqués de la Ensenada,
Pz de Colón, Pza del Rey.
Tf. :91 310 29 49
ServiCaixa 902 33 22 11
Venta Internet: 
www.servicaixa.com
Día del Espectador: miércoles (50%)
Descuentos: Grupos. Tercera Edad, Carnet Joven
Atención al abonado: 91 310 94 32
E-mail: 
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Última actualización el Miércoles, 22 de Octubre de 2014 08:29