Teatro Real.COVID19. Conflicto espectadores Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Martes, 22 de Septiembre de 2020 10:21

TEATRO REAL
COVID19 Y SUSPENSIÓN
de
UN BALLO IN MASCHERA

conflicto real 1 b 

 IGNACIO GARCÍA-BELENGUER / GREGORIO MARAÑÓN / JOAN MATABOSCH / NICOLA LUISOTTI
FOTO: www.madridteatro.net 

El 20 de septiembre de 2020 se producía un hecho insólito en el Teatro Real y rebobinando con la memoria el único en su historia. Los abucheos se han producido a lo largo de su existencia con motivo de la insatisfacción por algún espectáculo. Es el riesgo de cualquier teatro y los Teatros de Ópera no son una excepción. Sin embargo las protestas de ese 20 de septiembre se tradujeron en "aplausos y gritos (por) su disconformidad con el emplazamiento de sus localidades", según comunicó el Departamento de prensa del Teatro Real a los medios de comunicación a las 22:58 h. de ese mismo día.

  BalloMaschera 4588 b copia
  UN BALLO IN MASCHERA
FOTO: JAVIER DEL REAL

Ante tal incidente el teatro por megafonía se ofrecía a los espectadores afectados el recolocarlos o devolverles el importe de las localidades. Una parte de los espectadores se reubicaron: Nicola Lisotti, el director musical, intentó en dos ocasiones comenzar la representación. Un reducido grupo siguió con sus protestas y a las 21:10 h. se suspendía la función.

No tardaron las redes sociales en verter sus opiniones, algunas de ellas insinuado una discriminación social ya que ponían de relieve los espacios vacíos en el patio de butacas y el aglutamiento de los espectadores en el gallinero sin respetar la distancia social. No faltó la foto de rigor en la que a imagen partida se mostraba el patio de butacas con distancias de seguridad y butacas vacías y el gallinero con hileras de butacas sin la mencionada distancia.

A las 10:52 horas un correo electrónico urgente del Teatro Real convocaba una rueda de prensa para dar una respuesta ante esta situación que empañaba la imagen de seguridad del Teatro Real.

En la mesa Ignacio García-Belenguer, cirector general del teatro del Teatro Real; Gregorio Marañón, presidente del Teatro Real; Joan Matabosch, director artístico; y Nicola Luisotti, director musical del Teatro Real

Gregorio Marañon se convertía en portavoz del Teatro Real. Comenzó por manifestar su sentimiento 
  

LO SIENTO           

  conflicto real 8 b
  GREGORIO MARAÑÓN 
(Presidente del Teatro Real) 
FOTO:  www.madridteatro.net

Sentimos profundamente el malestar de lo sucedido anoche que ha obligado a cancelar la representación. Lo siento profundamente en primer lugar por esa mayoría de espectadores que deseaban  presenciarla función, y naturalmente por los 500 trabajadores, músicos, coristas, cantantes y cuerpo de baile quela había preparado con total entrega y con esa ilusión que en el mundo de la cultura distingue  de lo que es burocrático de  lo que es verdadero arte

         Lo siento por los espectadores que han expresado su descontento y que en su inmensa mayoría respondía a un auténtico sentido de prevención. Por ello la reacción inmediata (…) fue ofrecer la reubicación en entradas en las que hubiera menos espectadores y la devolución del precio de la localidad para quien no quisiera aceptarlo. Unos 200 lo aceptaron y un pequeño grupo no.

         Quiero expresar sin mayor juicio que sí me resulta sorprendente que algunos espectadores ni quisieron proceder a la devolución y recuperación del precio pagado, ni quisieron reubicarse. Parece que sólo deseaban que la función no tuviera lugar.

UN FLASH BACK

         Quiero hacer un pequeño flash back hacia el 1 de julio cuando (…) abrimos con una gran proyección nacional e internacional, pues somos los que creemos que la cultura no puede enclaustrarse, no puede darle la espalda a lo que es una situación tan difícil como la que tenemos en (cuanto) la cultura no es un lugar de ocio, sino de reflexión crítica y utópica, y en ese sentido tenemos la obligación social de que la cultura esté a disposición de toda la ciudadanía(…)

Desde el 1 de julio hubo 30 funciones. Incluyo la de El Baile de máscaras (CLIKEAR) , el estreno, y las 29 de la propia Traviata (CLIKEAR).

NORMAS VIGENTES ACTUALES

 Las Normativas proceden de la Consejería de Sanidad. Artículo 34. 1 de la Orden 668 de 2020 del 19 de julio.

         Las normas vigentes durante el mes de julio (…) en la representación de La Traviatason distintas de las normas que tenemos hoy (…) El 1 de julio era del 50%. Se exigía una separación de un metro y medio. No se exigían máscaras (…) y las regulaciones del propio espectáculo limitaban considerablemente las posibilidades escénicas (…)

         El día de la fecha (septiembre) el aforo se ha subido al 75%. No se exige ningún criterio de separación. Se exige máscaras (…)

         Desde el punto escenográfico se han mejorado las reglas del espectáculo que se puede representar (...)

COMPROMISO DE UN LUGAR SEGURO

         El Teatro Real está comprometido de hacer de esta institución un lugar seguro, no solo para los espectadores sino también para los que trabajan en el teatro, en el escenario, quienes cantan, dirigen y tocan los instrumentos. Estas normas no sólo las ha cumplido sino que hemos reducido unilateralmente el aforo al 65% para dar un elemento de un espacio más. Casualmente en la noche de ayer, el aforo del teatro era del 51%, es decir la mitad del teatro estaba vacía. 

EL FUTURO

            Estamos (pensando) qué medidas podemos tomar, pensando también en esos espectadores que pese a todo ello se sentían claramente en una sección no confortable.

Como anotación al margen Gregorio Marañón precisa que

         las normas en cuanto distancia para teatros son las mismas que para aviones y trenes. (…) no es comprensible que un viajero pudiera pedir (…) que le separen. Las normas en (…) transporte público son unas. En espectáculos las normas de separación en estos momentos no están establecidas. Vamos a estudiar a ver qué hacemos a la vista de todo ello (...) Cuando se habla de que "no se respetaban las normas de seguridad del teatro", no sé a qué normas se refieren, porque no hay normas de separación vigentes en estos momentos, a cambio de la mascarilla. (…)

NO DISCRIMINACIÓN

         Para el Teatro Real todos los espectadores nos merecen el mismo respeto. Tienen la misma condición. Tienen nuestro mismo espíritu de servicio.  La única diferencia es (…) el tipo de entradas que han adquirido (…), la entrada que han adquirido  es un derecho personal y cada uno ejerce como quiere ejercerlo. Obviamente cada entrada tiene unas condiciones distintas: precio, ubicación etc.

EL PARAÍSO 

         Se decía que había una enorme acumulación de espectadores en el Paraíso y en cambio el patio de butacas estaba vacío. Quien ha hecho estas manifestaciones parecía dar a entender que las normas del Teatro Real  (…) del patio de butacas en cuanto distancia eran distintas de las aplicadas en el Paraíso. Dejemos esto claro desde el principio. Lo que sucede es que había habido más compradores de entradas, en la función de ayer, del Paraíso que del patio de butacas. Por tanto es lógico que en el Paraíso hubiera más espectadores que en el patio de butacas.

         Vamos a tomar todas las medidas de servicio a los espectadores y  todo lo que sea necesario para que más allá de toda esta normativa la próxima función del  miércoles (23 de septiembre) las cosas funcionen exactamente igual de bien como han funcionado desde hace 20 años, cuando se inauguró el teatro.

LA NUEVA NORMATIVIDAD

Gregorio Marañón insiste en que al ser un acto libre la asistencia al Teatro Real y cumplir la normativa vigente, no entiende cómo después se puede exigir una distancia de seguridad a la que no obliga dicha normatividad. Afirma que se cumplen esas medidas de distancia de seguridad que exige la nueva normatividad.  La venta de entradas se limita al 65%, aunque la realidad de venta oscila entre el 51% y el 52%. De todos modos se está buscando una solución, "en el mejor sentido de servicio, de simpatía, de empatía, de comprensión de que estamos al servicio de nuestros espectadores (...) Si alguien tiene algunas dudas, no es cierto que no se respetaran las medidas de seguridad".    

Ingnacio García-Belenguer recuerda que "el ánimo del Teatro Real siempre ha sido que la gente que viniera al Teatro se sintiera cómoda, que disfrutase de la representación y que se desarrolla se con normalidad (...) Por eso mismo se decide a una serie de personas que no se sentían cómodas y lo manifestaron (…) devolver ese dinero o en su caso reubicarlas (...) En ese  sentido será el que podamos trabajar en las próximas funciones".

EL ESTRENO: MAYOR OCUPACIÓN EN EL PATIO DE BUTACAS

  conflicto real 4 b
  IGNACIO GARCÍA-BELENGUER
(Director general del teatro Real)
FOTO: www.madridteatro.net
  conflicto real 2 b
  NICOLA LUISOTTI
(Directormusical del Teatro Real)
FOTO: www.madridteatro.net
  conflicto real 6 b
  JOAN MATABOSCH
(Director artístico del Teatro Real)
FOTO: www.madridteatro.net

El día del estreno el aforo de un 61,2% (1.127 personas). "Ese día estaba más ocupado el patio de butacas y menos ocupada la parte de arriba porque se vendieron más entradas sabiendo que no se iba a superar ese 65%, en el patio de butacas y menos en la parte de arriba. En la Gala de los jóvenes (menores de 35 años) fue aproximadamente un 63%, y que yo tenga constancia no se produjo ningún incidente". El sábado hubo el concierto de Dudamel y tampoco hubo ningún incidente (...) con una audiencia del 62% al 64%

Gregorio Marañón aclara con respecto a la distancia de seguridad, centro del conflicto, que en él va siempre con su mejor a su lugar de su abono, y el día del estreno: "tenía detrás de mí ocupada la fila, a mi derecha ocupada la fila, y por delante había dos sitios vacíos de un matrimonio que conocemos que estaban de viaje (…) No tuvimos (queja) porque sabíamos  que se estaban respetando las medidas de prevención y todos teníamos mascarilla, y a todos nos tomaron la temperatura antes de entrar en el Teatro y a todos nos dieron un gel (…) y la ocupación de los sitios para la entrada y la salida había unos acomodadores que iban marcando pueden salir las primeras cinco filas (…) Es decir las medidas de seguridad han sido totales. Vamos a intentar complacer a todos, pero no quiero que se confunda querer complacer un sentimiento subjetivo de seguridad con lo que es la normativa (…) por la que hemos pasado muchísimos espectadores sin considerarla en modo alguno amenazados. Vuelvo a recordar aviones, transporte público y trenes" (...) Las medidas de seguridad son las que son, y cuando se compara La Traviata (CLIKEAR) (…) allí se olvida el tema de la mascarilla". (CLIKEAR)

La compra de entrada, en la mayoría de los casos se efectúa a través de la página web del Teatro, por lo cual Ignacio García-Belenguer declara que "intuimos que el espectador ve las entradas disponibles y (…) Otros son abonados de muchos años y conocen (…) de quiénes son las butacas de al lado. Hay ligerísimos cambios de abonados y pueden intuir si las butacas de al lado está o no ocupadas. En cualquier caso (…) siempre pueden llamar y preguntar, y se han recibido llamadas  y se les ha explicado (…) que la normativa era el 75% y las exigencias normativa actualmente aprobadas".

Acerca de la notificación de quiénes ocuparan las localidades vecinas, Gregorio Marañón recuerda que están obligados a la "protección de datos". 

RECUPERAR LA FUNCIÓN DEL DOMINGO

Ignacio García-Belenguer declara que es complicado recuperar la función. "Desde el punto de vista artístico es inviable. Los cantantes tienen otros compromisos, están los ensayos (de la próxima obra). Intentar reubicarlos es difícil con el aforo del 65%. Lo sentimos y lo lamentamos por esos muchos abonados a los que se les devolverá el dinero (…) " A las personas confinadas en  los distritos de Madrid, se les devuelve el dinero previa presentación de DNI, ya que se utiliza como criterio de autenticidad el domicilio personal.  

PROTESTA POSTERIOR DE UN GRUPO MINORITARIO

La insistencia de un abucheo una vez reubicados unos 200 espectadores por un grupo más reducido y  el no poder iniciar la representación por tercera vez plantea el interrogante de si la protesta tiene otro origen y venía programada. La respuesta del Teatro Real en palabras de Gregorio Marañón es: " La condición humana es muy plural y no nos lleva a ningún lado iniciar esa investigación, pero es evidente que la persona que tiene la alternativa de ocupar otro espacio o de irse y le devuelvan su entrada, y sigue vociferando cuando el maestro (Nicola Luisotti) empieza a levantar la batuta, evidentemente lo que está deseando es que se suspenda. A nosotros no nos debe guiar nada más que el deseo de que podamos seguir ofreciendo a la ciudadanía una ópera de primera calidad en las condiciones de absoluta seguridad. Cada uno que lo interprete según su propio criterio. Espero que no se vuelva a producir, pero no me interesa el porqué, ni de qué manera".

RETOS A RESOLVER

El problema que se plantea a el Teatro Real es, según Gregorio Marañón es que "Vivimos de la venta al público. Si en alguna ocasión el público, masivamente, ha reservado más entradas en el lado derecho o en platea, ese día la platea estará más apelmazada y arriba no. Vamos a tener dos claves. Cuando uno se encuentre con una situación que está más apretujado que en otras, intentar ver cómo eso no sea posible. Como la venta es libre, no es posible  dirigir las ventas: "Butacas se han vendido pocas, vamos vender más" No es fácil, pero vamos a intentar llevar la sensación de confort a la totalidad de los espectadores. A mí lo que me sorprende del día de ayer, no es tanto ver que arriba había una mayor connotación sino que cuando se ofrece el pase a esas otras entradas o la devolución 200 lo aceptaron, y otros seguían. No hago ningún juicio de intenciones, pero me sorprende". 

EL FUTURO

Hay un equipo trabajando bajo la dirección de Ignacio García-Belenguer para encontrar soluciones. De cara a la función del miércoles no se han tomado medidas nuevas con respecto a la venta de entradas.

"No es nada fácil, pero en este Teatro no era nada fácil abrir, y hemos abierto. No era nada   fácil representar en las condiciones que había  y estamos representando con la mayor calidad".

En la web aparecen ahora todas las localidades como agotadas, pues se ha paralizado la venta por ese criterio que teníamos (…) e ir (controlando) las ventas. Algunos días estaban agotadas ya solamente con los abonados y cubríamos (…) ese 65%.

Nuestra posición hoy es explicar la lectura de lo que ha sucedido. Explicar cuáles son las medidas de seguridad, explicar que hay que ir con con las mascarillas, ofrecer mascarillas, geles, hay pasillos para que la gente deambule, no salen ni entran todos al mismo tiempo.  Son unas medidas de seguridad ejemplares. Hubo una protesta porque unos sitios estaban más que otros. No es que estaban mejor tratados en cuanto seguridad los de abajo que los de arriba. Ojalá hubiéramos vendido más entradas en el patio de butacas, desde el punto de vista de la taquilla, pero entendiendo que en estas circunstancias sociales tan difíciles estamos jugando con elementos de seguridad objetivos y también con prevenciones subjetivas, muchos, por el miedo y prevención, les lleva a no ver. Vamos a intentar a ser muy sensibles ante lo que sucedió ayer y echarle toda la imaginación, y este Teatro tiene capacidad de imaginación y un equipo profesional extraordinario, y nuestro mayor esfuerzo para intentar no sólo cumplir las medidas de seguridad establecidas, sino también empatizar con quienes de alguna manera sienten prevención y a ver si también conseguimos darles a ellos la tranquilidad. Eso en todas las localidades y en todos los espacios. No hay, en modo alguno, un problema de lucha de clases. Ese es el compromiso de todos.

Ignacio García- Belenguer precisa: "Ellos (los que no aceptaron la reubicación o marcharse)tienen derecho como todos los abonados a la devolución del dinero. No me consta que hayamos tenido una desbandada de devolución de entradas de abonados. Esta, de siempre, es una de las ventajas del abonado, por si no pueden en esas fechas suyas etc".  

"Nos importa más el futuro que el pasado. Lo que queremos es resolver que los espectadores que vengan al Teatro Real tengan la sensación de que llegan a un sitio seguro. Nuestro intento es complacer a la totalidad de los espectadores que acudan y (…) al equipo, trabajadores del teatro, músicos, cantantes que con tanta ilusión viven para poder hacer cultura en un escenario como el del Teatro Real.

ÚLTIMA HORA

Con el fin de atender a la demanda expresada por algunos espectadores el pasado 20 de septiembre, el Teatro Real, siempre sensible a los planteamientos y preocupaciones de su público, ha decidido limitar a un 65% el aforo en las zonas delimitadas del Teatro. Para ello, desde ayer por la tarde se está contactando con los abonados con entradas correspondientes a cada área para informarles del protocolo de seguridad sanitaria vigente en el Teatro y proponerles, si fuera el caso, la reubicación de sus localidades o, en su defecto, la devolución del importe íntegro de sus entradas.

 

 
Más información
     La Traviata, Medidas de seguridad. T. Real. 2020 
      
José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

FOTO:
BOGUSŁAW TRZECIAK

 

 
Teatro Real
Director: Joan Matabosch
Plaza de oriente s/n
28013 – Madrid
Tf. 91 516 06 60
Metro: Ópera, líneas 2 y 5
Ramal Ópera-Príncipe Pío
Sol, líneas 1, 2 y 3
Autobuses: Líneas 3, 25 y 39
Parking: Plaza de Oriente
Cuesta y Plaza de Santo Domingo
Plaza mayor

www.teatro-real.com

 

 

Última actualización el Martes, 22 de Septiembre de 2020 18:36