Enrique VIII. La cisma de Inglaterra. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Lunes, 09 de Marzo de 2015 15:28

 ENRIQUE VIII  Y
LA CISMA DE INGLATERRA
COMULGAR CON LA REALIDAD ACTUAL

P1460713 2 collage b copia 
 HELENA PIMENTA  / IGNACIO GARCÍA / JOSÉ GABRIEL ANTUÑANO / MAMEM CAMACHO / JOAQUÍN NOTARIO / SERGIO PERIS-MENCHETA / PEPA PEDROCHE
FOTO: www.madridteatro.net

La Cisma de Inglaterra es obra apenas conocida, salvo de los eruditos o investigadores. De data imprecisa, 1625- 1627, es obra de juventud en la que anidan los temas capitales calderonianos. La Compañía Nacional de Teatro  Clásico (CNTC) ha decidido montarlo, dentro de la línea de recuperara textos poco conocidos. Su título original es La Cisma de Inglaterra. El Enrique VII que le precede se ha elegido para orientar al espectador por la época en que se mueve "la tal Cisma"

  • Este subrayado de Enrique VIII- insiste Helena Pimenta, directora artística de la CNTC - , orientaría al público por los conocimientos que el público tiene de la dramaturgia universal como puede ser el Enrique VIII de Shakespeare.

LA CISMA Y NO EL CISMA

  H94D8214 B
  EMILIO GAVIRIA / SERGIO PERIS-MENCHETA
FOTO: CNTC

Para más despiste el título original está en femenino La Cisma en vez de El Cisma, y por ello más podría sugerir el nombre de alguna señora inglesa que de la escisión religiosa por parte de Enrique VIII, que es de donde parte este drama calificado de histórico en las historias de la literatura. Utilizar el "La" para Cisma era algo frecuente en la época de Calderón (S. XVII) con algunos vocablos procedentes del neutro griego y que terminaban en  -a, vocal que, en castellano, marca lo femenino. De ahí la fantasma, la clima, la enigma... y la cisma.

UNO DE LOS GRANDES TEXTOS
DE JUVENTUD DE CALDERÓN

Ignacio García se ha encargado de la dirección a partir de la versión de José Gabriel López Antuñano, doctor en Filología Romántica, periodistas y profesor de Dramaturgia y Ciencias teatrales en la Escuela Superior de Arte Dramático de Castillla y León.

  • La obra se hizo en 1627 y en dos ocasiones puntuales en la época moderna, pero el gran público no ha podido verla - desvela Ignacio García. Es uno de los grandes textos de juventud de Calderón y es magnífico. Puede abrir un debate sobre eso que se dice de nuestro teatro histórico del siglo de oro es irrepresentable.

NECESIDAD DE LA VERSIÓN

José Gabriel había el estudiado el texto a nivel filológico, y siempre le pareció fantástico. La pregunta que se planteaba era por qué no se representaba, aunque era consciente de que 

  • es una hora muy complicada. El primer acto es muy farragoso, y la obra tarda mucho en arrancar. No pasa nada durante mucho tiempo. También hay un aspecto con respecto a la visión que puede tener el espectador de hoy, el cual está acostumbrado al teatro visual, de la imagen, y todo lo quesea retardar la acción lo rechaza. Al principio hay dos que hablan, dos que hablan... En esta versión se ha quitado. Se mantiene esa información pero aligerada. Después hay parlamentos muy bellos de Calderón de 400 versos, que tienen gran belleza, pero difícil traslación al escenario
la cisma 11 B  
JOSÉ GABRIEL ANTUÑANO
FOTO: www.madridteatro.net
 

La propuesta de Ignacio García para llevarla al escenario hizo que la leyera con otros ojos, pero descubre más la dificultad de la representación. Se imponía revisar  la obra y crear una nueva versión.

  • Es la quinta obra de un Calderón joven, donde está larvado todo lo que después va a explotaren La vida es sueño. Dejar esta estructura nos parecía importante, respetando dos puntos: Nos interesaba no  tanto el lado histórico, el hecho del cisma, sino a reflexión sobre el poder y poner el foco en Enrique VIII que es el que estaba gobernando. Había que expurgar, pero, al mismo tiempo, dejar algo que en Calderón es muy importante: le enjundia que tiene los personajes, que tienen sus reflexiones, sus inquietudes, sus dudas existenciales, sus ambiciones...Despojando los dramas históricos de Calderón de toda la hojarasca propia la pregunta que me planteaba era: ¿habrá temas que conecten con nuestra contemporaneidad?  Me parecía que sí. Y este era uno de los textos. La adaptación consistía en suturas y dar mayor fuerza dramática a escenas demasiado discursivas. Otro aspecto era depurar la parte más social y más política y existencial y dejar de lado la parte más histórica que es sólo el hilo conductor, pero no es la parte central como sería discutir el paso del catolicismo al anglicanismo, y cómo lo ve Calderón un siglo casi después.

UNA COMPAÑIA EXCEPCIONAL

Uno de los temas recurrentes de Ignacio es la representatividad de lo llamado irrepresentable en el mundo del teatro. La Cisma es uno de estos casos. Agradece que el CNTC haya puesto todos los medios para hacerlo al más alto nivel. Uno primordial es

  • la propia Compañía, puesto que Calderón es muy exigente con la creación de los personajes, más en estos personajes que traen la carga histórica de  Ana Bolena,  el cardenal Volseo, y sobre todo Enrique VIII. Sólo se podía hacer este texto teniendo una Compañía excepcional, y la tenemos desde el primero al último de los actores. Otro valor es el poder tener un excelente equipo artístico, empezando por José Gabriel con el que hemos trabajado un año intenso, codo con codo para hacer una versión absolutamente contemporánea y dialéctica. Lo ismo hay que decir de todo el equipo. Para mí era muy importante construir un doble mundo: cómo la España del XVII mira a la corte de los Tudor del XVI.

PONER EN LA PICOTA
EL DRAMA IDEOLÓGICO Y POLÍTICO

  la cisma 10 b
  IGNACIO GARCÍA
FOTO: www.madridteatro.net

Otro intento y este era el origen de por qué elegir este texto

  • era poner en la picota el drama ideológico y político. Calderón hace tres obras en una: un drama teológico sobre la superioridad de la religión cristiana católica en relación a la forma anglicana. Los anglicanos nunca van a ser igual de buenos porque su origen radica en un calentón del Rey con una jovencita y abandonó a su mujer. A partir de ahí Calderón desligitima todo lo que tiene que ver con la Iglesia Anglicana. No nos parecía que esto fuera lo más importante de la temática de Calderón.

Hay otra parte sobre la ambición humana y las relaciones de poder en los personajes

  • Esa es la que nos empieza a interesar. La parte pública y la parte privada de los personajes se pueden llegar a confundir. Calderón escribe esta obra para prevenir a Felipe IV del peligro de los "lobby" y de las influencias. Una corte como la de Felipe IV con una gran influencia de un valido como el Conde Duque que acaparaba una gran cuota de poder, Calderón estrena una obra en que Enrique VIII está siendo constantemente bombardeado por el cardenal Volseo que le mal aconseja y acaba corrompiendo al Estado, y critica al gobernante que deja que el Estado se corrompa. 

¿SUFRE UN GOBERNANTE
CUANDO DESTRUYE UN PAÍS?

H94D8151 b  
SERGIO PERIS-MENCHETA / PEPA PEDROCHE
FOTO: CNTC
 

La tercera cuestión es de tipo político y es

  • la que siempre quisimos poner en el centro del discurso: ¿Qué responsabilidad pública tiene un gobernante con sus ciudadanos? Eso nos suena y resulta pertinente. ¿Qué pasa cuando un gobernante en lugar de buscar el beneficio de la ciudadanía, como dice Calderón:"Que el Rey guardar a la paz de vasallos", la paz general y también la paz social, por encima del afán de riquezas, de la lujuria y de las pasiones personales. Ese es el tema y para nosotros esa fue la razón que nos convenció de que esta obra había que ponerla en pie. Había que poner las preguntas, pues las respuestas de Calderón, a veces, desde la fe y desde un punto religioso contrarreformista que no comparto, pero las preguntas  de Calderón son una llamada a la conciencia. ¿Qué pasa? ¿Realmente sufre un gobernante cuando destruye un País? Hace poco hubo el debate del Estado de la nación y yo siempre voy con la esperanza de que alguien salga y diga "lo hice mal, y me he cargado esto y esto otro..." Ahora que se han dado cuenta ¿va salir alguien y decir que han destruido a miles de familias? Pues no. Calderón si le hace decirlo a Enrique VIII.Incluso Calderón, a pesar de que Enrique VIII es el enemigo natural de España, no hace un Enrique VIII malévolo, perverso y plano como la hace Shakespeare. El de Calderón es mucho más complejo porque tiene conciencia, cultura, sabe que se equivoca cuando toma  una decisión movido por ambiciones personales, partidistas o por privilegiar a algunos en vez de defender la paz social. Esto es lo que hemos hecho. Sólo se puede hace por la comprensión del texto infinito por parte de los actores, por un compromiso inquebrantable desde el primer día al último de los ensayos  y con una valoración de las ideas de Calderón que nos golpean hoy en día. Cuando una Corte entera le dice a un Rey, a una Reina, Calderón hace una manipulación histórica deliciosa, y es que Enrique, por mala conciencia de haber provocado la muerte de Catalina, decide corona a su hija María Tudor, como futura Reina de Inglaterra, cosa que nunca sucedió en la historia,  y se le ensalza como la futura Reina que va a pacificar el País, aunque de hecho fue bastante vengativa  y que hizo una persecución de los protestantes terrible, pero, en esa ceremonia, y esa es la parte de respuestas de Calderón que no compramos, en esa coronación es el pueblo el que le dice a su gobernante "¡Usted tiene una corona, usted tiene un mando, usted tiene una posición de privilegio en esta sociedad y asume una condición deservicio público para velar por el bienestar de los ciudadanos y no para pensar en los suyos y en otros suyos!". Eso es lo que contamos.   

TRABAJO MUY MINUCIOSO SOBRE EL VERSO

  H94D8218 B
  NATALIA HUARTE / CERGIO PERIS-MENCHETA
FOTO: CNTC

Referente al verso se han añadido dos o tres verso de más, pero con las palabras de Calderón.

  • Se ha hecho un trabajo muy minucioso de algunos versos suprimidos, incorporarlos a otro lugar, cuando nos faltaban dos o tres versos para acabar una idea. El verso se desarrolla en romance, hay redondillas y dos partes muy interesante: una de silvas que responden muy bien al momento emocional de los personajes y hacia el final unas décimas de pie quebrado que tiene un recuerdo manriqueño muy interesante, pero esa escena pide "que los ríos van a dar a la mar" (Coplas de Jorge Marique). Es un tipo de estrofa muy rara, muy complicada, incluso con alguna redondilla, pero ese es Calderón. Lo hemos respetado al máximo. Todo el éxito es del siglo XVII, no hay actualización para una mayor comprensión de la palabra para el espectador del siglo XXI.    

NO SE TRATA DE UNA VERSIÓN LIBRE

A pesar de esta  elección temática, en opinión de Ignacio García, no se puede hablar de versión libre, puesto que están todos los temas fundamentales de Calderón

  • el libre albedrío, libertad personal para elegir, la conciencia activa del ser humano que se pregunta si lo que está haciendo es correcto o no, son temas de Calderón que ponemos en un contexto actual y nosotros somos como los personajes de Calderón,  dialécticos y disidentes. Calderón es dialéctico y disidente con el poder de la corte de Felipe IV. Dialéctico en cuanto que plantea continuamente un lado y otro, que es la única manera de crecer en un mundo como éste en el que nadie se mueve un milímetro de los límites del dogma.  Todo el mundo siempre está en la verdad del partido o del grupo. Ser dialéctico como lo fue Calderón es el mayor gesto de fidelidad. Yo soy un fanático de nuestro propio patrimonio cultural y voy con una bata de cola por el mundo haciendo repertorio español. Siento una gran vergüenza por la falta de autoestima que tenemos de nuestro país. Si hay una buena idea en el montaje va a ser de Calderón. Poner versión libre, sería poner una serie de cosas nuestras que no son de Calderón. Lo malo es que no lo hayamos conseguido bien, pero lo bueno será siempre de Calderón.  

CALDERÓN LE ENMIENDA LA PLANA
A PEDRO RIBADENEYRA 

P1460676 B  
MAMEM CAMACHO / HOAQUÍN NOTARIO / SERGIO PERIS-MENCHETA / PEPA PEDROCHE
FOTO: www.madridteatro.net
 

Las fuentes en las que se basó Calderón para La Cisma de Inglaterra es el libro de

Pedro de Ribadeneyra (1), aunque Calderón hace más complejos los personajes e inventa otros como Pasquín

  • en general la lectura de quiénes son los buenos y los malos, que era muy maniquea en el s. XVII, es la de Pedro Ribvadeneyra , que es uno de los encargados de crear la leyenda negra de estos personajes. Entre ellos el de Ana Bolena que la presenta no como hija de Boleyn, sino de Enrique VIII que se había trincado a la mujer de Boleyn, en ausencia de éste en una embajada en Francia. Calderón tiene la altura moral y la lucidez de no caer en un maniqueísmo absoluto y de dar a todos los personajes una oportunidad de defenderse y darles a todos una dignidad humanística. Calderón es el gran humanista del teatro universal. Siempre hace un esfuerzo por entender qué es el ser humano en unas circunstancias extremas. Calderón lee todo lo que hay en la historia sobre este fenómeno histórico, pero evita el simplismo en la narración.     

NO ES UN DRAMA
NO ES HISTÓRICO
NO ES LA CISMA DE INGLATERRA

La obra se ha catalogado como drama histórico, y según José Gabriel Antuñano lo es pero

  • lo desarrolla con unos personajes que responden a la filosofía del propio Calderón. Lo importante en los dramas históricos es saber despojar la hojarasca histórica de Ribadeneyra, y buscar en los personajes la visión que Calderón tiene del hombre, con fragilidad, debilidad etc... 
  •   P1460681 B
      HELENA PIMENTA / IGNACIO GARCÍA / JOAQUÍN NOTARIO
    FOTO: www.madridteatro.net
    La cisma de Inglaterra
    es como la obra de Santillana del Mar "la obra de las tres mentiras", que no es un drama histórico, porque no es un drama, ni es  histórico ni es la cisma de Inglaterra. No es un drama porque es una tragedia, porque el desenlace es claramente trágico. No es histórico, porque las verdades históricas que habla son ficcionales, son mentiras y son propagandísticas. Se las inventa Calderón. No es la cisma de Inglaterra porque nunca se rompe con la Iglesia de Roma. Acaba la obra con un príncipe cristiano que el cristianismo es Enrique. Él sigue siendo Monarca cristiano. Sigue siendo la expresión de la que habla siempre Calderón: qué debe ser un Príncipe Cristiano en relación a las lecturas de Maquiavelo y de los demás humanistas. Entonces la obra tiene muchos intereses, pero Calderón con ese estudio de Oratoria que tenía, y lo que se hacía ya en tiempos de Cicerón discute con su propio título par luego discutir y contra su propia obra- precisa Ignacio García.    

AL ENRIQUE VIII DE SHAKESPEARE
LE PERSIGUE EL FUEGO

Cómo le pudo sentar a Felipe IV la obra, no hay noticias. Como anécdota cabe señalar que, según Ignacio

  • los dos Enriques VIII, el de Shakespeare, cuando gobernaba Jacobo,  y el de Calderón se estrena con 13 años después. La representación de Shakespeare acabó mal, porque al final del Primer Acto con las salvas cuando se invitaba a la fiesta, que celebraba Volseo,  para toda la Corte salto una chispa y se quemó el teatro del Globo, y no se pudo acabar la representación. En el caso de Calderón, no hay noticias de cómo le sentó la obra a Felipe IV y al valido el Conde Duque.  

Al Enrique VIII de Shakespeare, parece perseguirle el fuego. el 15 de junio de 2013 la Compañía Rakatá volvió a reponer Enrique VIII (CLIKEAR) en el Teatro Cofidis (Alcázar). Hubo que suspender las funciones, porque se inició un fuego en la parte superior del edificio y los bomberos tuvieron que inundarlo de agua.

SERGIO PERIS-MENCHETA ES ENRIQUE VIII,
UNA ELEFANTE EN UNA CACHARRERÍA

la cisma 8 B  
SERGIO PERIS-MENCHETA
FOTO: www.madridtatro.net
 

Enrique VIII es Sergio Péris-Mencheta. Su personaje lo describe en relación con el resto de los personajes, comenzando por Catalina (Pepa Pedroche), su consorte ala que abandona basándose en ser la viuda de su hermano, algo en contra de lo establecido por la Biblia.

  • Enrique es un tipo que se casó relativamente joven con una mujer relativamente mayor, y que no consigue tener hijo varón. Al comenzar la función esto ya le viene carcomiendo la conciencia e intenta justificar el por qué no tiene un hijo varón, por estar tal vez mal casado. No era el heredero. Hereda la corona, pero también la viuda. Empieza la función en su relación con Catalina, su conciencia y el gobierno del País. Otro personaje que le define en su vida es Pasquín (Emilio Gavira), que lo hemos tratado como el chamán de la Corte, una mezcla entre brujo y bufón, pero muy particular. Mi relación con él es de casi confianza en el mundo espiritual y esotérica. Un mundo que no acaba de entender, pero con el que justifica el hecho de no poder tener herencia masculina. Es una de las patas de su mesa. Necesita a Pasquín como consejero espiritual. De repente aparece Ana Bolena (Mamem Camacho) en la Corte. Una mujer exótica que trae todo lo que viene de fuera y es bella. A diferencia de los escarceos con las mujeres anteriores, le pilla en un momento en que piensa que este matrimonio está mal hecho. Estos desestabilizar la poca estabilidad que le quedaba. Ahí entra su relación con el cardenal Volseo (Joaquín Notario), el ala política más en relación con el Estado, y que es una especie de Consejero de Estado, de absoluta confianza. Todos estos elementos hace que Enrique se tambalee entre la conciencia y su deber como Rey, y su necesidad de no solamente tener un hijo varón, que también, sino con la necesidad de conquistar, de seducir y de poseer a Ana Bolena. Es algo más que un escarceo amoroso. Representa la fragilidad de este Rey y la grieta que se abre en el trono.  Una especie de Hamlet activo, que actúa y mueve aunque no sabe muy bien hacia dónde. Es como un elefante en una cacharrería, que en lugar de quedarse paralizado para ver cuál es la mejor opción, piensa moviéndose aunque tenga algún momento de lucidez.   

UN HOMBRE QUE NO SE LLEVA BIEN CON EL PODER

  H94D8172 c
  SERGIO PERIS-MENCHETA
FOTO: CNTC

Según  Péris-Mencheta todas las vicisitudes de Enrique se debe a que es

  • un tipo que se escucha poco y que necesita justificar lo que hace en el consejo que pide a unos y otros. Hay momentos en que tiene una toma de tierra, pero se difumina en cuanto huele a Bolena. Yo trato de entenderle. La cárcel en la que vive un monarca, por lo que no puede hacer ciertas cosas como es el ponerse el casco y subirse a una moto e irse de picos pardos le limita. Hay algo muy bonito del personaje, y es cómo en segundos de haber defendido a ultranza lo que tiene que ser el buen gobierno "el rey guardar a la paz de vasallos, aunque sea su descanso, apartar las apetencias lujuriosas de su cuerpo y el afán de más riquezas.", que lo tiene claro, y lo ha venido ejerciendo durante muchos años, a pesar de los escarceos que ha podido tener, menos de un minuto después huele a Bolena, y todo eso se derrite. De hecho se utiliza mucho la imagen de cómo se derrite la nieve. No puede evitarlo, pero en vez de lanzarse trata de buscar una justificación para dar el paso. Habla con Pasquín y éste le da una justificación que tiene más que ver  con el mundo esotérico, inasible que él puede manipular a su conveniencia para dar rienda suelta a su instinto primario. En cambio Volseo es mucho más  cerebral, político e instintivo en cuanto quiere agarrar el poder por encima de todo y, precisamente, a Enrique le sobra el poder. Ojalá no lo tuviera. Por eso delega en él y se lo entrega, igual que luego se lo entrega a Bolena. Es un hombre que no se lleva bien con el poder, y en cambió si con todo lo espiritual. No en vano era poeta, músico... Cuando siente la pulsión habla con Volseo, y éste, por interés propio, le da la coartada para poder dar rienda suelto a su instinto.  Finalmente Calderón lo salva. Reconoce que se equivocó. Asume su debilidad como monarca, pero también asume su tarea. He aprendido la lección y voy a intentar no cometer el mismo error.  Este es un personaje interpretado, yo, por un republicano absoluto. Soy republicano, pero me encanta meterme en la piel de lo que simboliza un Rey. No sólo de lo que es un Rey y lo que es su tarea, y si está justificado de que exista o no, sino de lo que simboliza: tiene una corona que conecta el cielo con la tierra, que es un Elegido. Conste que soy un republicano, pero me encantaría que el Rey existiera y se votara cada año, aunque fuera por sorteo.   

PEPA PEDROCHE ES CATALINA,
LA REINA PERFECTA CON CONCIENCIA PERSONAL

la cisma 1 B  
PEPA PEDROCHE
FOTO: www.madridteatro.net
 

Pepa Pedroche interpreta a  Catalina, mujer con la que hasta el momento tuvo una buena relación con Enrique, según la historia.

  • Fui en el  lote de la corona más la viuda, pero históricamente fue una relación positiva como pareja y como monarcas. Era un Rey eficaz y Calderón comienza la función dejando de ser eficaz. Eso mueve a Catalina para pensar que pasa algo raro en él. El tema de las mujeres, ella lo ha llevado siempre con bastante dignidad. Sabemos que los hombres, históricamente, siempre han tenido derecho a muchas cosas. Siempre ha tenido a su marido al lado, y el problema empieza cuando en esa cacharrería que Enrique empieza a montar, aparece una persona realmente distinta, contra la que no tiene armas con las que luchar. Lo más importante de los personajes es el equilibrio tan fino que hemos trabajado, para que todo lo personal que pueda acercar al público a estos personajes, el día a día, haga que no se vean personajes históricos, sino seres humanos con pasiones, deseos, contradicciones, conflictos y ganando y perdiendo pero todo ello enfocado a  la cuestión política y que el público contemporáneo esté muy  presente. Ahí donde más hemos afinado y lo que más nos ha costado como actores, porque lo pasional había que enfocarlo hacia ese sentido de como los deseos personajes pueden afectar a todo un pueblo. Catalina viene a ser la Reina perfecta que tiene conciencia personal de su matrimonio, de su hija, de su  familia, que la lleva más allá del palacio. Ha sido fascinante trabajar los personajes desde una línea muy fina de lo que se ha querido contar.

MAMEM CAMACHO ES ANA BOLENA,
UNA MUJER EN UN MUNDO DE HOMBRES

  la cisma 3 b
  MAMEM CAMACHO
FOTO: www.madridteatro.net

Mamem Camacho es lo que se conoce en el mundo de la relación amorosa como la Otra al interpretar a Ana Bolena

  • En una primera lectura encarna la lujuria, la ambición..., los rasgos  negativos que desestructuran a Enrique y al Estado. El trabajo interpretativo por el que ha llevado Nacho ha sido desde el otro punto: intentar no mirarla desde el mal. Una mujer que llega a una Corte dominada por una familia modelo,  y es  el eje que la rompe así como el Estado.  Una mujer que hace que Enrique olvide su parte política dominado por sus pasiones y se decante por ella. Desde el principio intentamos quererla y justificarla, y decir "No es mala" "¿Qué es?" "¿Que le mueve a hacer todo esto?" Llegamos a varias conclusiones. Es una mujer en un mundo de hombres que llega a un lugar nuevo y exótico para ella.  Necesita adaptarse, y tiene un poder de adaptación maravilloso para esa  adaptación. Todos los hombre le van conduciendo hacia lugares  malignos, pero que no lo son al principio.  Hemos conseguido salvarle y que pelea por sobrevivir con inteligencia y capacidad de adaptación y elocuencia infinita en un mundo bastante dominado por hombres.

JOAQUÍN NOTARIO ES EL CARDENAL VOLSEO,
HOY, UN CORRUPTO
EN SU ÉPOCA, UN HOMBRE DE SU TIEMPO

El Cardenal Volseo es Joaquín Notario, habitual en el CNTC, define a su personaje

  •   la cisma 4 b
      JOAQUÍN NOTARIO
    FOTO: www.madridteatro.net
    como corrupción si lo juzgamos desde nuestra época, pero si vemos desde la época de
    Calderón, sería un hombre de su tiempo. Tiene la carrera religiosa. Parte de cero, pues no es de sangre azul. Llega a ser la mano derecha de Enrique VIII y por  tanto dueño del Reino. Aprovecha su Estatus religioso para ser Hombre de Estado que es lo que le interesa: regir y gobernar. Es realmente ambicioso, como todos. Su deseo más grande, puesto que es religioso, es llegar a ser Papa. Por desgracia no lo consigue. Está muy enganchado a Enrique en el combate a Lutero. Algo que me encanta de la estructura que nos propone Calderón, el cual, siempre que hay Reyes de por medio, hace una crítica muy directa  a Felipe IV, y es su manía por consultar a los astros y entraren el mundo esotérico. La obra empieza con Enrique despertando de un sueño, cuya interpretación tiene que ver con la Teología y la Doctrina, y Volseo le hace ver que no es más que un sueño, y "los sueños, sueños son". A partir de ahí vemos un Rey reinando pero muy preocupado por un sueño. Volseo le resuelve el sueño, pero resulta muy ambicioso. Calderón nos presenta la cara y la cruz del personaje continuamente de cada uno de los personajes. Ana Bolena es una dama de Corte perfecta, y acto seguido aparece como un ser soberbio que no quiere postrarse ante nadie. Quiere ser Reina en medio de una selva aunque le adoren los monos. Esta estructura me parece fascinante. Es la primera vez que veo en Calderón una manera tan clara de mostrarnos la cara y la cruz de cada personaje continuamente. Ahí el público engancha, porque nos hace ver esa cara que tenemos y esa cara que ocultamos. Esto, para mí, es lo más maravilloso de esta pieza, que es una pieza de juventud y se nota mucho a muchos niveles, versificación que desechará posteriormente, pero que tiene una profundidad inusual teológico, filosófico, así como una estructura teatral dramática que plantea. Me ha dejado tan sorprendido, que cuando Nacho me propuso hacer el personaje le dije:"La obra es muy complicada y tiene muchos problemas, pero para mí ,tiene una fascinación auténtica". Creo que es muy actual, pues hemos visto en el Estado de la Nación una Cara y todos conocemos la Cruz de esa moneda que estamos barajando ahora. Calderón es el gran maestro. Ha conseguido, tan joven, comulgar con la realidad que estaba viviendo  y nos la está pasando al cabo de los siglos. Esto es lo que más me gusta. 
H94D8140 c
MARÍA JOSÉ ALFONSO / ANABEL MAURIN / MAMEM CAMACHO / NATALIA HUARTE
FOTO: www.madridteatro.net

____________________

(1) Pedro Rivadeneira, jesuita y escritor, (Toledo, 1526 - Madrid, 1611). Entre sus escritos está La cisma de Inglaterra.


Más información
   
Enrique VIII. La cisma de Inglaterra. Calderón

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

 

Última actualización el Lunes, 09 de Marzo de 2015 18:07