Zenit. Els Joglars. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Sábado, 08 de Abril de 2017 15:57

ZENIT
LA REALIDAD A SU MEDIDA
(ELS JOGLARS)

t zenit 126 e B 
 FOTO: DAVID RUANO

Zenit se ha estrenado en Sevilla en el Teatro Lope de Vega y lleva dos meses de gira. Responsables del espectáculo son Ramón Fontserè y Martina Cabanas, una obra que bucea en el mundo del periodismo, y para ello se ha documentado con periodistas, medios de televisión y radio, y la observación del día a día del mundo de la información. Ramón lo define como

  • una reflexión sobre lo que puede ser una responsabilidad compartida a la hora de asimilar una noticia.  En ese sentido no creo que sea un espectáculo maniqueo en cuanto que la culpa sea sólo de los Medios de Comunicación Social. También tienen una responsabilidad muy importante los lectores. Es como un aviso a navegantes de que no nos traguemos todo lo que nos dan. Hay que saber distinguir un poco entre el grano y la paja. Ahora con los nuevas tecnología que hay tanta información, hay quien decía que "cuando la información es barata, la atención es cara" . Vamos muy rápidos y quizás no tenemos esa atención, esa paciencia, ese tiemp0o necesario para hacerte la idea exacta de lo que nos informan.

CANTO AL PERIODISMO ÉTICO

  ZENIT 15 B
  RAMÓN FONTSERÈ
FOTO: www.madridteatro.net

Lo que termina siendo Zenit es

  • un canto al periodismo ético. Algo que empezó casi como una necesidad humana de supervivencia, hecho con un signos esculpidos con hierro sobre una roca, o una pluma de pajarraco para  escribir unos signos avisando del peligro… A medida que ha ido pasando el tiempo se ha convertido, en algunos casos, en una máquina inenarrable de éxito, de poder de influencia… De esa pluma de pajarraco ha pasado a esto.  Esa máquina voraz de lanzar noticias y de vende, vender… para tener informados o tranquilos a los consumidores de estas noticias.  Esto ha perjudicado un poco a este periodismo más ético: confrontar las noticias, investigación, esa paciencia a la hora de explicar un hecho de una manera objetiva, serena.

Otro tema que plantea Zenit es de qué se habla:

  • Periodismo o entretenimiento. ¿Vende más un resbalón de Puttin o un escote de la Merkel  que sus políticas en Ukrania o en la Unión Europea? A la gente le atrae más esas cosas de entretenimiento que la cosas de un calado importante,  a la hora de tomar decisiones, porque sin periodismo no hay democracia. Lo importante es informara para que la ciudadanía pueda tomar las decisiones desde un punto de vista sereno, reflexivo, objetivo. Esto con las nuevas tecnologías se ha desbordado. Es una riada que nos lleva a todos por delante: información, información, información…!!! Paradójicamente cuanta más información, menos informados estamos.

Tras estas reflexiones Ramón piensa que

  • los periodistas ocupan un lugar muy importante, peligroso a la hora de  las noticias. Zenit es un espectáculo con un discurso con un lenguaje muy original, singular, y muy especial. Hemos llevado al límite nuestra máxima de que "el teatro es juego". Realmente hemos jugado: hay escena pautadas musicalmente  con  acciones teatrales. El texto está como un elemento más, pero no esencial. La escenografía es funcional y puede ser  desde las distintas redacciones de un periódico hasta un metro, una parada de taxis, una azotea…, es decir la escenografía juega con nosotros a la hora de hacer el espectáculo.
t zenit 096 e b
FOTO: DAVID RUANO

GASTAR SUELAS
FRENTE AL CORTA Y PEGA

El argumento va de la historia de la redacción de un periódico sometido a la nueva tendencia de un periodismo rápido y voraz frene al viejo periodismo. Martín (Ramón Fontserèe), periodista a la vieja usanza, reivindica el investigar, confrontar las versiones, frente al vender y vender. Ramón lo define como

  • El periodismo de gastar suelas. Es ese enfrentamiento entre la generación de Windows, corta y pega,  y la generación del alcohol, donde sus fuentes empezaban con una copa, y a la tercera la fuente cantaba lo que se quería.  A mí me gusta  mucho leer a Plà, el periodismo de antes, y decía: "Vaya usted a la calle tal que hay un fiambre", e iba con un block y apuntaba. A principio Martín es un poco reacio a las nuevas tecnologías, aunque luego las abraza.
ZENIT 6 b  
DOLORS TUNEU
FOTO: www.madridteatro.net
 

Zenit no va tanto a que en la actualidad no se contraste el trabajo, sino que debido a la rapidez que traen las nuevas tecnologías, impiden que ese trabajo se realice. Dolors Tuneu precisa:

  • Cierto periodismo necesita tiempo, y el tiempo es dinero. Todo forma del engranaje de una máquina de tipo piramidal que dispara aun consumidor, pero que forma parte de esa propia máquina. Están implicados quien da la información, pero también quien la recibe. Ello lleva al periodista, incluso para  mantener su puesto de trabajo, es ir a la noticia que más vende con tal rapidez que se le pasa todo el mundo por delante. Ahora cualquier titular en Twiter parece que es periodista. No es así. Periodista es una profesión y no cualquiera que escribe un titular es un periodista.  Sin embargo quien lee en twiter no diferencia. Todo eso ha creado una voracidad y un estado de droga: quiero más y más información. Necesitas dar más y ahí hay un peligro entre lo que se da y lo que se recibe. Siempre se ha dado manipulación en el periodismo. no es que ahora no se contraste nada y antes todo. El cambio han sido esas nuevas tecnologías que le han dado mucha más rapidez a todo. Antes eran unos diez periódicos, pero ahora vas a Internet y ves continuamente Últimas noticias, últimas noticias…y te vas a los titulares nuevos, de modo que casi no te acurdas de qué periódico habías partido.   

Esto nuevo ha creado lo que Ramón llama

  • el periodismo de los vagos, quienes no contrastan, pero ha sucede en todo: en el teatro, y en todas partes. 

La  responsabilidad tiene otro pivotes que son los lectores que aparecen en la obra como una masa de gente en el metro. Ramón  recuerda que con el móvil puedes hacer el bien o el mal

  • puedes lanzar una calumnia o salvar una vida. Depende de cómo se utilice. En el metro todos están sujetos como los  caballos, al móvil. Puedes hacer lo que quieras.   

REIVINDICAR LA OBJETIVIDAD

Otra de las temáticas es la reflexión sobre la objetividad. Lo que existen son los hechos, y lo importante es que lo que cuentes sea verdad y no interpretación de unos hecho o sacados fuera de contexto. El problema es si esto es posible. Martín reivindica que los hechos son unos, sagrados y a partir de aquí cuentas la historia. Hay una verdad. Bin-Laden murió de una manera. Mentiras hay muchas, pero la verdad es una, y la objetividades una. Este Martín es un personaje teatral con su figura y contrafigura y no tanto un periodista concreto real. Incluso él mismo no siempre es "trigo limpio".   Pone en duda muchas de las cosas del periódico en que trabaja y ello crea el conflicto.

t zenit 041 e B
FOTO: DAVID RUANO

Otro personaje es el becario  que tiene el periodismo idealizado. Esta figura es un modo de presentar cómo a veces se tira de becarios porque cuesta menos dinero, pero aquí idealiza a un personaje como Martín, aunque se da cuenta de que Martín tiene muchas cosas muy poco éticas, también.

  • De este modo se deshace la idea que es un periodista romántico y de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Que quede claro. Yo no quiero volver al pasado en absoluto. Se puede decir sólo que está tan contaminado como los demás, aunque intenta sacar la cabeza. Quizás la porquería antes no era tan abundante como ahora, pero la había. Ahora existe esa voracidad, y es significativo el que siempre son malas noticias y las buenas noticias casi no aparecen. Habrían que acostumbrar al periodismo a las noticias buenas, de vez en cuando. Lo que vende más son las tragedias.       

LA REDACCIÓN: UNA MÁQUINA VORAZ

  ZENIT 11 b
  PILAR SÁENZ
FOTO: www.madridteatro.net

También es un recorrido por todos los periodistas de la redacción, que se sienten presionados por la jefa de  redacción que es la que pone el dinero. A partir de una noticia se hace todo ese recorrido con diversas noticias y llegan a los lectores. Todo ello va adobado con imágenes sugestivas y metafóricas, de modo que se cuentan no tanto literariamente sino más teatral. Lo que no se cuenta una historia de un caso concreto con las presiones y condicionamientos que puedan tener la prensa sino una reflexión o un retrato sobre esa máquina voraz. Todo ello bajo el sentido del humor.

Una de las características del mundo informativo con la irrupción de las nuevas tecnologías es la caída de los periódicos, críticos, editoriales o crónicas como gurús o dioses. Sus opiniones rápidamente son contestadas por quienes escribir en los nuevos soportes a los que son accesibles. Es un tema que también se toca. Pilar Sáenz interpreta a Beatriz, la directora

  • Está enganchada al móvil y tiene una relación muy enfermiza. Está enganchada a la red y le soluciona todo.
  • En concreto hay una escena en que los obreros comentan "lo bueno es que ahora cualquiera puede opinar. Tienes voz en las redes, Ahora la voz del pueblo tiene donde expresarse. Antes no." - corrobora Dolors Tuneu.  

LA CONTRADICCIÓN DEL TITULAR

Otra las temáticas del periodismo es la contradicción que tienen los titulares. En principio tendría que ser puramente informativos sin términos connotativos. La realidad es que al estar fuera de contexto y llevar términos connotativo, con el fin de impactar a la audiencia y que se lea el artículo, difícilmente son informativos. El tema lo tratan en lo que Ramón denomina

  • el circo mediático. Fue la primera idea que yo tuve sobre el espectáculo. Un circo con domadores, jefes de pista, payasos. De eso ha quedado una escena. Lo hacemos con hulahopps, por ser la última tendencia de la última. Damos noticias sobre el independentismo y sobre lo que sea, aunque son temas generales, para que no nos obligue a cambiar constantemente, ya que la actualidad del momento cambia rápidamente. Se trata la política, la economía, la prensa del corazón en el que se mezcla lo trágico con lo frívolo, como es el que fulanito no reconozca a su hijo natural. Son noticias que la prensa, a veces, da en una misma págica: lo trágico y  lo frívolo. Eso lo damos en titulares.  A veces, ese Martín, que le da un poco al alpiste (alcohol) tiene como visiones, tipo delirium tremens, en las que los periodistas son como monos, buitres, tras los lingotazos. Tiene visiones metafóricas de un realismo espeluznante.
  • El titular termina siendo opinión- corrobora Dolors.         
t zenit 017 e B
FOTO: DAVID RUANO

SEIS ACTORES PARA MULTITUD DE PERSONAJES

El conjunto lo forman seis actores que se desdoblan en multitu de personajes: Ramón Fontseré, Juan Pablo Mazorra, Julián Ortega, Pilar Sáenz, Dolors Tuneu y Xevi Vilà. Juan Pablo Mazorra y Julián Ortega han sido incorporados este año y que Ramón califica de "savia nueva".

ZENIT 13 B  
JULIÁN ORTEGA / XEVI VILÀ
FOTO: www.madridteatro.net
 
ZENIT 9 b  
JUAN PABLO MAZORRA
FOTO: www.madridteatro.net
 

A Julián Ortega lo descubrimos en el personaje de Momo junto a Juan Margallo en El señor Ibrahim y las flores del Corán que dirigió Ernesto Caballero para el CDN. Formó parte de la joven compañía del Teatro Clásico en La moza de Cántaro  (director Eduardo Vasco), e interpretó el papel de Aníbal en la Luisa Fernanda de Luis Olmos (CLIKEAR) (Teatro de la Zarzuela). De su incorporación a Els Joglars recuerda la audición que califica

  • de las más divertidas y nos lo pasamos tetas todos los audicionados. Después empezamos un proceso superinteresante para un actor. Nunca lo había vivido. Un proceso de creación colectiva. Ojalá hubiera más procesos así, porque es cuando realmente puedes crear y desarrollar un personaje. Puedes macerar los personajes, las situaciones, las escenas, las improvisaciones, la creaciones tuyas…Todo parte de los actores, se valora muchísimo el trabajo del actor. Esto nunca lo había hecho y ha sido muy interesante.

Juan Pablo Mazorra (Puebla, México) es actor, director y productor teatral. Formado en México, tiene también el Postgrado en Teatro y Educación por el Institut del Teatre de Barcelona. Comienza como actor en el 2006 y entre sus títulos destaca  El Monseñor de loa Anillos (premio al mejor Actor).  Cuenta con 5 puestas en escena en diversos países. Entre ellas  destaca Interminentes (Selección oficial en El Puente 14, Costa Rica 2014 y Festival Sumar en Córdoba, 2015 (Argentina) y ha sido nominada a mejor obra de teatro por el Talent Madrid 2016. Como productor destaca: Al calor de Lorca (2014), y Ese lugar donde nadie escucha (2015).

Juan Pablo refrenda lo de Julián en lo referente al divertimento de la audición. Destaca su prejuicio de cómo sería el adaptarse a una compañía con actores que llevan tanto tiempo en la compañía, pero

  • al contrario, entras y los compañeros te reciben como si fueras de la familia de hace 10 años. Esto hace que te sientes a gusto en el escenario y de ahí surge Zenit, un espectáculo muy divertido y visualmente precioso, muy lúdico y nos permite pasar por diferentes gamas como actores. Desde el personaje más cómico al más serio. Personajes que salen tres segundos…Esto es un buen reto actoral.

Acerca de la temática la valora como

  • importantísima y necesaria. Habla de algo totalmente obligatorio hoy día. Yo vengo de México y justamente hoy venía la noticia que ha aparecido muerto uno  de los periodistas desaparecidos. En los últimos 10 años han muertos 80 periodistas y siguen desaparecidos siete. Somos el quinto país del mundo donde ser periodista es un deporte extremo de vida. Si te pones a hablar de política, la corrupción o el narcotráfico, desapareces o te matan. El 90% de los casos siguen impune. No ha habido responsables, ni juicios, ni nada. Aquí no se ha llegado a estos casos, pero  si ponemos la atención es estos temas puede ser peligroso. Me parce increíble que la Compañía se lance al escenario con un tema tan "controversial" (controvertido), viéndolo desde mi país.   

RESPONABILIDAD Y VOCACIÓN
EN EL PERIODISMO

  t zenit 033 e B
  FOTO: DAVID RUANO

Tras la investigación sobre la temática informativa Ramón reconoce que

  • me ha cambiado la visión desde el punto de vista de la responsabilidad, y también como oficio, que es interesante y de mucha responsabilidad. Imagino que duro y de tipo vocacional, para estar continuamente atento a la actualidad. También el saber sintetizar, explicar el mundo sin que influyan tus convicciones lo encuentro muy difícil.
  • A veces te ves obligada contar algo con lo que puedes empatizar, y, sin embargo, es algo que no ha funcionado, pero debes contarlo tal cual y que tu opinión quede al margen. Es muy complicado- añade DolorsSi se quiere buscar una conclusión de todo el espectáculo sería "es tan importante el periodismo, par una sociedad democrática, no nos lo tomemos a broma". Es lo que nos protege en muchos casos ya que podemos saber lo que está pasando. Si nos lo cargamos por pura vaguedad y no tanto por las presiones como el caso de México, donde tu vida peligra, es muy complicado. Sin embargo los periodistas están ahí, arriesgando.  No cometamos el error, entre periodistas y consumidores, de dejarlo por vagancia. Por ejemplo el lector que lea más de un periódico o el periodista que no se contente con una fuente. Cuidemos algo que es imprescindible.
  • El problema es que ante tanta información - precisa Julián Ortega - el lector se siente perdido en cuanto no sabe lo que es verdaderamente importante. Me comentaban que en Facebook un periódico digital pierde puntos dependiendo del titular que ponga en la portada. Por ejemplo si está guerra del Congo o la foto de David Beckam, va a tener más visitas la foto de David. En realidad el problema no es tanto, ya, de los periodistas, sino de las nuevas tecnologías. También va por ahí. Al final todos somos responsables. 

 

Más información
     Zenit- Els Joglars. Fontserè

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

 

Última actualización el Domingo, 09 de Abril de 2017 09:31