Refugio. Miguel del Arco.Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Sábado, 13 de Mayo de 2017 11:36

REFUGIO
NADA ES LO QUE PARECE

 8.REFUGIO.MARCOSgPUNTO B
FOTO: marcosGpunto 
  • Como en Teorema de Pasolini, la presencia de un extraño en el día a día de una familia desestabiliza la vida de sus miembros.

Así enfoca Miguel del Arco su obra Refugio, de la cual es autor y director. El nacimiento de Refugio acaeció hace tiempo cuando Ernesto Caballero - director artístico del CDN (Centro Dramático Nacional) -  le propuso a Miguel del Arco escribir algo para el CDN. Tal propuesta coincidía con el ánimo de Miguel por escribir un texto original.

DAR LA VUELTA A TODO
PARA JUSTIFICAR NUESTRA EXISTENCIA

  refugio 5 B
  MIGUEL DEL ARCO
FOTO: marcosGpunto

El punto de partida fue Teorema, pero

  • ese punto de partida ha quedado ya muy atrás. Lo que sí me interesaba era esa familia en el que se introduce un elemento ajeno que viene a perturbar la presunta normalidad de la familia, y un tema que me interesaba al arrancar a escribir era el lenguaje y la corrupción del lenguaje. Es decir la existencia de cada uno como una construcción verbal, el ser capaces de anunciar que existimos y por eso existimos, y cómo la corrupción del lenguaje en frase de Ancestes, un personaje de El Misántropo: "el anhelo del corazón siempre inventa mil ficciones que lo arropen". Eso me interesaba como punto de partida. Como nos inventamos y somos capaces de darle la vuelta a todo lo que nos sucede para seguir justificando nuestra existencia. Ahora con todo lo que está sucediendo, esta  corrupción del lenguaje, esta retórica tan especial que estamos viviendo por parte de la clase política, también, era interesante porque se mete en la normalidad y parece que la vida quiera ser así. Damos por normales cosas que, si te paras a pensar profundamente, son anormales.    

El personaje que irrumpe en la familia es un refugiado, Farid (Raúl Prieto), que ni tiene el mismo idioma que la familia y por lo tanto no los entiende, y

  • hay una vocación de no querer entender, pues en la travesía ha perdido todo lo que  significaba algo realmente: su mujer y su hijo. Cuando has perdido lo que significaba algo realmente ¿qué sentido tiene volver a hablar? Es el querer desaparecer, y ahí, esa construcción verbal que, de alguna manera, justifica la existencia Farid se niega el lenguaje. No quiere hablar en su idioma y no tiene a nadie con quien hablarlo, pero también se niega a hablar con el resto de la familia. No hay idioma.

EL SILENCIO DE FARID DESATA
LA VERBORREA DE TODOS LOS DEMÁS PERSONAJES

6.REFUGIO.MARCOSgPUNTO B  
RAÚL PRIETO / MARÍA MORALES
FOTO: www.madridteatro.net
 

El resto de la familia toman ese Silencio como un respeto al extranjero.

  • Es una persona extraña, pero al mismo tiempo comienza a ser cómodo hablar con este personaje que nunca responde y, por tanto, nunca va a juzgar, porque, entre otras cosas, no entiende el idioma. El silencio de Farid desata la verborrea de todos los demás personajes, los cuales o se justifican o tienden a explicarse delante de él. Esto va perturbando un poco la supuesta tranquilidad, que no es tal porque estamos en una familia en el que Suso (Israel Elejalde), el padre, es un político metido en un problema de corrupción, aunque no me interesaba tanto hablar  de la corrupción, que, también, porque ahora  está en el aire  como nunca, y parece que la función está escrita ayer, pero no. Lo que sucede es que la realidad nos va invadiendo y revolcando permanentemente. Vemos cómo este político corrompe su propio lenguaje, su propia voz, para seguir aferrado al poder. Está casado con Amaya (Beatriz Argueyo), una cantante de ópera  que por cuestiones físicas y emocionales ha perdido la voz. Tienen dos hijos jóvenes, Lola (Macarena Sanz) y Mario (Hugo de la Vega). Lola es una chica muy activista, consciente se ser de esta generación perdida a la que se le niega la voz; Mario, un chaval que no tiene voz y vive inmerso en las máquinas y con esa indolencia que le produce las máquinas y no quiere salir de ahí. Alicia (Carmen Arévalo), la abuela, que acaba de enviudar y no encuentra las palabras para seguir conjugando el futuro. En ese momento de voces corruptas en todos los sentidos, metafórica y físicamente, nos movemos en este mundo de Refugio.

Hay dos personajes más Ana y Sima que interpreta María Morales. Ana representa a esa persona que todos los días justifica lo que está sucediendo y

  • nos inculcan una retórica que parece que es la civilizada y normal, con lo cual viene a ser corrupción del lenguaje. El otro personaje, que se aparece,  es Sima, la mujer de Farid, y viene a ser como su conciencia. Es su complejo de culpa, su desamor, el paraíso perdido. Es esa voz interna que le impide volver a reinventarse en alguien a partir de la pérdida que ha sufrido.

CONFÍO EN QUE LOS CAMBIOS
SE TIENEN QUE PRODUCIR,
Y ESPERO QUE PARA MEJOR

  13.REFUGIO. b
  FOTO: marcosGpunto

El tema de la corrupción, que no es central, cobra más protagonismo ante las corrupciones que día a día se multiplican. Miguel del Arco precisa que aunque tales acontecimientos producen tristeza el  confía

  • en la capacidad del ser humano de volverse a reinventar. Lo tenemos crudo, porque hemos asumido un sistema que hemos tomado como único y como verdadero. Por lo tanto es duro asumir que después de la crisis que hemos tenido y de la debacle de la clase política que está sucediendo, somos capaces de decir "Esto se acabó". somos incapaces de reinventarnos y seguimos agarrados a las viejas formas y nos cuesta mucho cambiar. Los cambios son complicados, pero confío en que los cambios se tienen que producir, y espero que para mejor, casi siempre.

EL AUTOR HA AMORDAZADO AL DIRECTOR

Miguel del Arco es el autor y director, con lo cual en el enfrentamiento o no de estas dos figuras, indudablemente tiene su peculiaridad a la hora de la puesta en escena.

  • Yo soy autor que me he ido haciendo por el camino. Sanzol o Mayorga son autores desde que tienen uso de razón, yo no. En este texto me he dejado ir, y el autor ha amordazado al director, porque el director siempre es muy intervencionista. El director quiere saber cómo hacer las cosas, y el autor le ha dicho "ya te  las buscarás tú, cuando te llegue el turno. Ahora déjame escribir en paz. Voy a mi bola y cuando llegue el momento de dirigir ya hablarás tú." Después el autor no ha  tenido más remedio que cambiar, pero eso lo hago siempre. Lo hago con el director, con los actores cuando algo no funciona. Siempre reescribo. Creo que la reescritura es la madre de la escritura. Es la primera vez que el director no tenía ni idea de cómo iba a hacer muchas de las cosas que  el autor había planteado, pero ha ido bien la relación autor-director.

La primera versión del texto la terminó en septiembre de 2016 y después han habido varias versiones a lo largo de este año hasta que han comenzado los ensayos, en los que con los actores se cuece la versión definitiva.    

LA FUNCIÓN SE VA OSCURECIENDO Y
NO HAY MUCHO LUGAR AL HUMOR 

Los textos que Miguel ha adaptado poseen cierto tono de tragicomedia. Refugio participa algo de ello.

  • Es una función bastante oscura, aunque se me escapa cierto humor, porque es el modo de entender y analizar los humanos, sobre lo que estamos haciendo. El humor siempre viene a aportar un sentido de la proporción de las cosas que te ríes. Aquí la primera parte puede tener algunos golpes, pero luego la función se va oscureciendo y no hay mucho lugar al humor.   
7.REFUGIO. b
ISRAEL ELEJALDE / CARMEN ARÉVALO / HUGO DE LA VEGA / RAÚL PRIETO / BEATRIZ ARGÜELLO
FOTO: marcosGpunto

NADA ES LO QUE PARECE

El título Refugio, según Miguel no está. Se trata de una función engañosa

  • porque nada es lo que parece. El Refugio puede ser la historia que tú mismo te cuentas y las palabras que utilizas para justificar muchas cosas de las que haces, pero al mismo tiempo eso deja de ser un refugio y comienza a ser un engaño porque te mientes voluntariamente. Este Refugio que se le ofrece a Farid en un país justamente civilizado, al final se transforma en cárcel, porque es un refugio con el que no sabe cómo empezar. Esto sucede mucho con los  refugiados. Están todos anhelando venir aquí, porque quieren vivir bien y escapar  de una guerra terrorífica, pues nadie deja voluntariamente su familia atrás, su país de origen y se va con lo puesto por gusto. Siempre hay una necesidad enorme y gigantesca detrás y un enorme esfuerzo para volver a empezar con otro idioma, otras gentes, otras costumbres. Eso que es Refugio, se vuelve cárcel. Ahí  está la escenografía que firma Paco Azorín. Yo no quería un lenguaje realista, sino algo que cambiara al mismo ritmo que puede cambiar el sentido de una palabra. Es un cubo de cristal que acoge, por un lado, pero también encierra.     
14.REFUGIO. b

CARMEN ARÉVALO / MACARENA SANZ / ISRAEL ELEJALDE / BEATRIZ ARGÜELLO / HUGO DE LA VEGA / MARÍA MORALES / RAÚL PRIETO
FOTO: marcosGpunto

El refugio no sólo tiene que ver con Farid, sino con la misma familia

  • Todos buscamos refugio y lo sentimos cuando estamos en nuestra propia casa. Es lo que le pasa a Suso, el padre, el cual tiene una situación política estupenda y que asciende. Cree que va a ir en esa dirección  y, de repente, algo se tambalea y se sientes desprotegido y lanzado como dice él "Me quieren mandar al desierto". Mira a Farid y cae en la cuenta "¡lo que estoy diciendo!"  las acepciones de las palabras son muy amplias en ese sentido. Siente que le va lanzar al desierto, porque le van a sacar fuera del juego político y por lo tanto fura del juego del poder, y cuando  mira a Farid ve que los significado cambian pues depende de cómo se sigan y cuándo se digan.  

Faridparte de el silencio, aunque hay una convención teatral. Habla en un idioma que no se entiende. Habla consigo mismo, con Sima que es su conciencia. Está presente durante toda la función. 

RAÚL PRIETO,
AFRONTAR ESTE PERSONAJE
NOS OBLIGA A TODOS A MIRAR DE CARA

refugio 4 b  
RAÚL PRIETO  
refugio 7B copia  
ISRAEL ELEJALDE  
 refugio 13 B  
 MACARENA SANZ  
 refugio 16 B  
 HUGO DE LA VEGA  
 refugio 17 B  
 BEATRIZ ARGÜELLO
FOTOS: www.madridteatro.net
 

Raúl Prieto al interpretar a Farid, le ha llevado a un cierto revulsivo en su interior, ya que

  • se remueven cosas. Al empezar la función yo tenía esa sensación que tenemos en Europa, que estamos mirando hacia un lado sobre todo lo que está ocurriendo. Afrontar este personaje nos obliga a todos, y en especial a mí, ya que tengo que escarbar en estos temas, a mirar de cara. Me ha costado bastante porque es terrible ver esta realidad tan cruda que está ocurriendo, y que. no sé, si nosotros somos cómplices desde el silencio. Sentirte que tienes que ver con algo que está lejos y que no nos afecta, pero que en realidad nos afecta mucho más de lo que creemos,  de repente se convierte en un torbellino de emociones y de sensaciones que al principio de empezar el montaje yo tenía cierto bloqueo a afrontar este trabajo. Me parecía un poco hipócrita por nuestra parte algo que es una realidad que no he querido mirar y que, tengo la sensación de que no miramos mucho, gracias al teatro, de repente, tengo que mirarlo de cara. Me ha venido muy bien, en cierto sentido, porque me hace más responsable de algo que todos somos responsables, y sigue siendo muy duro, porque es una realidad que nos puede salir bien, haber aplausos y críticas buenas o no…Puede ir muy bien, pero en Ahir sigue estando la cosa muy jodida. Es duro, y es lo que tienen las obras de Miguel, que  en este caso es toda suya, de qué es más real si la obra o la realidad. En esta obrase añade el que está ocurriendo hoy. Probablemente hoy mismo está un muerto o varios en las aguas del Mediterráneo y ni siquiera nos enteramos. No sabremos nunca sus nombres. Es importante que empecemos a hablar de esto.

Raúl agradece el que Miguel haya escrito esta obra, la cual, al principio, leída confiesa que

  • no la entendía tanto como ahora al verla en pie con unos compañeros formidables. Además, personalmente, cobra una dimensión importante, trascendente y necesaria para este momento que estamos viviendo.

ISRAEL ELEJALDE,
EL PODER CORROMPE
NO UNA IDEOLOGÍA

Israel Elejalde interpreta al político acusado de corrupción, pero que no está imputado sino sólo sus colaboradores. Entre Israel y Miguel hay una continua colaboración en las obras. En esta ocasión también y desde el principio han tenido muy claro que

  • no queríamos hacer una reflexión sobre una ideología, sino hacer un esbozo en que Suso, mi personaje no estuviera inscrito y que fuera fácilmente reconocible "¡Ah! éste es del PP. No, no es de Podemos, es de Ciudadanos…" Eso no nos interesaba absolutamente nada. Hemos aprovechado estos movimiento europeos, por ejemplo el de Manuel Macron que tiene un movimiento que se llama Marchz y dice no soy de izquierdas , no soy de derechas, donde hace una amalgama de ideologías e intenta, de alguna manera, salirse de lo que son los parámetros clásicos y crear un tipo de "no  partido", "no político" que perteneciera a un partido que no existe en estos momentos o hubiera podido emerger, como ha pasado en Francia hace un año. Lo que queríamos hacer es una reflexión sobre el ejercicio del poder, en cuanto que la corrupción no está adscrita a una ideología sino que está pegada al ejercicio de ese poder. Evidentemente el Partido Popular y el Partido Socialista han sido golpeados duramente por esa corrupción, porque son los que han ejercido el Poder, pero, evidentemente,  si no hay un cambio en esas estructuras por parte de los ciudadanos, y no tanto de tipo metafísico o ideológico, esa corrupción seguirá apareciendo. Ese es el problema de lo que  queríamos hablar. Suso es un hombre que ha ejercido el poder no de una manera adecuada, pero no es un malvado, y eso, también me interesaba mucho. Se ha dejado arrastrar por una gran ola que hay. Tengo la sensación de que mucha gente lo ha sido. Con esto no quito que no tengan que ir a la cárcel. Todos tiene que ir a la cárcel y, desde luego, es una lacra  con la que estamos viviendo en estos momentos pero es una ola que viene de unas estructuras podridas y de una actitud que hemos tenido durante mucho tiempo los ciudadanos que ha permitido y ha apoyado que eso pueda ocurrir. Eso es lo que tenemos que cambiar. Es el poder el que corrompe, no una ideología, y eso es importante saber. Esa es la reflexión que queríamos hacer.

Suso es un partido de izquierdas o de derechas, no se sabe exactamente porque cambia la ideología según quiere.

  • Hay un primer discurso donde lanza ideas de muy diferente color, muy típico de ahora. Al final es golpeado por la corrupción de laquees culpable entre comillas, y que, de alguna forma, él se siente víctima. También hay algo de que está golpeado por una sociedad que no funciona bien. La corrupción no solo tiene que ver con un acto, sino que empiezo a pensar que tiene que ver con un estado que estamos viviendo. 

En su relación con Farid y la situación, Suso se lleva una lección: un golpe muy gordo. Lo que haga en el futuro no lo sabemos. La pregunta que queda en el aire es

  • Seguiremos con las mismas estructuras o alguna vez cambiaremos. Es la pregunta que ahora está en el aire en la sociedad. ¿Aprenderemos como ciudadanos a lidiar también y castigar la corrupción? ¿Seguiremos diciendo preferimos lo malo conocido que lo bueno por conocer?

En la obra no se explica el por qué este político tiene un refugiado en casa. No interesa esclarecerlo en cuanto a la temática. Hay familias que han acogido a refugiados, pero en esta obra viene a ser como una operación de cosmética para poder decir "soy un político superenrollado y tengo un refugiado en casa. Miguel colabora con una ONG y revela que hay una tendencia por la que se acogen mejor los refugiados sirios que los de africanos. Los refugiados sirios es algo que está de moda. 

MACARENA SANZ,
A FARID LO SACUDES CON LAS PALABRAS
COMO SI FUERA UN SACO DE BOXEO

Macarena Sanz interpreta a Lola, la hija de Suso. La relación con él la define como contradictoria.

  • Hay una parte en que le admiro mucho y hay bastante de entendimiento entre los dos. Es bastante inteligente y estudia medicina.  Es muy revolucionaria, y ahí es donde choca con su padre. No puede comprender toda la corrupción que está saliendo  en los Medios y cómo se pueden hacer las cosas. Está en contra de todo el sistema, pero no me toques la paga. Todo se queda en las palabras y que es propio de la función. Todos hablan muy bien y tratan de explicar lo mejor posible lo que sienten cómo comprenden la vida y cómo les gustaría que fuera, pero, al final, todo son palabras. Consideran que hablar con Farid está muy bien, sabiendo que no te va a responder. Le cuentas todo y lo sacudes con las palabras como si fuera un saco de boxeo. Ahí todavía es más clara la hipocresía, porque no hacen nada.

HUGO DE LA VEGA,
PALABRAS VIOLENTAS
PARA DEFENDERSE A SÍ MISMO

  • Lola es un personaje que choca con el mío - interrumpe Hugo de la Vega que interpreta a Mario. Lola intenta reivindicar las cosas, en cambio Mario es una persona que quiere mostrarse ajena a todo lo que ocurre alrededor, pero no lo consigue realmente. Toda su vida ha sido el hijo del político con mucha fama en el Instituto y, de repente, se encuentra con los cargos de corrupción que caen sobre su padre. Esto le ha hecho refugiarse dentro de sí mismo y de la violencia para defenderse de lo que se encuentra. No lo consigue. También como Lola, tiene a Farid para desahogarse y refugiarse a sí mismo y sentirse superior, por fin, a alguien que su madre, su hermana, le han estado martilleando toda su vida. Necesita sentirse, por una vez, superior a alguien y lo encuentra en Farid, desgraciadamente. Una persona que no le contesta, que no le va a hablar. Mario utiliza las palabras violentas para defenderse a sí mismo, no para otra cosa.   

BEATRIZ ARGÜELLO,
SU REFUGIO, LA EMBRIAGUEZ

  refugio 28 b
  CARMEN ARÉVALO
  refugio 22 B 
  MARÍA MORALES
FOTO: www.madridteatro.net 

Beatriz Argüello es la madre, y confirma que ningún personaje es ajeno a lo que sucede.

  • Otra cosa es que juegue a ser ajeno, pero las cosas nos afectan. La llegada de Farid supone un cambio en la dinámica de la familia, aunque aparentemente no se perciba. Al no hablar el idioma es alguien que no nos juzga, y encontramos en él un confidente de nuestras propias miserias. Lo bueno de todos los personajes es la complejidad que tienen, con muchas capas que nos las van mostrando, poco a poco. En el caso de Amaya, mi personaje, como todos, ella tiene su propio refugio: un estado de embriaguez, de no querer mirarse a sí misma. Obviar el paso del tiempo, sus circunstancias y sus sentimientos hasta que esa fisura, que es lo bonito, se descubre y se destapa. No es casual que se destape con alguien que no entiende. Entonces hay escenas maravillosas de esa incomunicación total que tenemos, también, las personas que aunque hablamos de lo mismo, cada uno entiende lo que le interesa entender.

Otro aspecto de la función que Beatriz subraya es

  • el legado que dejamos a la gente joven con todo esto y que está reflejado en Lola y Mario, nuestros hijos. Qué mundo les dejamos. Israel, al final tiene un texto donde se cuestiona a dónde va toda esta corrupción y ¿serán capaces ellos de ser mejores?        

CARMEN ARÉVALO,
FARID, UN PAÑO DE LÁGRIMAS

Carmen Arévalo interpreta a la abuela. Llega a la casa para arreglar un problema de Amaya, su hija, y así recuperar su carrera de cantante muy famosa y espectacular. La abuela arrastra, también, su propio problema.

  • Se le ha muerto el marido y cuando llega a la casa y ve el tinglado que hay y cómo se comportan los hijos, y sobre todo el padre, al que odio visceralmente, crea unos conflictos muy grandes. En un momento dado Farid me sirve de paño de lágrimas para explotar con todas las cosas que llevo dentro y no puedo mostrar. Eso es muy tierno y muy bonito para una actriz y par un escritor que ha escrito una cosa maravillosa.

REFUGIO NO ES  TEOREMA

En toda esta historia el refugiado Farid se convierte en Refugio, que es la esencia de Teorema.

  • En Teorema el personaje de Terence Stamp les cambia. No es tan activo. Todos quieren ese intercambio por esa presencia magnética del personaje. Aquí, en cambio, hay un cierto desprecio. No se han interesado mucho y lo utilizan como saco de boxeo. No se tiene consideración con él e incluso hablamos más alto, por ser extranjero, algo muy peculiar nuestro, como si fuera una cuestión de oído. Esta sensación siempre está alrededor de este personaje. Como es alguien que no responde, no es alguien que pueda tener una opinión diferente. Es lo mismo que cuando yo digo que me gustan muchos los niños, pero hasta que pueden tener criterio propio. Me gustan los críos pequeños porque me gustan los muñecos, en realidad. Yo hubiera tenido hijos si a partir de los 6 años los hubiera podido devolver. Es una perversión mía que nunca he contado.  (risas). Esto es un poco la relación con Farid
  • Por eso en Refugio "nada es lo que parece", como ha dicho antes Miguel- añade Raúl Prieto. Farid es un refugiado que encuentra un refugio en una familia española de un político, pero, como se ha dicho, el tal refugio no lo es, sino una cárcel. Sin embargo los otros personajes que, supuestamente, están en su refugio, en su guarida, encuentran el refugio en el extranjero que viene de fuera. Por eso realmente no se sabe quién es el que pide asilo.
  • En un momento la abuela cae en la cuenta que "viejos y refugiados piden lo mismo": asilo - añade Miguel. Tiene que ver con algo que le sucedió a Raúl durante los ensayos: la incapacidad de enfrentarse al dolor de Farid. Al trabajar con actores con los que llevo muchos años trabajando, es muy cómodo en algunas cosas e incómodo en otras. Fundamentalmente cómodo. Cuando comencé a trabajar con Farid su personaje, notaba una resistencia que nunca había notado en él. No sabía qué pasaba, hasta que un día explotó y no podía continuar. Me confesó lo indecente que le parecía estar "jugando" como "jugamos" la gente de teatro a poner en pie los elementos para dar la sensación de realidad, como es hablando del dolor y metiéndonos en el dolor de una persona, cuando ese mismo dolor y por esa misma razón por la que sufre dolor Farid estaba sucediendo, en ese mismo momento, a miles de kilómetros de aquí de gente que estaba intentando llegar a nuestro país. Cuando un actor te dice algo así y piensa que no lo puede sacar adelante piensas "¿para qué mierda hago teatro?" ¿Qué sentido tiene hacer teatro, pues no arreglamos nada? Luego aparece diáfano que el "silencio" es más indecente y que el hablar de ciertas cosas siempre trae algo bueno. Que el teatro es un sitio de encuentro y de diálogo donde saquemos estas cuestiones que nos preocupan y no adocenarnos en esta retórica de las palabras y de las imágenes de la televisión como es la de un niño de 3 años tumbado en una playa. Se encoge el corazón por un segundo, pero siempre articulas la manera de seguir subsistiendo y seguir tu vida de diario. Entonces dedicar un momento para hablar y reflexionar de forma conjunta como esa conversación que se dio entre Raúlyo en los ensayos, y seguir reflexionando sobre ese dolor está bien y es necesario, porque el Silencio puede ser más aséptico e indecente porque es olvidar. Lo que no hablamos parece que tiende a no existir y esto tiene que existir.      
10.refugio.MARCOSgPUNTO b
HUGO DE LA VEGA / RAÚL PRIETO
FOTO: marcosGpunto

REFUGIO COMIENZA Y
TERMINA EN MADRID

Refugio surgió como una coproducción con Kamikaze y el CDN. Llego un momento en que Kamikaze no podía abordar un coproducción

  • pues estamos con el Pavón al límite y en ese momento económicamente no podíamos más. No íbamos a ser capaces de hacerlo bien. Fue una buena decisión. Me da un poco de pena porque me gusta que los espectáculos giren y tengan más vida. El CDN fue absolutamente comprensivos y aquí estamos. Salir de gira era porque iba a ser una coproducción con nosotros y eso no ha podidos ser. Por otra parte técnicamente es un montaje complicado y llevarlo en gira sería ver el mismo montaje de Madrid. La formas de producción actual consiste en que llegas a montar a las ocho de la mañana para representarlo a las ocho de la tarde, lo cual no es fácil si el montaje es complicado como era el caso de Hamlet (CLIKEAR). Lo hemos hecho y ha sido una buena gira y todos han tenido un humor brutal, pero ha sido dura. Ahora mismo ni teníamos los recursos ni toda la fuerza con todo lo que tenemos en el Pavón con mucho trabajo por delante como para abordar un montaje de estas características que técnicamente es muy complicado.

Más información
     Refugio. Miguel del Arco. Pavón-CDN

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

 

Última actualización el Sábado, 13 de Mayo de 2017 21:37