Yogur Piano. Gon Ramos. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Miércoles, 21 de Febrero de 2018 09:01

YOGUR PIANO
ENCUENTROS ESPECIALES

 Yogur Piano 5 B
 FOTO: PABLO BONAL

Yogur Piano es nombre enigmático. Según sus creadores  

proviene de una similitud fonética con Fjogür Píanó, canción de Sigur Rós que fue clave para la gestación de la obra y la compañía, ya que un video-arte de dicha canción fue un gran generador de imágenes, atmósferas e ideas con las cuales trabajar. De hecho el final de la obra vibra con la melodía de esta canción, tocada en el piano a cinco manos por nosotros. Sigur Rós, podría decirse, fue una de las semillas primigenias del proyecto.

Sigur Rósse traduce como Rosa de victoria en islandés. Se trata de una banda post-rock islandesa cuya peculiaridad es su sonido etéreo y el falsete de la voz de Jón Þór Birgisson, su cantante. Tiene elementos de "shoegazing" (1) y minimalismo. A raíz de estos ancestros se formó la Compañía, liderada por Gon Ramos generador del primer núcleo del proyecto, en el cual ingresaron una serie de actores que nunca habían trabajado en un proyecto común. Actualmente se conoce como Compañía Gon Ramos, que incluye In Graviti y Yogur Piano, pero no hay Compañía como tal. Terminado este espectáculo cada uno va por su lado y a lo mejor se vuelven a juntar por la necesidad de otro espectáculo.

 

LA NECESIDAD DE CREAR

UN PROYECTO ARTÌSTICO.

  yogur b
  GON RAMOS
FOTO: www.madridteatro.net

La idea nuclear del espectáculo se debe a Gon Ramos, impulsado por la necesidad de crear un proyecto artístico. Gon había conocido a Marta en el laboratorio Layton y comenzaron a hablar sobre el proyecto; Marta conocía a Daniel; Gon trajo a Nora; Nora trajo a Itziar; Itziar trajo a Jos y Luis se unió por parte de Gon como ayudante. No se partió de ningún texto  pre-escrito ya que, precisa Gon:

  • pretendimos que fueran nuestros cuerpos, recuerdos, y encuentros con nosotros mismos los que dictasen el mensaje. Yogur Piano nació hace dos años en el Espacio Labruc - Calle de La palma 18, Madrid - el cual es muy chiquitito, y llevamos  dos años de aventura. Fueron siete  meses de funciones en las que pasó literalmente de todo. Vino toda la gente que no pudimos imaginar y tuvimos una función muy bonita. Hemos dado varias vueltas y últimamente Hemos estado el sábado 17 de  febrero en Valencia en el Teatro Musical, y quién os iba a decir que  estaríamos en el CDN (Centro Dramático Nacional).

De qué vaya Yogur Piano, Gon Ramos, que terminó siendo el dramaturgo y director del espectáculo, lo define como

  • una fiesta en la que no hay personajes sino más bien voces en cuerpos. No hay nombres ni especificación de personajes. Hay una primera parte en la que asistimos a una fiesta donde hay un ausente - Jos Ronda - y en esa fiesta a cada uno de los cinco que estamos en escena nos ocurre algo. Tenemos un encuentro con alguien que nos revela una información que no habíamos pensado antes. A partir de ahí todo es tratar de dónde viene eso. ¿Por qué se genera esa reacción tan fuerte de encontrarme con una persona que me dijera dos, tres frases y que yo tenga que entender esa información esta noche, y sólo puede ser esta noche. Hay un planteamiento de repetición con respecto a los cinco y la deconstrucción de una estructura lógica. Los discursos están entremezclados unos con otros como en un "puzzle"  de ideas. Cuando parece que ya no se puede más y no hay más de posibilidad de hablar, pues se ha hablado más de media hora; no se puede saber más de lo que estamos hablando; no se puede seguir escuchando más la música ocurre el silenció, y a partir de él entramos en otra posibilidad de relaciones. El espacio se abre y ya no hay esa oscuridad de  la discoteca en todos los sentidos: material, emocional, de las relaciones…A partir de ahí al abrir el espacio cada uno de nosotros tiene la oportunidad de saber  por qué lo que  le ocurrió en la fiesta está ahí y poder resolverlo en otro tipo de relaciones: con el público, entre nosotros.., sin escondernos más.

El paso para esto es la música que ha sido puntal en el proceso

  • Nos ayudó mucho. Llega Jos como un ángel salvador a cambiar, literalmente, la vida de lo que está pasando y hacer posible otro tipo de relaciones entre nosotros.

TEOREMA DE  PASOLINI

Teorema 1968 b  

A primera vista parece poder tener cierta relación con la película de Pasolini, Teorema (1968) en la que a una familia desestructurada y de buena posición económica llega un enigmático y bello personaje (el actor Terence Stamp). Gracias a su belleza y carisma personal seduce a cada uno de la familia: la doncella (Laura Betti), al hijo (Andrés José Cruz Soublette), la Hija (Anne Wiazemsky), la madre (Silvana Mangano), el padre (Massimo Girotti). Días después desaparece el visitante y la familia no sabe cómo continuar sus existencias. El último plano es el del padre desnudo internándose en el desierto.

Gon Ramos confiesa no haber visto la película, ni conocer el argumento, pero al conocerlo ahora

  • Yogur Piano sí tiene que ver algo con Teorema, justamente en el aspecto de cómo se llega a un lugar pensando que está todo bien. Vienen a una fiesta a pasar un rato y, de repente, en esa fiesta, te llega lo inesperado. Te llega una información que casi no querías, la cual es inevitable que te esté exigiendo saber más. Aunque hay palabra en la música, Jos va más allá de la verborrea y calmar lo que está pasando para poder decir estos tiempos también son posibles. Esta calma y el escuchar la música desde otro sitio también es posible. Desde ahí arrancamos para ver cuál es esa otra posibilidad. Algunos lo hacen físicamente; otros diciendo realmente lo que querían decir a esa persona, pero no se atrevían; otros estableciendo el silencio más absoluto en la sala, y se puede. Luego la música es la que  nos inspira.

Se comienza hablando a cinco voces, como una espiral de discursos muy vertiginosos y,

  • al final, esos cinco cuerpos que han intentando solucionar las cosas con la palabra, junto el ausente (Jos Ronda) que ha venido a calmarlos, con el piano y el violín ponemos un paso hacia otro lugar, donde ya no estamos.

Ese no estar se continúa en la ausencia del obligado saludo final de todo espectáculos, en el que los personajes desaparecen y se manifiestan los actores para recoger el aplauso o el abucheo - en la actualidad, por educación, menos éste último -  del público.

  • En un momento anterior ya nos hemos despedido y saludado. No nos parecía al final salir como actores para decir "Muchísimas Gracias". Creemos que  es mejor que el espacio se quede  con nuestras sensaciones puestas. Preferimos que el espacio se quede vacío de lo que ha pasado, vacío de lo que hemos sido para no romper esa experiencia. El público, al salir, atraviesa literalmente eso, sin haber dicho nosotros "esto era mentira o no real", sino que el público atraviesa los momentos que hemos pasado.

LA SOLEDAD Y LA TRISTEZA

  yogur 23 B
  MARTA MATUTE
  yogur 24 B
  DANIEL JUMILLAS
  yogur 10 b
  JOS RONDA
  yogur 3 B
  ITZIAR  CABELLO
  yogur 22 B
  NORA GEHRIG
  yogur 27 B
  LUIS SOROLLA
  FOTOS: www.madridteatro.net

Temas que aparecen son la soledad y la tristeza, pero más bien es algo en lo que no se pensó en un principio sino que  fue saliendo a lo largo del proceso. Fue llegando de manera inconsciente a través de los ensayos.

  • yo escribo texto que escucho de los actores y que tienen que ver con lo que está pasando, pero no pienso "voy a escribir sobre la tristeza, sobre la soledad, sobre  la juventud…" He escrito sobre  la edad que tenemos, sin decir "tengo tantos años". Lo que se puede reflejar responde al momento vital que estábamos atravesando. No había un plan sobre  lo que  quiero que se entienda: la tristeza o la soledad…Más bien era la repercusión de las sensaciones, y en este aspecto hemos recibido muchísimas notificaciones de lo que significa la obra, con lo cual, para mí, eso es muy positivo.

LOS REFERENTES

Gon Ramos como formación procede de la Escuela Timbre Timbre 4 de Claudio Tolcachir (Buenos Aires, Argentina), Jeremy James (Théâtre du Soleil), Alejandro Catalán, Paula Ransenberg, entre otros. En Madrid arranca su formación actoral en el Laboratorio teatral William Layton y se forma también con Pablo Messiez, Hernán Gené, Cipriano Lodosa, entre otros. Estudia dramaturgia con Mauricio Kartun y Ariel Barchilón. Actualmente se encuentra estudiando dramaturgia con Paco Bezerra, Alberto Conejero y María Velasco. Ha desarrollado una carrera como actor, ayudante de  dirección y director. También ha tenido su incursión en el cine. Este panorama de dramaturgos y directores tienen influencia en la obra así como la música barroca y el Zen.

Otra de las influencias ha sido un video-clip, video-art, en el que se veía a un hombre envuelto en una masa intentando salir  de  ella de una manera imposible. Fue un punto de partida para el proceso, por el aspecto de intentar salir de los imposible.

  • De algo físico que nunca te puedes quitar, algo claustrofóbico. Ese  video-art está en negativo y resulta algo muy extraña esa masa. Si estuviera en positivo podrías pensar en bollería o pizza. Al ponerlo en negativo es como un universo muy inquietante.
  • La masa y el cuerpo se confunden y eso lo hace angustioso - añade Luis Sorolla, el ayudante de dirección.
  • La canción de ese video-art se quedó mucho con nosotros, pues el tempo y la estructura de la  canción tenía que  ver mucho con nosotros y pasó al piano. Es una repetición que se destruye y luego vuelve a  la calma

LA MÚSICA

La música es uno de los elementos básicos en Yogur Piano. La música de tecno es de Matías Rubio, la pareja de Itziar Cabello, el cual compone música por ordenador y ha sido un encargo específico para esta obra.

  • Esta música - precisa Itziar - va cada vez más a más y al final como que explota. 

La música de la fiesta es la de Matías Rubio; Jos canta música barroca, y al final se versiona a cinco manos y un violín Fjogür Píanó deSigur Rós.

RECEPCIÓN DEL PROYECTO

La propuesta que partía de la nada, salvo ese primer núcleo ideado por Gon, no resultó difícil de aceptar por todos, ya que se partía de cero. De todos modos ha habido ciertos actos de fe pues la propuesta era "¿quieres trabajar con gente que no conoces?"

  • Yo conocía mucho a Gon y su forma de trabajar - confiesa Nora. Está en la línea de lo que me gusta hacer y "¡Claro que sí!".
  • Yo tenía ganas de trabajar con Dani- es el caso de Marta -, pues fue mi compañero en Layton y quería seguir.
  • Gon nos comentó " no hay nada" - añade Daniel. Se trataba de probar cosas. El tiempo iba pasando y no había nada físico hecho. Gon iba escribiendo algunas cosas, pero a cinco días de estrenar, sobre todo de una parte grande de la obra no había absolutamente nada y todo.  

Sobre  este "nada" Gon matiza:

  • El mundo de la fiesta de cumpleaños donde  hay alguien, donde he venido al cumpleaños y no está, estaban todos los textos de la segunda parte de la obra. Estaba la canción del piano…Creíamos que  había nada, pero me planteé : O llevo mañana el texto al ensayo, o de lo contrario me dicen "ya está ". Me pregunté ¿dónde está la obra? Estaba centrado en que tenía que escribir algo superoriginal de una fiesta para la primera parte, y me di cuenta que  llevábamos ensayando cuatro meses la segunda parte. Voy a ver  de dónde  vienen y poner ese origen en la primera parte. Me gustó el poder traer a filósofos a una fiesta de cumpleaños y que ellos iniciaran  nuestra obra. Fue por condensación. Entonces me puse a escribir tirando de los textos de la segunda parte.
  • El día que estrenamos no sabíamos lo que iba a pasar - añade Nora -, porque el público nos influencia muchísimo, pues en muchas partes nos nutrimos de él. Nunca lo habíamos hecho ante el público. 

 

DE LA PEQUEÑA SALA LABRUC HASTA EL CDN

En estos dos años la valoración de  Yogur Piano ha ido en ascenso hasta llegar al CDN. Tal carrera escénica Jos Ronda lo atribuye en que

  • es un espectáculo bastante innovador. Yo que no soy actor hablo desde otro punto de vista. Rompe líneas que estaban muy precintadas y es un lenguaje nuevo. El tiempo no siempre  va lineal. Luego hay personajes, entre comillas, diferentes que no son los usuales. No es una interpretación de un papel. No es un espectáculo en el que se abre el telón, es el espectáculo, se cierra el telón y te vas a casa. Es algo que te implica emocionalmente, y es tan grande que ha logrado los procesos  identificativos  de muchas personas con la obra. Esa identificación es tan grande que el público ve que habla de sí mismo. Es como si tú mismo fueras el espectáculo. Te ves reflejado en las emociones y te implicas tanto que el propio espectáculo eras tú mismo. Es muy curioso eso.
  • En esa implicación es significativo - añade Gon - y  es impresionante  como sin decir a alguien ven conmigo a bailar o a escena que es un acto de vulnerabilidad, es más vulnerable todavía cuando compartimos nuestro tiempo en escena desde otro sitio. Nuestra disposición es compartirlo con el público. Si quieres bien y si no, no hay ningún problema. Frente a esa disposición la recepción de la gente, según los porcentajes, ha sido muy generosa. La aceptación tiene que ver más con lo sensorial que  plantea la obra que con lo discursivo. Te llevas algo que no tiene que ver con el "cómo me ha gustado" o "qué bien ha hecho esto, esto".  Creo que hay un aspecto físico real con respecto a la obra. Todo está entregado desde lo universal.  
  • Hay algo de purificación -  interviene Daniel Jumillas - por lo que la gente comenta. Se siente como limpia después de ver la función, algo que nos pasa también a nosotros.
  • No sé lo que se lleva la  gente en concreto aunque  puedo tener una idea - abunda Marta Matute. A nivel personal a mí con otra obra no me ha pasado. En el Espacio Labruc lo hacíamos una vez a la semana y llegaba un momento en la semana en que necesitaba hacer Yogur Piano. Me ayudaba a soltar todo. Desde mi punto de vista como actriz conseguía eso, y creo que el espectador consigue algo similar.
  • Se genera un sentimiento de comunidad muy fuerte. Hay una soledad en comunidad compartida, porque hay un contacto individual, pero que está pasando globalmente. Es un proceso de decir: estoy en la silla, estoy mirando, pero es casi inevitable  no estar ahí, porque la primera parte tiene algo de comprimir tanto que a cuánto más podemos seguir hablando por encima de esta música.
  • Hay gente que  dice "estuve a punto de irme, pero menos mal que no me fui - añade Nora Gehrig - porque me apretó tanto, que luego conseguí soltar tanto que me fui completamente transformado.          

Aparte de las excelencias que el espectador haya podido en encontrar en el espectáculo, en la difusión tuvo buena parte la pegada  continua de carteles por la calle. A este respecto Daniel recuerda una anécdota:

  • En la farola que  hay enfrente de la entrada del CDN, yo colgué un cartel para que Ernesto Caballero lo viera. Estuvo meses colgado. 

______________

(1)  Shoegazing :estilo de música alternativa de finales de los años ochenta en Inglaterra. Alcanzó el éxito en los años 1990 y 1991. Su nombre lo acuñó la prensa, porque los músicos tocaban mirando al suelo sin levantar la vista hacia el público. El vocablo está compuesto por shoe (zapato) y gazing del verbo gaze (mirar fijamente). A finales de 2010 la banda descansó y comenzaron una carrera en solitario. En 2012 vuelve con un álbum, Valtari. En 2013 llega el séptico álbum, Kveikur. En 2016 planean un gira de 24 h. por la costa islandesa tocando en vivo, se tituló Route One. Se retransmitió por la televisión Nacional de Islandia y se puedo ver en todo el mundo vía YouTube. Este viaje de 1300 kms. fue  mostrando los paisajes islandenses, a partir de su última canción Óveður 

 
Más información
     Yogur Piano. Gon Ramos y Compañía
José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

TEATRO VALLE INCLÁN
DIRECTOR: ERNESTO CABALLERO
SALA FRANCISCO NIEVA
Aforo: 150
PZ. DE LAVAPIÉS, S/N
28012 – MADRID
TF. 91 310 15 00
METRO: LAVAPIÉS
e-mail: 
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

Última actualización el Miércoles, 21 de Febrero de 2018 15:49