La Viuda Alegre. Sagi. Entrevista Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Miércoles, 30 de Diciembre de 2015 10:32

LA VIUDA ALEGRE
MILLONARIA INTELIGENTE

P1690174 B copia 
FOTO: www.madridteatro.net 

La viuda alegrede Franz Lehar, es uno de los títulos más socorridos en el mundo lírico y en el mundo cinematográfico. Años atrás las compañías de zarzuela de repertorio lo han llevado en su programación junto con El conde de Luxemburgo, también de Lehar. También ha contado con discografía en todos los idiomas. La viuda alegre se estrenó en Viena, en 1905 con música de Franz Lehár y libreto de Victor Léon y Leo Stein, basado en la comedia L’attaché d’ambassade de Henri Meilhac y fue recibida con un entusiasmo que dura hasta hoy.

SEDUCIR A UNA ACAUDALADA VIUDA,
ACCIÓN PATRIA

  P1690375 B
  ANTONIO TORRES / NATALIA MILLÁN
FOTO: www.madridteatro.net

Una impresión generalizada es que en los servicios diplomáticos corre el champán y la sonrisa salpicada de comentarios frívolos o insustanciales en las recepciones y bailes de gala. La Viuda Alegre, en un primer momento, colaboran a esta imagen. En ella Danilo, su protagonista, se enfrenta a la patriótica tarea de seducir y desposar a Hanna, una joven viuda acaudalada, para que su fortuna no salga del pequeño principado de opereta, ¡nunca mejor dicho!, de cuya embajada en Paris es Danilo primer secretario. La tarea parece sencilla porque el mozo es apuesto y el uniforme le queda como un guante, pero no lo es porque hay entre ellos una vieja historia de amor despechado, porque otros pretendientes con iguales méritos se han fijado el mismo objetivo, ¡chacales arribistas!, y porque la viuda, ya lo dice el título, es alegre y no le pone mala cara a nadie. Mientras, la orquesta encadena valses y el champagne y la alegría se derraman a raudales.

Ahora llega a los Teatros del Canal en una producción del Teatro Arriaga de Bilbao, dirigida por Emilio Sagi, con una peculiaridad: tratamiento de comedia musical, tanto a nivel de puesta en escena como de interpretación vocal.

DE LA LÍRICA A LA COMEDIA MUSICAL

La viuda alegre nació en un principio con otro productor americano, el cual ofreció a Emilio Sagi la dirección. Tal proyecto se vino abajo. Al encarar, de nuevo, la posibilidad de retomar el proyecto con el Teatro Arriaga. Emilio se planteó si

  • mantener la partitura original de corte lírico o convertirla en Comedia musical. Me decidí por eta segunda opción. He trabajado mucho en la Ópera de San Francisco, y una de las veces fui invitado a ver La Boheme de Puccini en versión  musical, que hizo el director australiano Baz Luhrmann, director de Moulin Rouge y Romeo y Julieta. Me fascinó. Estaba la música de Puccini, pero tratada con otra metodología y con otro sistema. Luego se había añadido partes: el acto del bario latino de París estaba mucho más ampliado, el vals de Musetta también. La partitura se había arreglado más al estilo de comedia musical. Esto es lo que hemos querido hacer en La viuda Alegre con el maestro Jordi López, la cual está exactamente igual como la escribió el maestro Lehar, pero para cantantes no líricos. En este caso tenemos un mestizaje entre cantantes líricos y de musical. Todos cantan bien. Hay actores y actrices, pero no se les exige la coloratura o extensión de voz lirica. Es un canto más digerible para todo tipo de público. Los arreglos musicales también han sido ampliados en los números de baile, para dar más espectacularidad al montaje.
VIUDA 24 B
FOTO: www.madridteatro.net

QUINTETO DE CUERDA, VIENTO Y PERCUSIÓN
PARA UNA VIENA DECADENTE

VIUDA 2 b  
JORDI LÓPEZ
FOTO: www.madridteatro.net
 

Jordi López aclara que con sus arreglos musicales trata de

  • conseguir una música decadente, de una Viena decadente, en la que si bien las construcciones se notaban en un estado de decadencia, la música seguía viva. La orquesta está formada por 12 profesores solamente, y esa base del quinteto de cuerda con algunos toques viento  y una percusión rabiosa que domina solamente una persona ,es el enfoque que hace triunfar esta producción. Hay un tratamiento solista de cada uno de los instrumentos, para acompañar bien a cada uno de los cantantes. Es una delicia escucharles. Natalia perfila maravillosamente las frases. Encarna muy bien el personaje de Hanna, al igual que  todos los compañeros solistas. Es una producción fresca, en la que la música está muy viva. Estiramos las frases al máximo para poder disfrutarlas- El texto de Lehar es maravilloso y con esta reelectura el público va a salir en cantando.

Tal tratamiento puede parecer mal a los aficionados al mundo de la lírica. Emilio se siente libre de toda sospecha ya que se dedica al mundo de la ópera y de la zarzuela. Muchos son sus montajes.  Personalmente

  • no creo que exista el sacrilegio en un acto así No hay nada sagrado, sino que haciendo las cosas con gusto, con entrega  e intentando sacar de ahí lo mejor, no se comete ningún sacrilegio en el pasar de un género a otro. Dirigí muchas veces La Bohème y cuando vi el espectáculo de Baz Luhrmann me pareció excepcional. No era La Bohème de Puccini. Era otra cosa y eso es lo que hemos querido hacer.

TEXTO MENOS MACHISTA

Otra de las intervenciones ha sido en el texto castellano, que Emilio confiesa conocerlo muy bien ya que

  • mi tío Luis Sagi Vela lo interpretó muchísimas veces. Es más hay una grabación de él, grabada en discos Zafiro, y no me gustaba nada la letra de las canciones. Me parecía que había un oro un poco machista en todo lo que se decía. Le pedimos a Enrique Viana, que ha colaborado mucho en el Teatro Arriaga y en los Teatros del Canal, que nos escribiera una letra con un aire más contemporáneo. Yo quería que el elemento catalizador de esta opereta fuera la mujer. Así que más que Alegre es una viuda Inteligente, y por tanto es la que lleva la acción, lo que decide qué hay que hacer  y lleva el argumento a su final.
VIUDA 37 B
NATALIA MILLÁN / GUIDO BALZARATTI / SILVIA LUCHETTI
FOTO:www.madridteatro.net

EN CADA GÉNERO
LO QUE HAY QUE BUSCAR ES LO BUENO

  VIUDA 62 b
  EMILIO SAGI
FOTO: www.madridteatro.net

Emilio Sagi ante la obligada pregunta de que si ha ganado o ha perdido la obra en versión musical, piensa que no va por ahí una respuesta

  • Creo que los géneros son diferentes y nada tiene que ve la comedia musical con la ópera o la opereta o un concierto de rock.  En cada género lo que hay que buscar es lo bueno. En el momento en que conviertes una opereta con cantantes líricos y orquesta sinfónica en una comedia musical, lo que tienes que ver son los códigos que tiene ese género. Los de la comedia musical son que los cantantes no son cantantes líricos, aunque algunas veces haya cantantes líricos que la interpreten. Hice en París El Cantor de México de Francis López como comedia musical y el protagonista era Ismael Jordi, un tenor que ahora está cantando Lucia de Lammermoor en el Liceo, y cantaba con micrófono. En el momento en que sabes el código de ese género tienes que adaptarlo a él: las voces van amplificadas y, en eso ni se gana ni se pierde, es otra cosa; lo diferente es que en la comedia musical hay mucha más espectacularidad, ya que el código es divertir al espectador y más de entretenimiento. En este caso están alargados los números de baile y el can-can es mucho más largo, con una coreografía acrobática muy impactante, como era propio de ese baile en el Moulin Rouge. En la opereta original es muy breve.  El vals de Hanna y Danilo también está un poco ampliado, aunque no hay coreografía, pero al ser un melodía que todos tienen en el oído, decidí alargarlo. Nunca compararía una Viuda alegre ortodoxa lírica con ésta. Es otro género y está visto de otra manera, manteniendo la música de Lehar y el ambiente de decadencia. En Viena me impresionaba ver en muchos cafés, por la tarde, quintetos de cuerda que tocaban, de modo muy comprometido, los valses de Strauss, pero que sonaba a algo decadente y llena de nostalgia. Eso es lo que yo quería que fuera esta versión. Ya en la construcción del espectáculo lo adelanté de época. No quería que fuera a principios de siglo, que sería interesante si hubiéramos pretendido algo más social. A veces La Viuda Alegre se plantea como el lujo de la decadencia total del Imperio Austrohúngaro, y es así. Estaba deshaciéndose y lo que se programaba era todo lujo para ocultar esta decadencia. Yo no quería hacer eso, sino que el código fuera muy espectacular, muy de entretenimiento. Por eso lo pasé a la época de la Entreguerras, de la Primera la Segunda. Los años locos de París, donde la gente vivía una vida social a tope, porque veía que Europa entraba en otra decadencia tremenda que acaba pariendo el nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Esos años me interesaban como fondo de esta historia, un poco holiwoodense y cerca de los años treinta.           
VIUDA 21 B
FOTO: www.madridteatro.net

ACTORES QUE CANTEN Y BAILEN

Emilio concibió el personaje de la Viuda, Hanna Glawari, fuera una mujer que cantaba, bailaba, fuera muy bella, con  mucha clase y que desde el momento en que sale a escena el público se quedara con la boca abierta. Para Emilio, Natalia Millán es un compendio de todo eso. El equipo artístico es el habitual de Emilio en sus producciones. El coro son los 16 bailarines, que bailan las coreografías de Nuria Castejón y cantan.

  • En que canten y bailen bien es complicado de encontrar - reconoce Emilio. Los que cantaban mejor les costaba mucho bailar bien, y los que bailaban bien les costaba cantar bien. Fue una labor trabajosa, pero lo hemos conseguido.

NATALIA MILLÁN,
AUNQUE YA HABÍA CANTADO,
ESTA PARTITURA ES MUY COMPLICADA AL SER LÍRICA

VIUDA 1 b P1690450 B  
NATALIA MILLÁN
FOTO: www.madridteatro.net 
   

Natalia Millán es esa Hanna alegre que Emilio ha bautizado de inteligente. El mundo del musical no le es ajeno, y ya la pudimos ver en Cabaret, hace unos años.

  • No obstante, a pesar de estar encantada, participar en este musical lo denomina osadía, por atreverme a meterme en el mundo de la lírica. Por supuesto me atrevo únicamente porque tiene este formato de musical y está en manos de los más grandes, como es Emilio que es un hombre de lo más reputado internacionalmente en el mundo de la lirica. El tamdem formado por él y Daniel Bianco es ya histórico, como ha sido el de Marsillach- Citrinowski, Narros - Andrea D'Odorico... la dirección musical de Jordi ha sido exquisita y yo me he sentido arropadísima y me he sentido llevada en volandas. Evidentemente me lo llevo a mi terreno de actriz todo lo que puedo. Aunque ya había cantado, esta partitura es muy complicada al ser lírica. No la canto de forma lírica. Me ha obligado una búsqueda en el canto, porque en una voz natural no hay posibilidades de acometerla. Me ha obligado a un trabajo y esfuerzo diferente a lo que yo hago y he atisbado un poco aquello que debe el ser el cantar partituras líricas de forma ortodoxa. Debe ser algo muy parecido, si es que el cielo existe, a tocar el cielo.
  • Desde el punto de vista musical - añade Jordi López -Natalia aborda muy bien el personaje. Lleva las líneas, que es un "handicapp" que tenemos con las voces mucho más pesadas. La suya al ser más ligera viaja rapidísimo y llega directamente al corazón por su timbre y por cómo interpreta esa letra que está diciendo. 
  VIUDA 15 b
  FOTO: www.madridteatro.net

Natalia valora a su personaje como una delicia, al rescatar una autonomía para ella y no presentarla más sumisa como en otros montajes.

  • Siempre ha habido mujeres inteligentes, pero no se les dejó manifestarlo. Cabía este personaje en esta nueva línea. Acaba de heredar un fortunón, y ello te da autonomía y tener capacidad de decisión. Disfruto mucho con esta mujer que maneja un poco los hilos de la situación. Tiene claro que quiere y no se lo pone fácil a la persona que ha escogido para compartir su vida. Finalmente triunfa el amor. Estar en esta escenografía es como estar metido en un sueño. He estado en montajes importantes, pero esta suntuosidad no la había vivido nunca. Ayuda mucho a entrar en esa Europa, en el que todo era muy bonito en las clases altas, en la que parecía que todo era perfecto  y no sabían lo que se les avecinaba. Probablemente fue uno de los momentos más brillantes de Europa.  Al pisar estas tablas nos trasladamos a ese mundo de belleza y armonía.

Natalia resalta el mestizaje de la compañía.

  • Venimos cada uno de un lugar. Unos vienen directamente de la lírica, como es mi gran partenaire el barítono Antonio Torres. Con Silvia Luchetti y Guido tengo algo más en común por los musicales... Estos mundos que parecen que son difíciles de sintonizar, estamos absolutamente permeables absorbiendo unos lo de otros. Quiero resaltar la generosidad de los líricos que tienen esos instrumentos prodigiosos, capaces de sobresalir por encima de una orquesta, y aquí  como estamos amplificados electrónicamente, al tratarse de un musical, ellos tiene que hacer ese acto de generosidad de controlar su instrumento y equipararlo con los nuestros. Todo ese intercambio de conocimientos y experiencias de unos y otros  está produciendo un resultado muy hermoso y, probablemente, singular. La partitura es de tal modo conocida que la gente que piensa que no la conoce cuando la escuche, verá que la conoce. Es la obra perfecta para hacerla en Navidad. Salimos con las baterías absolutamente cargadas. Es una función divertida, positiva romántica, y, por la experiencia de Bilbao, sabemos que el público sale encantado y con gran alegría.   

ANTONIO TORRES,
ESTA EXPERIENCIA ME ESTÁ SIRVIENDO MUCHO
SOBRE CANTO Y SOBRE TEATRO

VIUDA 3 b P1690500 B  
ANTONIO TORRES
FOTO: www.madridteatro.net
   

Antonio Torres que interpreta al conde Danilo, pertenece al mundo de la lírica. Es barítono. Una de sus últimas interpretaciones, ha sido la de Andrés en Galanteos en Venecia, estrenada esta temporada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, Define esta producción como

  • un escándalo absoluto. Un escándalo del amor, que no he visto en ninguna otra producción. Es una obra perfecta para las Navidades. Me gusta que el papel de Hanna sea el de una viuda inteligente como ha dicho Emilio, y no simplemente un viuda triste y millonaria. Pone un poco más en su sitio el papel de la mujer, que, últimamente, ni los políticos se ponen de acuerdo. Esta mujer decide por sí misma, aunque en el fondo hay un trasfondo de amor pasado en ella. Para mí es un honor trabajar en Madrid y en los Teatros del Canal, que es de los teatros que me faltaba. 

No es la primera vez que Antonio Torres interpreta una comedia musical. Fue el protagonista de la comedia musical Sweeney Tood, el barbero diabólico en Bogotá.

  • Fue una experiencia maravillosa, con cantantes de musical. Esta experiencia me está sirviendo mucho sobre canto y sobre teatro, porque las técnicas vocales que utilizan estos cantantes de musical no tienen mucho que ver con lo que hacemos nosotros, pero en lo relativo al gusto, la musicalidad, el  modo de interpretar una línea melódica, sí es muy interesante ese sabor que le dan a cada palabra.   

Jordi López añade que trabajar con Antonio es un placer

  • porque tiene una voz de un rango altísimo, con unos agudos muy grandes, y muy grandes los bajos. Es fantástico, pero él ha sabido adaptarse a la sonoridad global de todos. Si bien su voz posee una amplitud grandísima, ha sabido reducirlo y hacerlo todo bien concreto, las articulaciones muy precisas par que no haya una gran disparidad entre todas las  voces.

SILVIA LUCHETTI,
UNA PARTITURA MARAVILLOSA Y
UNA DANZA INCREÍBLE

  P1690196 B VIUDA 4 b
  SILVIA LUCHETTI / GUIDO BALZARATTI
FOTO: www.madridteatro.net
SILVIA LUCHETTI

Silvia Luchetti es actriz argentina que se ha movido en el terreno de la comedia musical: Babette en La Bella y la Bestia (Teatro Coliseum de Madrid); alternante de Jenny en Ascenso y Caída de la Ciudad de Mahagonny (Madrid); Eva Peron  en Evita (Teatro de San Bartolome, Lanzarote); a Clementina en la gira de El Diluvio que Viene (Teatro la Latina, Madrid); cover de Christine en la producción española de El Fantasma de la Ópera. En Argentina ha protagonizado musicales como  Les Misérables, Fiebre del Sábado Noche y La Bella Y La Bestia. Como bailarina ha formado parte del Ballet de Julio Bocca y del Ballet neoclásico de Buenos Aires. Paralelamente a su labor como intérprete, es vocal coach y profesora de técnica vocal.  Inerpreta a Valencienne, que cataloga de divertido y compara

  • a Campanilla de Peter Pan siempre revoloteando, y es la esposa del embajador. Cuando me propusieron interpretar este papel, me tocó mucho el corazón y estoy encantada, porque es un papel que hizo mi madre Edith Scandro, que era soprano, en el Teatro Colón de Buenos Aires. La he escuchado muchas veces a través de mi madre. Luego te encuentras con un elenco tan bonito y humanamente maravilloso. Esta humanidad que hay de verdad, de verdad, detrás se traduce en el escenario. El amor y la alegría que aparentemente son simples, pero no lo son en realidad, porque son importantes, cuando se pueden expresar, la gente se emociona y sale con una sonrisa, quiere decir que uno cumple su función como actor. A veces no es necesario ser tan intelectual, tan profundo, sino simplemente el poder dar algo y poder tocar corazoncitos y emitir alegría. Hay una partitura maravillosa como la de Lehar, una danza increíble con coreografías preciosas de Nuria Castejón y con un Can-Can que va a hacer saltar de la silla al público. De alguna forma esta obra. De alguna manera esta obra, completa en lo que viene siendo en esto 15 años en España el nivel del teatro musical, el cual ha subido muchísimo.  Hay muchas escuelas, cada vez más la gene canta, baila y estoy encantada y enamorada de Emilio. Mi enamorado es Guido Balzaretti con quien he tenido la suerte de compartir Los Miserables ,así como ser copatriotas.

GUIDO BALARETTI,
UN DESAFÍO MUY GRANDE PARA MÍ

VIUDA 5 b VIUDA 5 b copia  
GUIDO BALZARATTI
FOTO: www.madridteatro.net
   

Guido Balzaretti, actor y cantante de comedia musical como es el caso de Los Miserables y otras producciones musicales,  interpreta a Camille. Confiesa que jamás pensó en poder participaren una producción como ésta, y con una partitura de este calibre, puesto que él se mueve en un ámbito musical no lírico y

  • estoy adaptado a ese ámbito, pero la partitura es lo que es. Quiere decir que es un desafío muy grande para mí, y ha sido un trabajo muy arduo el que se ha hecho. Estamos todos muy contentos de cómo se ha llevado a cabo. Mi personaje es el amante eterno, pero no en el mejor sentido de la frase. Soy el segundo plato. Me enamoro de Valencienne, la mujer del embajador,  y en el comienzo es todo un juego muy frívolo y luego las cosas van tomando un tono más profundo y humano, pero dentro del contexto social. El divorcio no puede ser la primera opción y me mantengo como el eterno amante, porque es una historia que jamás podrá ser real. Estoy encantado de volver a los Teatros del Canal y a este espacio que me parece maravilloso.  Seguro que el público lo va a pasar bien en estas épocas donde necesitamos un poquito de alegría y entretenimiento. Encantando de compartir  el espectáculo con mis compañeros. Es un placer. No es una frase hecha.
 


José Ramón Díaz Sande
Copy

 
Última actualización el Miércoles, 30 de Diciembre de 2015 13:15