En la soledad de los campos de algodón. Reseña 2001. Crítica. Imprimir
Escrito por Jerónimo López Mozo   
Miércoles, 28 de Abril de 2010 17:16
EN LA SOLEDAD DE LOS CAMPOS DE ALGODÓN
HOMBRES O ANIMALES

[2005-03-31]

Koltés sigue apareciendo como un autor dramático cuyo eje principal es la palabra y esto mismo es un escollo para el aspecto interpretativo.


RESEÑA (FEBRERO 2001)
(Nº 324, pp. 13)

EN LA SOLEDAD DE LOS
CAMPOS DE ALGODÓN

HOMBRES O ANIMALES

(Koltés sigue apareciendo como un autor dramático cuyo eje principal
es la palabra y esto mismo es un escollo para el aspecto interpretativo)
 


Título: En la soledad de las campos de algodón.
Autor: Bernard Marie Koltés.
Versión: Michel Uípez y Santiago Sánchez.
Dirección: Michel López.
Escenografía: Dino lbáñez.
lntérpretes: Carles Montoliu y Sandro Cordera.
Estreno en Madrid: Círculo de Bellas Artes, 10-1-01.

Bernard Marie Koltés murió joven, pero su obra, forzosamente breve, está entre las más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Para las últimas generaciones de autores es una referencia imprescindible. En la soledad de los campos de algodón, estrenada en 1987, dos años antes de su muerte, es la culminación de un proceso dramático que tiene como eje principal la palabra, justo en el momento en que se iniciaba su regreso a los escenarios tras un largo exilio.

En la soledad de los campos de algodón gira en torno al encuentro, en un lugar inhóspito durante esas turbias horas de la madrugada en que la gente honrada no anda por las calles, entre el dealer, un vendedor de no se sabe qué mercancía, y un posible cliente. En escena, pues, el mundo de la oferta y de la demanda. Pero no está claro que el asunto tenga que ver con el comercio. El enfrentamiento entre el natural que defiende su territorio y el intruso, entre el ladrón y su víctima, entre el poderoso y el débil, entre legales e ilegales, entre el individuo tranquilo y seguro de sí mismo y el tipo desasosegado. Obra de opuestos. De ahí que el diálogo sea un cruce de sendos monólogos y que aquél solo se produzca cuando las palabras dejan paso a la dialéctica de los puños.

Dino Ibáñez ha concebido una escenografía que no remite a ningún lugar concreto. Sobre el negro absoluto, un punto luminoso en el firmamento. En ese espacio indefinido, no descrito por el autor, tiene lugar el duelo de los dos personajes. Una responsabilidad enorme para los actores y el director. Éste es Michel López, buen conocedor de Koltés y de su teatro, que hace una lectura correcta de la obra. Aquellos, Carles Montoliu, que interpreta al dealer, y Sandro Cordero, que es el cliente. El trabajo, pese a su dignidad, no llega a entusiasmar. Montoliu no se aleja demasiado del personaje imaginado por el autor, un blues-man imperturbable, amable y dulce, uno de esos tipos que nunca se ponen nerviosos, pero no acaba de entrar en él. Cordero, por su parte, con su permanente sobreactuación, apenas responde al retrato que hizo el dramaturgo: un ser agresivo un poco despellejado e imprevisible, un pank que asusta. Siendo ambos buenos profesionales, cabe atribuir el desencanto a que se han visto atrapados en la tela de araña de un texto de enormes dificultades.

 

Más información

           ROBERTO ZUCCO - Información General

           ROBERTO ZUCCO - Entrevista
           COMBATE DE NEGRO Y DE PERROS - Crítica Teatro
           DE NOCHE JUSTO ANTES DE LOS BOSQUES - Crítica Teatro
           MUELLE OESTE - Crítica Teatro
           EN LA SOLEDAD DE LOS CAMPOS DE ALGODON - Crítica Teatro
           ROBERTO ZUCCO - Crítica Teatro
 


JERÓNIMO LÓPEZ MOZO
Copyright©lópezmozo


CÍRCULO DE BELLAS ARTES
C/Alcalá 42 –
28014 - Madrid
Tf. 91 389 24 31
Metro: Banco
Aparcamiento Las Cortes y Sevilla
www.circulobellasartes.com
email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Teatro Fernando de Rojas