Presas. Entrevista. Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande.   
Viernes, 19 de Marzo de 2010 18:45






PRESAS
QUIZÁS ESTA CÁRCEL
ESTÁ SIEMPRE EN ALGÚN LUGAR

[2007-12-19]

Presas de Verónica Fernández e Ignacio del Moral ha llegado al Teatro Valle Inclán – 2ª sede del Centro Dramático Nacional.


PRESAS
Quizás esta cárcel
está siempre en algún lugar


FOTO BASE: ROS RIBAS

Presas de Verónica Fernández e Ignacio del Moral ha llegado al Teatro Valle Inclán – 2ª sede del Centro Dramático Nacional. Esta declaración tiene su aquel  ya que este texto nació para un colectivo escolar – la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid) – y de ahí pasó al mundo de las salas alternativas (Sala Triángulo). Podría haberse quedado en ese tipo de circuitos pero Gerardo Vera – director del Centro Dramático Nacional - la rescató.
 

  • Bienvenido sea Ernesto Caballero, director de Presas, al Centro Dramático Nacional. Es la tercera vez que trabaja con nosotros. De los directores que llegan al Centro, unos hacen casa y otros solamente su espectáculo. Pasan y no dejan huella. Ernesto no. Desde Ibrahim y las flores del Coram participa en el proyecto del Centro Dramático Nacional y nos ofrece su talento. Ahora viene de un experimento nacido para la RESAD con actores no conocidos y se realiza el milagro. Llega a nuestro Centro con una compañía compuesta por varias generaciones de actores: adultos, maduros, menos adultos y muy jóvenes.

GERARDO VERA

LOS MONTAJES ÚLTIMOS DE ERNESTO
HAN AGOTADO LAS LOCALIDADES

Ernesto Caballero, tras muchos años de batalla dramática como autor, director y profesor de interpretación, en estos últimos años ha tocado el éxito. Los Sainetes de Ramón de la Cruz, Las visitas deberían estar prohibidas por el Código Penal sobre textos de Miguel Mihura han sido dos montajes que han tenido que se programados en su segunda temporada debido a eso de “Agotadas las localidades”


ERNESTO CABALLERO
  • Quiero agradecer a Gerardo Vera eso que “hago casa”, pero cuesta poco hacer casa en el Centro Dramático Nacional, ya que el Centro ha optado por la dramaturgia contemporánea. Estoy encantado y dispuesto como soldado para que me llame a filas. Un caso concreto son estas Presas en las que se dan unas circunstancias muy reconfortantes. Es un espectáculo que surge en un ámbito semiprofesional: buscar un texto para el trabajo de fin de curso de 3º en la RESAD. Después tiene un viaje y  llega al CDN. Espero que este viaje tenga continuidad en muchos otros  trabajos.

UNA CÁRCEL COMO MICROCOSMOS
DE UN PAÍS-CÁRCEL

Ignacio del Moral junto  a Verónica Fernández – autores y guionistas de televisión (*)– aceptan la propuesta de Ernesto, profesor de ese tercer curso de la RESAD. Se necesitaba un texto para 13 actrices y 5 actores, los alumnos del curso. El típico problema cuando se monta una obra para un colegio. Por lo regular se necesitan obras de muchos actores. Lo contrario al teatro comercial que busca textos de pocos actores.

  • No había obra – advierte Ignacio del Moral para que participasen todos y además se añadía el que se necesitaban personajes para muchas mujeres y pocos hombres.

FOTO: ROS RIBAS

A la exigencia tanto mujer y tan poquito hombre, el propio Ernesto avanzó la propuesta:

  • Tenía en la cabeza que fuera un teatro de ahora – revela Ernesto - y la idea de una cárcel en el franquismo.

El intercambio de ideas entre Ernesto e Ignacio no es difícil ya que llevan 30 años juntos en esto del teatro. La cárcel era algo que estaba claro.


FOTO: ROS RIBAS
  • Así surgió una cárcel que se revela como un microcosmos de muchas cosas -  añade Ignacio -, y decidimos ambientarla no en la actualidad como podría ser el tema de las drogas, la inmigración y demás, porque es un tema que ya está muy trabajado. Pensamos situarla en la inmediata postguerra, que es una época más politizada y un terreno teatral menos comentado. El franquismo ha triunfado y el país se ha apaciguado. Es una España gris y opaca con sordina en la que no ha empezado la contestación. España es como una cárcel en sí misma. La represión más virulenta de los años cuarenta ha pasado y el franquismo es como un tupido y  opresivo manto que cubre al país en una capa de silencio y desaliento. En esa cárcel que es el país están también encerrados los guardianes y su director, encarnado por Gerardo Malla. Ese país-cárcel se refleja dentro de los muros de nuestra imaginaria y fría prisión, donde, como en casi todas partes, ser mujer representa, aún hoy, una condena añadida.  No se trata de la memoria histórica, sino que se busca lo humano en la función.

DEL MICROCOSMOS
A LAS DICTADURAS ACTUALES Y FUTURAS

Ignacio del Moral piensa que por extensión tal microscosmos se puede extender a…

  • Lo que son las dictaduras: espacios cerrados. Podría ocurrir en cualquier país: la Argentina de Videla, la Rusia de Stalin, en Corea del Norte hoy o, tal vez, en la Cuba de Castro. En cualquier lugar donde la represión y adoctrinamiento son la forma de relación entre el Estado y los ciudadanos. También en aquellos países formalmente democráticos y por lo tanto presentables, pero donde los derechos humanos son aún un sueño para sus pobladores. Buena parte del mundo es una cárcel con doble cerrojos para las mujeres.

IGNACIO DEL MORAL

El lenguaje en el que está escrito rememora aquel teatro de los años 1950, en el que los diálogos poseían buena parte de literatura.

  • Nos lo pedía el recurso al pasado. No tenía sentido utilizar un lenguaje de hoy tanto en sintaxis como en vocabulario. Intentamos recuperar aquel registro poético de aquellos años, que nos gustaba y fue una caja de sorpresas.

EL TEMOR Y LA COMPASIÓN
CONVIERTEN A PRESAS
EN UNA AUTÉNTICA TRAGEDIA GRIEGA

La otra parte colaboradora en el texto es Verónica Fernández que recuerda…

  • Presas ya ha sido un éxito y todo lo que venga con esta llegada al Centro Dramático Nacional, que agradezco, pues será bienvenido. Cuando la estrenamos en la RESAD, la vio mucha gente joven y la obrase convirtió en una lección de historia, pues para ellos era una época lejana. Es, pues, como un valor añadido que tiene la obra, y que el tiempo ha ido alejando. Me impresiona que la gente joven venga al teatro.
VERÓNICA FERNÁNDEZ

Verónica ha descubierto en Presas, lo que Aristóteles menciona en su Poética acerca de la tragedia griega.

  • Según Aristóteles, la tragedia griega produce temor y compasión. Temor por los acontecimientos que hacen sufrir a los personajes y que sucedería a todos los que en al vida real llevaran esas conductos. También Compasión por el sentimiento de dolor que experimentan dichos personajes. Por lo tanto a la emoción se llegaba por el miedo a las consecuencias y la empatía el compartir el sufrimiento. Al temer y compadecer se produce en el espectador la tan comentada catarsis. Una manera de lavar las almas y que, como decimos en Presas, olieran a limpio. Presas es lo más parecido a la tragedia griega en su sentido más  estricto ya que produce temor y compasión a partes iguales.

MARÍA HERRERO/ MIRIAM CANO
LOLA CASAMAYOR
FOTO: ROS RIBAS

Tanto Ernesto, como Ignacio y Verónica no han vivido esa postguerra y a lo más son nietos de ella, que no hijos.

  • Las fuentes han sido las lecturas, documentales, testimonios de los que vivieron esa postguerra – aclara Ignacio.

LA CREACIÓN DEL TEXTO:
UNA OBRA POR ENTREGAS
AYUDADA POR LOS ACTORES

De las parejas de autores dramáticos españoles que escribían conjuntamente se recuerdan los hermanos Álvarez Quintero. Siempre es un misterio el cómo se escribe una obra entre dos.


FOTO: ROS RIBAS
  • Los dos somos guionistas e Ignacio dramaturgo – aclara Verónica. Llevamos años trabajando como un tandem para cine y televisión. Yo había escrito teatro hace tiempo (**), e Ignacio me pidió ayuda. Hicimos, brevemente, una lista de los personajes. Fijamos las escenas necesarias como puntos clave y nos las repartimos. A veces nos conectábamos por Internet y completábamos las escenas. Tras escribirlas íbamos por la tarde a la  Escuela. Era una obra por entregas y al irla montando nos íbamos alimentando cada vez más. Hemos llegado  a tener mucho material, de tal modo que se puede hacer otra obra.

  • El proceso ha sido apasionante – añade Ernesto. Impresionaba ver cómo la gente joven (los actores) descubrían secretos de su familia. Descubrimientos apasionantes. Se puede decir que ha sido una dramaturgia en acción. Por parte de los autores ha habido una gran generosidad y se han implicado totalmente en el proyecto. Se pasaban por los ensayos y recogían datos que provenían de los propios alumnos que hablaban con sus padres y abuelos.


ASENCSIÓN LÓPEZ/LOLA CASAMAYOR
FOTO: ROS RIBAS

  • El trabajo con los actores ha sido una experiencia gozosa – confiesa Ignacio. Nos ha permitido seguir creando para esta puesta en escena.

UN AMPLIO ELENCO
DE DIVERSAS EDADES

El montaje actual cuenta con un nuevo elenco – un superamplio - y del que lo estrenó en la RESAD, quedan cinco actrices. Según Ernesto Caballero

  • …ha sido fácil porque todos eran bien avenidos, lo cual era importante, ya que los actores son muy diversos y no es fácil encontrar un equipo conjuntado. Y justamente porque hay un equipo, después pueden brillar las individualidades. Aquí esto sucede y se sabe qué partido se está jugando.  

La amplia diversidad de edad y de procedencia actoral es lo que configura a los intérpretes.

  • Yo soy de los que se ha anunciado como muy maduros – confiesa con humor  Gerardo Malla. Hay una película de Gary Grant, Me siento rejuvenecer, en la que Gary patinaba como un adolescente, bueno pues yo me he sentido en este montaje un poco patinando. Gracias a este montaje ha hecho que “me sienta rejuvenecer
GERARDO MALLA
FOTO: ROS RIBAS

Gerardo Malla es hombre renacentista en esto del teatro: actor y director en diversos géneros y preocupado por las nuevas dramaturgias.

  • Presas es un teatro necesario – señala Gerardo. Creo que este país ha vivido situaciones muy dramáticas, incluso teatralmente, que no han sido reflejadas en un escenario. Presas tiene carne de escenario, primero porque es un texto lúcidamente escrito y por el montaje fascinante de Ernesto que hace que vaya subiendo el tono y se produzca el milagro del teatro. Como actor y director he aprendido mucho, cosa que uno cree que ya lo sabe todo. He procurado estar con una mirada virgen y mi trabajo ha crecido gracias a Ernesto.

FOTO: ROS RIBAS

UN ESPECTÁCULO FEMENINO
Y DESLUMBRANTE

Gerardo interpreta a Don Mauro, el director del Centro penitenciario. Víctima también él de las consecuencias que supone esa prisión. Un hombre, cuya bondad sufre las presiones del corsé ideológico que se ha impuesto en España.

  • Quiero añadir – interviene Gerardo -, que es un espectáculo fundamentalmente para mujeres, con la colaboración de hombres, cosa que al vivir en pareja siempre es conveniente. Ellas han hecho un espectáculo femenino en el sentido más exacto y poético de la palabra. Un espectáculo deslumbrante. Estoy rejuveneciendo al participar en presas.  

Ellas eran 13 en el primer montaje y ahora han subido a 20, aunque 6 de ellas son denominadas genéricamente como “presas” y no tienen texto, pero necesarias en las mutaciones de escena a escena. Lo que sucede es que están muy bien integradas en todo el conjunto.

Ana Otero es Mari Cruz, la comunista y junto con Déborah Vukušić, que interpreta a Violette, la francesa son las portavoces de todo el elenco femenino.

  • Para mí es una inmensa alegría poder interpretarlo, tras verlo en la Sala Triángulo. Yo había trabajado con Ernesto y conocía a Ignacio y sentí una pena por no haber podido estar en aquel elenco. Por eso es maravilloso el estar ahora. El trabajo escénico ha sido importante y me incorporo con la mayor humildad posible. He encontrado unos compañeros maravillosos y estoy contenta de forma parte de ellos.

FOTO: ROS RIBAS

Hay una exigencia más para Ana el desear estar en este montaje.

  • …es una parte histórica reciente y de acontecimientos muy personales. Siempre me ha fascinado el que mis antepasados se acuerden de todo: olores, sonidos etc. en definitiva el recuerdo de toda una memoria sensorial, y por ello creo que debía estar aquí.

El personaje Violette, la francesa viene a ser según palabras de Déborah, su intérprete…


FOTO: ROS RIBAS
  • … mi personaje s el representante de la juventud. Estuve en el anterior montaje. Estar ahora en el Centro Dramático Nacional es un regalo de los dioses. Insto a que se venga. El paso por el Infierno se ha dicho siempre que está lleno de buenas intenciones. Pues bien ese es nuestro infierno. Sólo se han acunado buenas intenciones. Para mí ha sido un regalo y muchas gracias.

UNA ESCALETA QUE COBRA
VIDA ESCÉNICA Y CARNE

Déborah recuerda la gestación del espectáculo en la RESAD:

  • El primer día de curso se nos dio una escaleta con las acciones. Sobraban personajes femeninos y faltaban masculinos. Me dieron un personaje al tun-tun, con promesa de cambio. Mentira cochina. Escribía una carta para el  exterior. Las líneas fueron cobrando vida durante los ensayos y hubo sucesivos cambios hasta llegar al personaje, pero lo primero de todo era una simple escaleta de acciones.

LOS SOMIERES DE CAMAS
PROTAGONISTAS ESCÉNICOS

El espacio escénico es limpio, despojado y metafórico, en el que predomina el uso de los somieres de camas. El telón que se alza es un entramado de somieres en sustitución de las rejas de la cárcel.

  • Solamente los somieres estaban en el inicio en el primer montaje y sirven de  núcleo y metáfora – aclara Ernesto. En esta ocasión hay un diseño especial escenográfico que no es el de teatro de cámara. José Luis Raymond, el escenógrafo, pensó en la arquitectura de este teatro y en la iluminación para resolver los espacios diversos. Es importante también el vestuario de Gema Tabasco que ha perfilado muy bien el tipo y carácter de cada una de las presas. Una de las labores del director es desarrollar el  espacio en función de las dimensiones y de los actores con los que cuenta. Con otros actores y otro espacio el montaje cambiaría. Al cambiar el espacio de teatro de cámara a otro más grande, las relaciones espaciales y movimientos coreográficos – encargados a Esther Acevedocambian sustancialmente. Las soluciones son bastante diferentes y quien haya visto el montaje anterior lo podrá comprobar.

FOTO: ROS RIBAS

DE UNA PRESAS DE ESCUELA
A OTRA
PRESAS PROFESIONAL

En este trasiego de espacios ha habido cambios, y según Ignacio del Moral

  • Nada se ha quedado en el camino ni nada se ha incorporado, en lo que respecta a lo sustancial. Es un espectáculo que se ha hecho y se sabe cómo ha funcionado. Solo ha habido que encontrar nuevas soluciones, pero pérdidas no ha tenido ninguna. Por el contrario hay ganancias en cuanto al espacio más imponente.

FOTO: ROS RIBAS
  • Ha habido también reajustes del texto – añade Verónica. Ignacio y yo somos una matrimonio artístico bien avenido y también con Ernesto. Aceptamos con facilidad sus sugerencias y hemos ido encontrando cosas que en el anterior montaje estaban algo confusas y  han mejorado la función. Venimos de Televisión y estamos acostumbrados a no estar apegados al texto. Allí uno no lo está, debido al propio sistema de trabajo. Se tira lo que hay que tirar.

DISCURSO UNIVERSALISTA

Tanto para los autores como para el director, el discurso y la reflexión va más allá de una cárcel franquista en España.

  • En la puesta en escena de la Escuela el universalismo se potenciaba menos. Había sólo apuntes – confirma Ernesto Caballero. He tratado de potenciar lo más en esta puesta en escena, diluyendo un poco lo muy concreto y específico. 

  • Lo que vemos en Presas podría haber sucedido en nuestro país – añade Ignacio -, en un tiempo felizmente pasado, pero no hace tantos años. De hecho lo descubrimos durante nuestra labor de documentación. No debemos dejar de pensar que lo que sucedió en el pasado puede repetirse: basta con que la ciudadanía haga dejación de su responsabilidad, basta con el desencanto, el cinismo, combinados con la ignorancia y la pérdida del espíritu cívico, dejen paso a esos salvadores y padres de la patria que, finalmente, se convierten, casi indefectiblemente, en sus verdugos y violadores.

En el deseo de los creadores está en que el texto…

  • Nos lo pidan fuera, imaginemos en Ukrania, Corea… entonces veremos si posee esa dimensión universal – ansia Ernesto.
  • Los temas que hemos escogido – insiste Verónica Fernández -, son temas que hacen temer y compadecer a los espectadores como antes he dicho. Quizás la realidad que mostramos esté lejos del tiempo de la Historia de muchos de nosotros que ni siquiera recordamos la muerte de Franco. Quizás esta cárcel haya estado siempre en algún lugar y lo que es peor estará siempre en algún lugar y lo que es peor estará siempre en algún otro. Siempre habrá una Charito que sufra la decepción y el abuso, siempre habrá una Paquita que grite cuando le arranquen de sus brazos a su hijo, siempre habrá un momento en el que preguntarse por la existencia de Dios y siempre habrá una canción que nos empañará el ánimo y nos mecerá en una noche fría en alguna prisión que no tenga rejas.

FOTO: ROS RIBAS


(*)
Ignacio del Moral: Muchos guiones entre los que destacan Farmacia de Guardia, Querido maestro
Verónica Fernández: ha intervenido en MIR, Hospital Central, Korta-t, Siete días al desnudo, Cuéntame, El Comisario, Raquel busca su sitio, A las once en casa

(**)  Obras de teatro de Verónica Fernández: Trabajos de amor perdido, Dos, Vía estrecha


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

Última actualización el Jueves, 29 de Abril de 2010 14:06