Soy la solución. Crítica. Imprimir
Escrito por Jerónimo López Mozo.   
Domingo, 04 de Abril de 2010 06:06

SOY LA SOLUCIÓN
HABLANDO CON EL CUERPO

[2008-05-09]

La larga ausencia de Albert Vidal de los escenarios madrileños, que, por otra parte, ha visitado con cuentagotas, es, para muchos, la primera ocasión de asistir a uno de sus espectáculos unipersonales y de conocer a un creador que se inspira en el arte de los mimos Jacques Lecoq y Marcel Marçeau; en el del histrión heredero de la Comedia del Arte Dario Fo; y, como tantos vanguardistas de la primera mitad del siglo pasado, en el de raíces orientales.


SOY LA SOLUCIÓN
Hablando con el cuerpo

Título: Soy la solución.
Autor, director e intérprete: Albert Vidal.
Iluminación: Jordi Thomas.
Vestuario: Judith Rabel
Ayudante de Producción: Oghi Ochir
Producción: Albert Vidal Produccions
Albert Vidal agradece la colaboración de Idesh Otgontuya, Xavier Jaumot, Toni Cots y Joan Simó por sus preciados consejos en la escritura y puesta en escena de este espectáculo
Duración aproximada: 60 minutos
Estreno en Madrid: Teatro de la Abadía, 24-IV-2008.

ALBERT VIDAL
FOTO: LEOPOLD SAMSÓ

La larga ausencia de Albert Vidal de los escenarios madrileños, que, por otra parte, ha visitado con cuentagotas, es, para muchos, la primera ocasión de asistir a uno de sus espectáculos unipersonales y de conocer a un creador que se inspira en el arte de los mimos Jacques Lecoq y Marcel Marçeau; en el del histrión heredero de la Comedia del Arte Dario Fo; y, como tantos vanguardistas de la primera mitad del siglo pasado, en el de raíces orientales. El resultado de tales influencias es un raro actor que se mueve entre la bufonería y la extravagancia y que posee un sello personal que le hace único en su especie.
 


ALBERT VIDAL
FOTO: LEOPOLD SAMSÓ
En este espectáculo, Vidal hace el papel de Príncipe, un curioso ser que se dirige al público a la manera de los lideres que pululan por el mundo, de los antiguos chamanes o de los vendedores de elixires maravillosos que resuelven toda suerte de males, en el caso que nos ocupa, los de nuestra sociedad, que son muchos y muy variados. “Yo soy la solución”, proclama, y a convencernos de ello dedica su discurso, trufado de reflexiones filosóficas y de otras de menos fuste propias de un iluminado. Tiene cierta vena mística este personaje, pero sus bufonadas le sitúan definitivamente en el territorio de lo tragicómico. La guinda de su provocadora perorata la pone cuando reconoce que, en realidad, él no es el único depositario de la fórmula para resolver los problemas planteados, pues la solución también está en cada uno de nosotros.

Albert Vidal es el autor del texto. Un texto menor que carece de la profundidad que el creador pretende y cuya única utilidad es la de servir de soporte a lo que él mejor sabe hacer, que es expresarse a través del cuerpo. Es en esa faceta de su actividad en la que acredita su magisterio de solista exquisito. El lenguaje de la cara y de las manos es tan expresivo y rico en matices que, a veces, sobran las palabras. Abundan los ejemplos a lo largo del espectáculo. La visita a una exposición de pintura contemporánea y la escena del embaucador banquero que actúa ante su cliente con la habilidad de un avispado trilero, están entre los más felices. Para llenar el escenario, Albert Vidal no necesita escenografías ni atrezzo. Basta su presencia y la luz de unos cuantos focos.


JERÓNIMO LÓPEZ MOZO
Copyright©lópezmozo




Teatro de la Abadía
C/ Fernández de los Ríos, 42
28015 – Madrid
Tel.: 91 448 11 81
Fax.: 91 448 61 32
Metro: Quevedo, San Bernardo,
Argüelles, Moncloa, Canal,
IslasFilipinas
Bus: 2/16/37/61/202
Localidades: Taquilla (Tel.: 91 448 16 27)
Horario: Martes –Sábados: 17,00 – 21. 00 horas
Domingos: 17,00 – 20,00 horas.
Telentradas y CaixaCatalunya (Tel.: 902 10 12 12)
Pag. Web: www.teatroabadia.com
Prensa: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Última actualización el Sábado, 01 de Mayo de 2010 19:18