Sin noticias de Gurb. Crítica. Imprimir
Escrito por Eduardo Pérez Rasilla.   
Domingo, 04 de Abril de 2010 08:07

SIN NOTICIAS DE GURB
PECULIAR LECTURA DRAMATIZADA

[2008-07-16]

Los preparativos olímpicos en Barcelona inspiraron a Mendoza esta conocida novela satírica. Sin noticias de Gurb, publicada en 1991, proporciona una visión distanciada e irónica la capital catalana, pero también de las conductas obsesivas y convulsas de los seres humanos que pueblan una ciudad europea contemporánea.


SIN NOTICIAS DE GURB
Peculiar lectura dramatizada

Título: Sin noticias de Gurb
(novela por entregas)

Autor: Eduardo Mendoza
Versión Teatral: Eduardo Mendoza y Rosa Novell
Música: Eugeni Roig
Coproducción: Rosa Novell y Teatre Lliure
Intérprete: Rosa Novell
Dirección: Rosa Novell
Duración aproximada:
1h. 35’ sin pausa
Estreno en Madrid: Teatro Español,
19 – VI – 2008

ROSA NOVELL

Los preparativos olímpicos en Barcelona inspiraron a Mendoza esta conocida novela satírica. Sin noticias de Gurb, publicada en 1991, proporciona una visión distanciada e irónica la capital catalana, pero también de  las conductas obsesivas y convulsas de los seres  humanos que pueblan una ciudad europea contemporánea. El procedimiento es ya clásico: la mirada curiosa del extraño, en este caso unos imaginarios investigadores procedentes de otra galaxia, que no salen de su asombro al considerar las maneras de ser y de actuar de los habitantes del país visitado, aunque, ciertamente, tampoco serán capaces de sustraerse a la fascinación que esta ciudad y sus gentes ejercen sobre ellos, hasta tal punto  que, finalmente, renunciarán a su propio planeta y decidirán seguir entre los humanos. Mendoza realiza un ejercicio de fantasía, de precisión y de lenguaje para apurar una situación hasta el límite exacto y obtener de ella un inusitado rendimiento humorístico y una visión suavemente mordaz y tierna a un tiempo de la ciudad elegida y de los habitantes que la pueblan. Sólo por excepción recurre a las alusiones a aquellos acontecimientos de actualidad,  que resultan siempre agradecidos, pero efímeros, y prefiere por el contrario, aquellas situaciones, que, si bien remiten a una época concreta, adquieren un significado más amplio y revelador de la condición humana.
 


ROSA NOVELL/EDUARDO MENDOZA
Ahora, Rosa Novell, en coproducción con el Teatre Lliure, ha preparado esta versión escénica consistente en una particular lectura dramatizada de la novela de Mendoza. Porque la actriz y directora lee el texto narrativo y acompaña esa lectura con muy escasos movimientos escénicos – se desplaza de un sofá a un atril muy próximo en el espacio -, con una acción teatral prácticamente insignificante y, eso sí, con efectos musicales que ejecuta ante los espectadores Eugeni Roig desde un aparatoso equipo y desde una batería que no se utiliza hasta el final de la función (y su uso entonces es simplemente testimonial). Sólo en dos o tres ocasiones, Roig entra en el juego teatral con algún pequeño guiño que rompe la elemental simplicidad del juego. Ciertamente el texto está leído con intencionalidad – a veces demasiada marcada -, con ritmo y con una entonación trabajada, que evita la monotonía a que podía abocar una lectura más convencional. Sin embargo, decepciona la gestualidad, roma y previsible, convertida en mera e innecesaria ilustración de lo que el texto dice, por lo que resulta redundante y, con frecuencia, empobrecedora, pues la agudeza alusiva de la letra se ve empañada por la tosca traducción a un lenguaje corporal mostrenco.
 
Parece ganar terreno, sobre todo en el ámbito del teatro catalán, esta fórmula consistente en la recuperación - ¿nostálgica? - de obras narrativas recientes. Hemos tenido ocasión en esta misma temporada y en la anterior de asistir a algún otro espectáculo de este tipo. Pero más allá de la crítica que pudiera plantearse a un cierto oportunismo de las operaciones y a una actitud excesivamente comercial y hasta conservadora o, al menos,  sentimental, algunos de aquellos trabajos resultaron imaginativos, teatralmente elaborados y escénicamente atractivos. Podemos recordar, por ejemplo,  la escenificación de Crónica sentimental de España, a partir de los textos de Vázquez Montalbán. Sin embargo, este Sin noticias de Gurb se ha apoyado en exceso en las virtudes de la novela y ha descuidado un tanto las obligaciones de la escenificación.
ROSA NOVELL

Pero sería injusto no reconocer que el público recibe con agrado el espectáculo que ahora comentamos. En la función a la que yo asistí, la sala estaba completa y los espectadores siguieron con risas continuas la lectura de Sin noticias de Gurb, tantas que, en no pocas ocasiones contagiaban a la propia actriz. Al final, premiaron con prolongados aplausos el trabajo de Rosa Novell  y Eugeni Roig, y, entiendo,  la brillante novela de Mendoza, que se lee casi con escasas modificaciones respecto al original.


Eduardo Pérez – Rasilla
Copyright©pérezrasilla


Teatro Español
Sala Pequeña
Director: Mario Gas
C/ Príncipe, 25
28012- Madrid
Concejalía de las Artes
Ayuntamiento de Madrid.
Tf. 91 3601484
Metro: Sevilla y Sol
Parking: Pz. Santa Ana,
Pz. Jacinto Benavente y Sevilla.
http://www.munimadrid.es
Entradas: Sucursales de la Caixa de Cataluña
y Tel-entrada (24 horas) 902 10 12 12

 

Última actualización el Sábado, 01 de Mayo de 2010 12:00